Libro de notas

Edición LdN
Textos del cuervo por Marcos Taracido

TdC es un diario de lecturas, un viaje semanal por la cultura. Marcos Taracido es editor de Libro de notas. Escribió también las columnas El entomólogo, Jácaras y mogigangas y Leve historia del mundo [Libro en papel y pdf]. Ha publicado también el cómic Tratado del miedo. La cita es los jueves.

Versiones y bula de los grandes: el Génesis de Crumb

Hay dos aspectos muy interesantes del mundo del libro para los que el Génesis de Crumb sirve como ejemplo de cómo no se deben hacer las cosas. Por un lado está el modo es que se lleva a cabo una versión de una obra precedente, y por otro el de la supuesta labor de filtro y selección de las editoriales.

Génesis, de Robert Crumb – Ampliar
Una versión siempre ha de ser otro. La mímesis no tiene cabida en la creación literaria, pues las obras son únicas y su reproducción más o menos exacta responde sólo a objetivos industriales y de mercado; en este sentido, el cine últimamente nos trajo pruebas de esta práctica: las reproducciones recientes, plano a plano, de Psicosis (Alfred Hitchcock, 1960 – Gus van Sant, 1998) y de Funny games (Michael Haneke, 1997 – 2008) tenían un único objetivo comercial: atraer nuevo público a producciones que por su antigüedad o procedencia no habían llegado al público americano. Su aportación a la obra original es, por lo tanto y desde el punto de vista artístico, nula. Descartemos esto, pues, como razón que llevase al autor a hacer una versión en cómic del Génesis… ¿qué mueve a Robert Crumb a realizar semejante obra titánica? No lo sé. Según él declara en el prólogo ha intentado «reproducir todas y cada una de las palabras del texto original»; además, dice que él cree que la Biblia es la palabra de los hombres, no de Dios, y que acercamiento ha sido «meramente ilustrativo». Demasiadas incoherencias. Y sí, su trabajo es un impresionante derroche ilustrativo, tanto como monótono, falto de ritmo, repetitivo y aburrido. Es que así es el Génesis podrán decir. Ya, pero entonces, ¿a qué versionarlo? Ni si quiera hacía falta interpretar: era necesario seleccionar, filtrar, evitar pasajes que tienen un sentido puramente contextual, buscar el ritmo narrativo: verter el texto (en realidad textos, ni siquiera hay uno sólo) original al formato cómic. El libro es desesperantemente repetitivo, con pasajes larguísimos de estancamiento, de sucesión de viñetas tan parecidas unas a otras que resulta complicado descubrir la diferencia en el aspecto de unos y otros. Hasta renuncia Crumb a la polémica: la violencia y el sexo están velados, siempre decorosos, aunque no renuncia a plasmar aquí también su peculiar visión igualitaria del cuerpo femenino: todas las mujeres, incluso las centenarias, son de carnes poderosas y pechos frugales y llenos.

Y entonces, ¿por qué la editorial publica el libro? Porque su autor está consagrado y da igual lo que publique, lo venderá. La labor de filtración y selección de la editoriales se da exclusivamente, por normal general, con autores noveles o poco conocidos; porque, ¿alguna editorial habría publicado este libro a un autor desconocido? Una edición cara a un precio igualmente claro, un libro de lujo que en Estados Unidos vendió 70.000 ejemplares en el 2009, lo cuál tampoco dice mucho de nosotros los lectores, que compramos por el nombre, aunque, ¿tenemos otras maneras de elegir?

Marcos Taracido | 25 de febrero de 2010

Comentarios

  1. Carlos Alonso
    2010-02-25 16:40

    Recomiendo el artículo de Kiko Amat al respecto. Lo podéis leer en el blog de la Escuela Moderna (laescuelamoderna.blogspot.com). Hace bastante gracia la saña con la que se caga en Dios.

  2. Marcos
    2010-02-25 16:51

    Pues en La Escuela Moderna no lo he encontrado, pero sí en Letras Libres: Y VIO DIOS QUE CRUMB ERA BUENO Muy bueno; y sí, estoy totalmente de acuerdo: coincidimos en nuestra lectura del libro, aunque yo no haya entrado a valorar el original, cosa que Amat hace con mucha gracia.

    Saludos

  3. Alberto
    2010-02-25 17:08

    La columna que hizo en su día Carlos Acevedo, justo desde el punto de vista opuesto: La magia imitativa se debe distinguir del proceso de expresión metafórico

  4. Henrique
    2010-02-25 17:10

    Totalmente en desacuerdo: es absurdo pensar que la reproducción plano a plano de “Psicosis” y “Funny games” tenía un objetivo comercial, cuando es evidente que lo más comercial hubiese sido hacer ambas nuevas versiones más accesibles al público en lugar de replicarlas. Es completamente disparatado.

    Sí veo un sentido artístico en el “Génesis” de Crumb: la literalidad con la que ilustra la Biblia pone de manifiesto que sus obsesiones como artista funcionan a la perfección dentro de algo aparentemente tan alejado del dibujante como la Biblia. ¿que renuncia a la violencia y al sexo? Hay viñetas de cráneos abiertos y de incesto.

    La mímesis de Crumb sirve para, desde el mismo texto, encontrar énfasis en ciertos momentos: desde la obsesión hebrea por la memoria (los absurdos árboles genealógicos) como la progresiva pérdida de protagonismo de la mujer.

    Vamos, que la música puede ser la misma, pero como se interpreta, no.

  5. Carlos Alonso
    2010-02-25 18:46

    A mí que Crumb haga el Génesis me cuadra bastante: por sus obsesiones (el muslo vintage) y por su contexto (EEUU es un pais muy religioso y el Génesis, el libro más incomprensible y, por lo tanto, el más usado para dar miedo, es decir, el más religioso). Crumb, siendo literal en su tratamiento, deja en evidencia lo que ese libro es: un compendio de enajenamiento místico y de cochinadas hebreas. Vamos, que a mí me cuadra todo. De hecho, una interpretación sarcástica o “pasota” me hubiese patinado.

  6. Marcos
    2010-02-26 01:21

    Alberto, comparto buena parte de las opiniones de Acevedo, pero no todas: precisamente la razón por la que él ve que es un acierto clonar la Biblia: lo siento, pero la Biblia es cualquier cosa menos coherente: no creo que haya ningún doble sentido oculto en el Génesis, si no la recopilación de textos dispersos, de distintas manos y leyendas en un único libro que difícilmente tiene unidad; y ahí empiezan los problemas de Crumb, que no adapta sino que imita casi literalmente.

    Yo no pongo en duda, Henrique, que haya arte en las ilustraciones de Crumb: lo que digo es que el libro no funciona, para mí, claro, y no lo hace precisamente porque versiona un libro que sólo funciona como leído por alguien que quiere darle un sentido religioso: si no, es lo que dije más arriba: una recopilación de textos escritos en distintas épocas y por distintas manos que resulta interesante por sus referencias históricas y antropológicas.

    E insisto: el sexo y la violencia aparecen velados: es el que hay en la Biblia, pero a la hora de mostrar una violación puedo hacer que sólo se vea una espalda o los desgarros vaginales. No juzgo en este aspecto, sólo digo que Crumb incluso renuncia a la polémica también en ese aspecto.

    Saludos

  7. Marcos
    2010-02-26 01:28

    Ah, y lo olvidaba, Henrique: ¿me puedes decir, por favor, qué hay detrás de la versión americana de Funny Games si no es el acercar a su pública una película que, por ser austriaca, jamás hubiesen visto?

    Saludos

  8. Henrique
    2010-02-26 05:46

    Claro que Funny Games US busca acercarse a ese público… pero desde luego, la mejor forma no era repitiendo exactamente la misma película ¡plano a plano! primero, porque lleva mucho más trabajo que inventarse una planificación nueva (y desde luego, es menos satisfactorio para el equipo) y segundo, porque implica que la película tiene exactamente los mismos tiempos muertos, silencios y elementos molestos que caracterizaban a la primera. Desde luego, no es una propuesta comercial, ni mucho menos: la idea de Haneke queda clara, su obra solo puede llegar al público exactamente de esa manera… y si al público no le interesa, pues no va a ser él quien de el brazo a torcer. Es una postura artísticamente coherente… pero comercialmente NEFASTA.

    Lo que ocurre con Crumb, es que no se limita a copiar el texto: lo acompaña de ilustraciones que le dan un tono, un énfasis a la historia. Mire el tamaño de las viñetas que dedica a la destrucción de Sodoma y Gomorra y mire cual es el texto original en la Biblia; Crumb está colando su voz a través de la adaptación, dejando claro a que quiere darle importancia, no está simplemente repitiendo, si no marcando aquellas cosas en las que espera que nos fijemos con mayor interés.

  9. gatavagabunda
    2010-02-26 07:12

    De hecho (y no es por chinchar) has citado dos ejemplos cinematográficos que han destacado por lo que Henrique comenta. Concretamente la Psicosis de Van Sant es considerada por Cahiers du Cinema una de las películas más rompedoras de los últimos tiempos, ahí es nada.

    (Otra cosa es lo que yo piense de ello pero no viene al caso).

    De cualquier forma, es muy interesante la idea de si la “literalidad” en las adaptaciones tiene o no una vertiente artística “propia”. No tengo una respuesta única para esto. (Oes, qué galego quedou isto. No peor sentido da palabra, claro).

  10. Marcos
    2010-02-26 09:10

    Henrique, gatavagabunda: yo no dudo de las buenas intenciones (intenciones artísticas) de los directores: dudo de las de los productores. De hecho, según tengo entendido, la versión americana de Funny Games fue una exigencia del Haneke: o se hace exactamente igual o no se hace. Y claro, no es una película que rompa en taquilla, pero si se estrena en los cines USA la película original austriaca, pues no dura dos días.

    Y no dudo que Crumb quiera colar su voz: lo que digo es que no cortando, no seleccionando material, no dándole ritmo narrativo, no adaptando el texto bíblico al formato cómic, creó una obra aburrida e ininteligible.

    Saludos

  11. Carlos
    2010-02-26 19:28

    Hola Marcos,

    Como sabes, estoy absolutamente en el lado opuesto de lo que propones. Tanto, que me parece que la opción de Crumb es infinitamente más transgresora que la posibilidad de adaptación. No creo que nadie se esperara lo que ha terminado haciendo y, teniendo en cuenta que el proyecto original era adaptar TODA la biblia, me parece que su posición, la de no dar lo que la gente cree que va a hacer, supone una noción autoral mucho mayor que la asumida por la posibilidad de la adaptación bajo los estrictos parámetros que propones. Dicho de otra manera: Crumb se ha pasado TODO lo que le rodea a él y a su obra por el forro de los cojones. Una cosa que es prácticamente imposible en esta época. ¿Qué lo ha hecho desde la comodidad burguesa que tiene en el sur de Francia? Pues mira, el tío vive en un lugar que ha pagado, literalmente, con sus dibujos, así que como si no quiere hacer nada más nunca.

    Pero, más allá de eso, hay dos puntos que me chirrian bastante.

    1. Cuando dices “Su aportación a la obra original es, por lo tanto y desde el punto de vista artístico, nula” me parece que pecas de una noción del valor artístico que es decimonónica en cuanto no permite la copia o la imitación. Qué el sexo sea velado, por ejemplo, tiene que ver con una noción propia del texto donde, precisamente, no se detalla un sexo femenino desgarrado. Pero lo que me llama la atención es que formulas una crítica en función de lo que tú crees que se debe hacer en cuanto a una adaptación y luego la sostienes bajo esos parámetros. Cosa que me parece muy respetable, pero sigo pensando que peca de conservadora.

    2. “[…]¿por qué la editorial publica el libro? Porque su autor está consagrado y da igual lo que publique, lo venderá. La labor de filtración y selección de la editoriales se da exclusivamente, por normal general, con autores noveles o poco conocidos; porque, ¿alguna editorial habría publicado este libro a un autor desconocido? Una edición cara a un precio igualmente claro, un libro de lujo[…]”. No creo que haya un mero interés mercantil (sobre todo teniendo en cuenta que por tu posición, que muchos comparten, se podría haber dado una hostia importante) como si lo hay en las cosas que Crumb ha editado por Taschen: Sketchbooks concretos de difícil asimilación como “libros” ya que su propia factura, su edición, es un rejunte sin orden ni concierto. Por otro lado, creo que no es un problema que a Crumb se le edite lo que quiera, no es un Paulo Coelho o un Tomine, es un Autor con mayúsculas del cual no podemos prescindir bajo ningún concepto. Tampoco me parece que en EEUU sea un libro caro, ni de coña una edición de lujo, teniendo en cuenta lo que sale allí un libro “de estreno”. Aquí ha salido más dinero, y si que puedo entender que hables de lujo, pero no me cabe ninguna duda que ha sido el mejor precio posible teniendo en cuenta la calidad de la edición: mucho mayor que la edición americana.

    Pero tampoco pasa nada, yo creo que sí que hay un trasvase en cuanto a las nociones del cómic y si que hay un ritmo, pero es el ritmo propio de lo que adapta. Puede ser, como dices, “una obra aburrida e ininteligible” pero eso es, exactamente, el Génesis en su versión ecuménica.

  12. Marcos
    2010-02-27 00:58

    Obviamente no me he sabido explicar, Carlos, pues me achacas cosas con las que yo mismo no estoy de acuerdo, y creo no haber mantenido. Veamos:

    - Yo no digo que su Génesis sea transgresor o deje de serlo; no siquiera me meto con que sea la obra que quería hacer él o no, o sea o no consciente de qué hizo exactamente. Mi posición es la del lector que se enfrenta a una obra y que percibe que no funciona: que está descompensada, que abunda en aspectos repetitivos y sin interés alguno. E insisto: como lector, poco me importa que la obra sea un remake respetuoso con el original: si defendemos (yo lo hago) que cualquier película que adapta una novela sea “otra cosa” distinta a la novela y no sólo utilice un nuevo lenguaje sino que SEA una película y no un calco, pues lo mismo para Crumb. Resumiento mucho: si yo hago una versión de una novela llena de errores y sinsentidos y repito esos errores y sinsentidos, mi obra estará llena de errores y sinsentidos.

    - La frase que citas (“Su aportación al original…”) se refiere a las películas que cito, no a Crumb. Y lo del sexo, ya lo dije antes: en ningún momento critico que la violencia y el sexo no sean más explícitos: comento simplemente, porque se habló mucho de la supuesta polémica que traería el libro, y por los antecedentes de Crumb, que ni siquiera buscó por ahí la polémica. Y de nuevo: hombre, toda crítica es personal, por mucho cánones que creas seguir, pero creo que estaremos de acuerdo en que cualquier remake, como dije más arriba, tendrá que aportar algo distinto a lo ya hecho, y eso es lo que vengo a decir; podemos, claro, estar en desacuerdo en que yo crea que Crumb no aporta y tú que sí.

    - Yo tampoco pongo en duda que Crumb se haya ganado respeto y todo eso. Yo planteo claramente: ¿alguna editorial en el mundo publicaría ese libro a un perfecto desconocido? Y hombre, está claro que la edición es una pasada y que, por lo tanto, tiene que ser cara, pero el caso es que yo me gasté 30 euracos como imagino que se los gastó todo el mundo: porque es una obra de Crumb y promete, y, como a cualquier autor de su talla, es realmente complicado que cualquier cosa que edite sea un fracaso en términos comerciales (puede no ser un boom, pero no un fracaso) por eso precisamente: porque lo compramos igual, digan lo que digan.

    Saludos

  13. samuraiperez
    2010-05-10 12:55

    No sabía que dibujaba tan bien, el h de p.
    ¡Buenisimo!.



LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal