Libro de notas

Edición LdN
Textos del cuervo por Marcos Taracido

TdC es un diario de lecturas, un viaje semanal por la cultura. Marcos Taracido es editor de Libro de notas. Escribió también las columnas El entomólogo, Jácaras y mogigangas y Leve historia del mundo [Libro en papel y pdf]. Ha publicado también el cómic Tratado del miedo. La cita es los jueves.

Lecturas julianas

El mono de Hartlepool (Wilfrid Lupano / Jérémie Moreau, dib-buks, 2013). A principios del siglo XIX un mono sobrevive al naufragio de un barco francés frente a las costas de un pueblo inglés. Sus habitantes creen que el mono es un soldado francés. Fábula divertida sobre la irracionalidad de los nacionalismos, las turbas y la ignorancia.

Los bosnios (Velibor Colic, Periférica, 2013). Estremecedor. Estampas de breves y minúsculas escenas de la barbarie de la Guerra de los Balcanes, tan cercana y ya tan olvidada.

Autobiografía no autorizada I, II y III (Nacho Casanova, bang, 2008). Hay un placer inesperado en estos tebeos: asistir a una autobiografía confesional en la que el autor consigue distanciarse lo suficiente para no caer en el patetismo y al tiempo hacerse cercano. Dibujo sencillo, casi utilitario, que sin embargo cuadra perfectamente con el contenido y el tono de la historia.

Autobiografía

Monstruos invisibles (Chuck Palahniuk, Mondadori, 2003). El truco de Palahniuk es coger una anécdota extremadamente rara pero creíble, y escribir sobre sus extremos verosímilmente. Y funciona. La sociedad entera es una máscara y las relaciones personales son lo más parecido a una feria de coleccionistas. Una modelo pierde su rostro en un accidente, y ha de sobrevivir. Inquietante, dura, cómica, Chuck Palahniuk.

Fuera de lugar (Víctor Moreno, Pamiela, 2009). De muy recomendable lectura este ensayo sobre la podedumbre del mercado del libro español y sus mejores espadas. Ya escribí sobre él.

grandes preguntas (Anders Nilsen, sinsentido, 2013). Hermosísimo. Reconozco que el motivo, pájaros, cuervos, me gusta a priori, pero Nilsen logra algo fabuloso: crear todo un mundo nuevo, asentado en el que conocemos, antropomorfizando a una colonia de pájaros que, además, no dejan de serlo.

grandes preguntas

Dejen todo en mis manos (Mario Levrero, Caballo de Troya, 2007). No me ha gustado tanto como Cazando conejos, pero es un texto de Levrero, y eso ya es una fiesta. Totalmente distinta a París o Cazando…, se presenta como una novelita de provincias que poco a poco va cargándose de ese levrerismo identificado con una mezcla de quijotismo y surrealismo, con unas gotas de humor y de amargura.

Portadas

Gallinas de madera (Mario Bellatin, Sexto Piso , 2013). Bellatín es duro, difícil, exigente consigo mismo y con el lector. A veces áspero, laberíntico. Sin embargo, creo que aprovecho sus lecturas como muy pocas más. En este libro se unen dos relatos extensos que comparten el juego de la confusión, entre la realidad y lo imaginado en el primero, de ambiente alucinatorio, y la dificultad para discernir entre los narradores del relato en el segundo, que mezclan sus discursos, de profesor y discípulo, hasta el punto de fundirse en uno que sólo de vez en cuando se deshace.

Panorama (V.V.A.A., Astiberri, 2013). No me ha encantado. Es una antología, claro, y por lo tanto unos tebeos me gustan más que otros. Su objetivo es ese, el de mostrar un panorama del tebeo español contemporáneo, y no domino el terreno lo suficiente como para decir si eso se cumple o no.

Apocalipsis Z (Manel Loureiro, grammata.es / http://1libro1euro.com/, 2011). Buena imaginación, buena historia, muy mal escrito. El contenedor, diario, carece de sentido; la prosa es torpe y llena de repeticiones; y el miedo tiene que surgir de lo que se narra y describe, no de las expresiones de terror de los personajes o de que el narrador repita una y otra vez que la situación es aterradora. En fin, que no pienso leerme la otras dos partes de la trilogía.

Obras completas (Oliverio Girondo, Losada, 1968) Había leído a Girondo muy fragmentariamente y sin rigor alguno. Me sorprende la calidad global de su obra, que casi nunca decae, y me sorprende más todavía cómo, lejos de ir acomodándose, fue libro a libro exprimiendo las posibilidades del lenguaje con una ambición casi desmedida. A mí me gustan menos cuanto más exprime, pero el intento es envidiable. Me encanta esa candor e inocencia que aparece en todos sus libros como un atenuante a la dureza que expresa.

Marcos Taracido | 15 de agosto de 2013


LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal