Libro de notas

Edición LdN
Textos del cuervo por Marcos Taracido

TdC es un diario de lecturas, un viaje semanal por la cultura. Marcos Taracido es editor de Libro de notas. Escribió también las columnas El entomólogo, Jácaras y mogigangas y Leve historia del mundo [Libro en papel y pdf]. Ha publicado también el cómic Tratado del miedo. La cita es los jueves.

Apoteosis del libro digital

1. No: el libro electrónico  sí es un éxito rotundo, una eclosión vírica que se multiplica día a día y se extiende en diversos formatos y se lee, se lee en todo tipo de dispositivos y contenedores. A ellos les falta un adjetivo, los que hablan constantemente y en todos los medios de comunicación oficiales del bajo vuelo del ebook, de que no despega, de que no tiene la aceptación necesario, les falta un adjetivo: comercial: es el libro electrónico comercial el que no despega.
 
2. Y claro que no despega: seguimos esperando un volcado masivo de catálogos, seguimos esperando novedades de las grandes editoriales en versión digital; seguimos enfrentándonos, en las escasísimas ocasiones en que ofrecen el ebook, a precios imposibles y formatos propietarios o engorrosísimos métodos de pago.
 
3. No despega porque no quieren que despegue, o porque no tienen arrestos, o por ignorancia y por miedo.
 
4. Pero eso es el libro electrónico comercial: a poco que se navegue y se informe el ebook es legión: editoriales pequeñisimas que ofrecen sus versiones digitales para descarga gratuita; miles de libros que se saltan el control editorial para lanzarse a la autoedición; un mercado boyante a precios muy bajos en Amazon; autores más o menos consagrados que renuncian a sus editores para publicar por su cuenta en versión digital…
 
5. … y la ya inmensa oferta de versiones digitales no autorizadas de libros editados en papel: no hablo de empresas dedicadas al pirateo lucrativo, sino a comunidades de lectores que copian o escenean los libros que les gustan y los ofrecen al mundo, copias generalmente cuidadas y bien editadas.
 
6. Dicen que el capitalismo, como le pasó al Feudalismo o al Antiguo Régimen, llega a su fin; yo no lo creo, o al menos no considero que ese fin vaya a suponer una mejora, pero, ¿y si eso es lo que le está pasando a la industria editorial? Quizás estemos volviendo a una era pregutenberg, sin editores ni libreros, una especie de procomún libresco en el que cada cuál lanza su libro al mar con la esperanza de que se encuentre con un banco de peces, o una familia al menos, con el mismo interés con el que se contaban historias en torno al calor del hogar o en la taberna. Pero no lo creo.
 
7. Y si eso no pasa, si no caminamos a un vuelco en el modo de entender, recibir y generar la cultura, entonces estamos perdiendo todos, al menos a corto plazo, porque cada vez que un lector descarga una versión no autorizada por el autor o la editorial es un lector probablemente perdido para la industria del libro, y cuando esta se dé cuenta del error garrafal que está cometiendo, quizás sea tarde para reaccionar, y entonces, el autor tradicional, el que siempre se entregó al editor, tendrá que cambiar o callarse.

Marcos Taracido | 19 de julio de 2012

Comentarios

  1. Alber Vázquez
    2012-07-19 19:32

    Me ha encantado lo de “comunidades de lectores que copian o escanean los libros que les gustan y los ofrecen al mundo”. Personalmente, tengo una opinión bastante diferente, mucho menos benévola y más partidaria de la implementación de medidas que van desde la amputación preventiva de miembros menores hasta los pelotones de fusilamiento. Lo he repetido una y un millón de veces, y lo seguiré haciendo siempre que pueda:

    1. Sí a los proyectos honorables de libros digitales.

    2. No a los sinvergüenzas que ofrecen al mundo lo que no les pertenece.

  2. Alber Vázquez
    2012-07-19 19:48

    Oh, y eso de que no hay ebooks comerciales, habría que revisarlo. Sólo en Casadellibro.com hay 57.000 ebooks: novedades, fondo editorial, caros, baratos, de grandes grupos editoriales, de pequeñas casas editoras, en español, en búlgaro… Para todos los gustos y opciones. A día de hoy, el que no lee en digital y legalmente es porque no quiere.

  3. Marcos
    2012-07-20 22:11

    Ya lo hemos discutido más veces, Alber, así que no tiene mucho sentido insistir. Solo apunto una cosa: yo entiendo lo que tu dices, incluso puedo compartir algunas cosas, pero no se trata de eso: se trata de lo que pasa y va a pasar, quieras tú o no, y de adaptarse a ello.

    Y no des esos datos que sabes que no valen nada: en Bubok hay muchos más, ¿y qué? No es cantidad, es calidad; se trata de que si yo quiero comprar tus libros en formato digital pueda hacerlo; se trata de que quiero leer en mi ipad varios libros de Cátedra, o las novedades de Anagrama. Por ejemplo. Ah, y con un precio adaptado al digital; y sin trabas, que pueda leerlo en mi iPad, o en el Kindle de mi madre, o en el ordenador, o en el sony que me deja un amigo.

    Saludos

  4. Dubitador
    2012-07-20 22:44

    Lo que me llama la atencion del articulo es la alusion a la “industria del libro”

    Parece claro que para imprimir un monton de ejemplares, distribuirlos y comercializarlos se precisa una industria, ya que cada remesa de ejemplares requiere una conjuncion de medios y una inversion no asequible a la mayoria. Pero ahora, en principio, puedes colocar la ofrerta de un libro en una pagina gratuita y acordar el pago via un SMS premium.

    Cierto que ese SMS resulta caro y convendria centralizar el asunto para aprovechar los beneficios de escala.

    Sin embargo ya no estamos ante una inversion y riesgo singulares asociados a cada tirada de un determinado ejemplar, pues para el sitio concentrador le supone el mismo coste y riesgo ofertar 50 que 500 o 5000, mas bien la relacion coste/rendimiento mejora cuanto mayor sea volumen de oferta singular.

  5. Alber Vázquez
    2012-07-20 22:46

    Insisto y sin acritud: la queja que expones en tu columna es falsa. Podría ser cierta hace un año, pero a día de hoy no lo es. A día de hoy se puede comprar a precios más que razonables miles de libros electrónicos de editoriales que están publicando en formato digital. Lo hacen, por ejemplo, Plaza & Janes, Planeta, Seix Barral, Alfaguara, Punto de Lectura, Zeta, Akal, Destino, Espasa, Suma, Anagrama, Ediciones B y otras muchas más. Libros a precios razonables, más cerca de los cinco euros que de los diez.

    Un ejemplo. Te puedes leer a Philip Roth por menos de siete euros.

    No sé de qué nos quejamos, en serio… De verdad, es que no entiendo a la gente que, como tú (de nuevo sin acritud y de buen rollo) vivís instalados en la queja continua respecto a la industria editorial española. Se puede leer libros, hoy y en España, en formato digital, a un precio asequible y sin engorrosos sistemas de compra.

  6. Marcos
    2012-07-21 05:23

    Sí, Alber, casadellibro.com.

    Bien, te hago caso y busco libros de Aira. Encuentro dos. En ambos casos, como se puede ver en la captura ( http://librodenotas.com/images/2972.jpg ) el formato dice ser EPUB. Lo compro (relativamente sencillo el proceso, si eres cliente registrado, claro), a pesar de que me parece carísimo para ser un libro digital (10 euros). A partir de ahí puedo leerlo en la web o, ya se me avisa, descargarlo en formato AdobeDRM. PDF con DRM. Es decir: no lo puedo leer, además de que va contra mis principios. 57.000 ebooks, dices: para mí, ninguno.

    He pedido la devolución del dinero, claro.

    Saludos

  7. Marcos
    2012-07-21 06:31

    Rectificación parcial: el libro sí está en formato EPUB, aunque en la Biblioteca de mi perfil de casadellibro dice que se descarga en formato AdobeDRM. Y además: lo que te descargas es un enlace para la descarga del libro, y no sé por qué demonios SÓLO te permite abrirlo con Adobe Digital Editions. Tras investigar, logré acceder al sitio donde este programa guarda sus archivos y fue allí donde encontré el EPUB. Todo muy fácil como se ve.

    Saludos

  8. Marcos
    2012-07-21 06:34

    A que no, que canté victoria muy rápido: paso al iPad el EPUB, lo abro con iBooks y… “no se puede abrir “El congreso de literatura” (toda una metáfora). El formato es incorrecto o iBooks no puede abrirlo.”

    Ja.

  9. crivote
    2012-07-21 11:43

    Para el Sr. Vázquez:

    Con la que está cayendo, me alegro de que no sea vd. asesor del ínclito ministro Wert en temas de sanciones para infracciones de los derechos de propiedad intelectual.

    Si una persona que dedica de modo altruista su tiempo a escanear, corregir y en muchos casos traducir una obra para que muchos otros puedan disfrutar de ella (lo que en muchos casos sería imposible de otra forma) es un sinvergüenza que merece cepos y amputaciones, no sé qué calificativos reserva vd. para los directivos de las entidades bancarias, los políticos y toda la demás fauna del pinpanpun tan entretenido que nos hemos montado en esta feria.

    Y le corrijo; el sr. Taracido no se queja, expone una realidad palpable, que sólo ver el mundo y a los consumidores no solo lectores con anteojeras de productor y/o empresario cultural impide ver.

    Y el punto 3 del sr. Taracido es evidente: no despega porque los márgenes en edición electrónica son pequeños, y porque se carga todo el sector de distribución y librerías. Y todo el sector tradicional tiene tanto miedo que han usado la política del avestruz con el libro electrónico mientras repiten el mantra de que ‘no funciona, no funciona’. Pero ha llegado Amazon y al rebufo los pequeños innovadores y han tenido que mover ficha a regañadientes, y arrastrando los pies. Hasta que no caigan todos no se normalizará el mercado electrónico… Si es que para ese entonces es posible. El efecto expulsión del lector digital del circuito comercial es terriblemente cierto. Pero claro, eso también será falso.

  10. Dubitador
    2012-07-21 19:54

    En cuanto a lo que dice el sr Vazquez relativo a los “sinvergüenzas que ofrecen al mundo lo que no les pertenece” hay que puntualizar que ponen a disposición algo que si les pertenece, pues quien digitalizó el libro tuvo que comprarlo y lo que ofrece es el trabajo que tal digitalizacion le supuso. Como no media proposito ni posibilidad de lucro no ha lugar a reclamación alguna, aunque violente los deseos y espectativas de autores y editores anclados en un modelo de oferta que pretende ignorar la realidad y propiedades de lo digital.

    Sin embargo creo tambien que la/el internet que conocemos va a mutar dramáticamente por efecto de la crisis, pues la cacharreria digital y la conectividad se van a encarecer mucho y ademas se instauraran aduanas que condicionaran y gravaran el trasiego de bits, de modo que cuando internet se transforme en algo muy parecido a los periódicos, las revistas, la radio, la TV y el cine, ese internet miserable sera paradojicamente exclusivo privilegio para bienestantes.

  11. Jorge Leal
    2012-07-22 02:26

    Los que escanean libros y lo suben, están perjudicando al autor, y es malo que se considere algo bueno.
    Es fácil ser altruista con lo que no es de uno.
    Lo que veo es que siempre hay una excusa
    para subir o descargar un libro de forma ilegal. Si un autor no tiene una versión digital de su libro, ahí está la excusa, y si lo sube, ¡ah! el autor lo subió, y si está en internet cualquiera puede “compartirlo”, porque si no quieres que te copien no lo subas a internet, pero si no lo haces, caes en la primer excusa.
    Con el tiempo, no sólo los autores se van a perjudicar, sino también los lectores, pues qué escritor serio va a querer regalar todo su trabajo. Los que dicen que lo harían es porque en el fondo saben que nadie, o muy pocos comprarían sus obras.
    Yo publico en blogs, y los “altruistas” que toman mis cuentos me la están haciendo cada vez más difícil. La mayoría no cita la fuente ni el autor. Es muy duro ver mis cuentos por ahí, aunque tenga muchas visitas y hasta gane dinero con los anuncios. Si en el futuro todos los escritores van a tener que soportar esto; escribir mucho para ganar poco por cada obra, y ver como las “comparten” indiscriminadamente, muchos van a dejar de escribir, porque se van a sentir algo tontos por tener que regalar tanto; así me siento yo a veces.
    Bueno, Saludos.

  12. Alber Vázquez
    2012-07-23 20:27

    Vale, Marcos, no dudo ni por un instante que hayas tenido los problemas que citas. También te digo que existen otras experiencias de compra bastante menos tormentosas.

    Pero acepto lo que dices. El mensaje de fondo que, a pesar de todo, me gustaría transmitir, es que el libro digital comercial y legal avanza en España. ¿Hay empresas haciéndolo mal? Sí. ¿Existen implementaciones desastrosas? Sin duda. ¿Es excesivo el precio de diez euros por un libro de Aira? Quizás también.

    Pero no creo en manos negras. Creo que la industria editorial española intenta vender libros digitales y que comete errores, pero sigo sin estar de acuerdo con tu punto 3. Sinceramente pienso que las empresas quieren vender, sobre todo en tiempos como los actuales, donde todo el sector se halla en la cuerda floja. Pero calma. No se pueden pedir peras al olmo.

    [Y añado de refilón que lo hacen mal las empresas españolas y también las que no lo son: caso especialmente reseñable es el ecosistema de autoedición de Amazon.es, que es perversión en estado puro y un absurdo en sí mismo (por las políticas delirantes que Amazon.es utiliza para dinamizar el producto)].

    En cuanto al tal Dubitador, una idea sencillita: cuando adquieres un ejemplar de un libro no adquieres los derechos de explotación del mismo. Punto, no hay más teorización ni discusión al respecto. Resulta humillante para un autor pasarse la vida explicando conceptos tan elementales. Me siento como cuando una mujer ha de explicar que el hecho de llevar minifalda y estar muy buena no confiere a nadie el derecho a sobarle el culo.



LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal