Libro de notas

Edición LdN
Textos del cuervo por Marcos Taracido

TdC es un diario de lecturas, un viaje semanal por la cultura. Marcos Taracido es editor de Libro de notas. Escribió también las columnas El entomólogo, Jácaras y mogigangas y Leve historia del mundo [Libro en papel y pdf]. Ha publicado también el cómic Tratado del miedo. La cita es los jueves.

Montt o la viñeta barroca

Yo crecí con Mafalda. Leía una y otra vez sus libros hasta que formaban un surco en alguna de las partes del cerebro, aquella en que también se acumulaban otras ilusiones de civismo y ansias de revolución. No creo que sea justo reducir al personaje a una lectura juvenil que alimentaba los pájaros, porque estoy convencido de que ese poso sirve para que los gorriones se conviertan en aves con más peso y templanza, premura quizás de los vencejos frente a la ingravidez de los albatros, una promesa de ataraxia. El caso es que más tarde vino el otro Quino, el de esos álbumes casi mudos, de historias muchas veces a una página, pero cargadas de elementos que la desbordaban; un Quino mucho más ácido, escéptico, irónico, mucho menos coyuntural, menos político y más existencial.

En dosis diarias (Ediciones B, 2008) recoge una selección de las viñetas que Alberto Montt viene publicando en su bitácora. El pincel de Montt está contruido con las esquirlas y los restos que dejaba Quino en los aledaños de su mesa de trabajo, pero, me atrevo a decirlo, Montt lo supera en al menos un aspecto: su mundo es muchísimo más rico, más profundo, más significativo. El autor chileno traza un único cuadrado dentro del cual introduce todo un universo que, siempre, se sale del marco para deslizarse y e impregnar las manos (o los ojos) del lector. El humor, de sonrisa y carcajada, jamás se vulgariza, y casi nunca desciende a la necesidad del contexto, sino que apunta a la raíz de una sociedad que no es la del dibujante, sino la de un lector ubicuo. La religión, el amor, la amistad, la literatura… normalmente se presentan como un juego dual, un sistema dialógico de contraposición de caracteres que explican el mundo y a nosotros a través no del recurso al escarnio o la degradación, sino de la paradoja como motor del mundo. Y es sorprendente el abanico de recursos, casi un manual de retórica, tanto a través de breves textos como visuales: los juegos de palabras con refranes, proverbios, frases hechas, metáforas, sinécdoques, hipálages, elipsis… el uso de la antropomorfización de animales y cosas es interesantísimo, pues suele utilizarlos en un juego especular en el que costumbres humanas y animales se confunden y funden unas con otras, de modo que acentúa la significación y desnuda nuestra visión del mundo: la suya, la del autor, es la de quién observa un teatro gobernado por un dios y un diablo, y lo mira con la ternura del que ve reír a un niño al borde de un abismo.

Tengo un ejemplar impreso en Buenos Aires. Hay que decir que la editorial tuvo el acierto de creer en un autor desconocido, pero no se entiende que, publicado en su sucursal chilena, no aparezca el libro en el resto de paises, ni en España. Contarles que queremos poder comprar el libro en nuestro entorno es lo poco que podemos hacer.

Marcos Taracido | 25 de septiembre de 2008

Comentarios

  1. germán
    2008-09-25 21:38

    … y además, como dicen los brasileños, “es nuestro”, este dibujante con nombre de puerto del sur. Muy acertada la nota, Marcos, una valorización importante del trabajo de un creador con mundo propio y con una capacidad de explotar el “fuera de cuadro” impresionante. Comparto el entusiasmo. Saludos.

  2. Manuel Ortiz
    2008-09-26 01:39

    Conocí las viñetas de Montt a través de vuestra página. Y desde entonces acostumbro a verlas casi a diario. Algunas de ellas las retengo en la memoria con una fuerza y una intensidad que a mi mismo, desmemoriado atroz como soy, me sorprende.

    Es tan sorprendente como lamentable que nadie en esta especie de país se haya interesado todavía en publicar los trabajos de Montt. Sería un acierto que lo hiciérais vosotros.

  3. Merche
    2008-09-26 05:57

    Preciosa descripción del universo Montt.

    Por cierto Marcos, gracias a ti he aprendido lo que es una hipálage. Anda que no me culturizo yo con LdN… ;-)

  4. Cayetano
    2008-09-26 16:17

    Cierto Merche, una pastilla al día de LdN culturiza bastante. Por cierto: A mi me gusta Montt

  5. rolando gabrielli
    2008-09-27 02:10

    Hola, amigos, me enviaron esta nota, como suele ocurrir en Internet, y la comparación me parece innecesaria, una amiga me dijo: pareciera que la elaboró un argentino. La ironía quedó temblando frente al horizonte del mar…Lo importante, es no demeritar a nadie, disfrutar a ambos caricaturistas en sus épocas, niveles, mundos, filosofías, planteamientos.

  6. Marcos
    2008-09-27 02:24

    Rolando, no pretendía en ningún modo infravolarar a Quino, ni mucho menos; se trata de artistas de generaciones bastante distantes, y me limito a apuntar que el más joven se ha aprovechado de lo que hizo el mayor, y ha sabido superarlo en algunos aspectos: no creo que eso sea “demeritar” a Quino, sino más bien al contrario. Y todo tiene su contexto: Mafalda responde a una coyuntura muy determinada y su materia está mucho más anclada a las coyunturas sociales y políticas que sus albumes posteriores. No sé si eso es mejor o peor (digo que yo crecía, y muy contento de ello, con Mafalda), pero a mí me gustan más las obras universales, aquellas que no dependen de interpretaciones locales o temporales restringidas.

    Gracias por la sugerencia, Manuel, pero esperemos que Ediciones B recapacite y ofrezca en España ese libro, y no sólo en Chile.

    Merche, por dios, hay cosas que es mejor no saber nunca. La curiosidad hay que tenerla siempre atada y soltarla a veces, como quien saca a pasear al perro.

    Saludos

  7. Lucas
    2008-09-27 12:18

    Admiro mucho a Montt. Antes que nada, eso.
    Pero no estoy de acuerdo con eso de que el mundo de Montt es más rico, o más universal, que el de Quino. Las infinitas traducciones de Mafalda lo comprueban. Además Mafalda no es todo lo que Quino ha hecho. Irónicamente, una recopilación de historietas de Quino se llama Esto no es todo, y en ninguna de ellas aparece ningún personaje de la clásica tira. Creo que aunque no fue la intención, la frase comparativa puede sonar a infravaloración.

    Simplemente una opinión. Saludos,

    L.

  8. rolando gabrielli
    2008-09-27 23:49

    Marcos, sin duda, Quino es Universal por donde miremos a Mafalda, en el tiempo, su temática, profundidad, ÉXITO, hasta hoy, porque es más que una viñeta aislada, responde a toda una filosofía, son historias de la Vida. Sus lectores están en todas partes y siguen llegando.

  9. Antonio Martínez Ron
    2008-09-28 20:16

    Montt tiene un don.

  10. Ana Lorenzo
    2008-09-29 02:48

    Me encantan las viñetas de Alberto Montt. La verdad es que sí me hacen rememorar a Quino, por la agudeza con que los dos resumen en un dibujo (o varios) y en apenas unas palabras, el mundo entero, tan mezquino, tan entrañable.
    Pero no creo que Mafalda estuviera anclada, toda ella, en unas coyunturas sociales: al menos no en unas que no sigan aún. Recuerdo a Mafalda haciendo un zapping y apagando la tele con un breve e irónico “Nada, en todas hay televisión”. Y recuerdo a su amigo Felipe explicando a la tortuga mientras le daba lechuga qué ignorante y feliz era ella, que no sabía que esa habitación estaba en la casa, la casa en el país, el país en el mundo, el mundo… Los dos juntos comiendo lechuga.
    La verdad es que, tras Quino, no pensé que ninún humorista me interesara hasta que, tachán, conocí las viñetas de Montt. Así que, Marcos, entiendo la comparación.
    Un beso.

  11. Marcos
    2008-09-29 04:14

    Es evidente que la comparación fue un error, pero más que nada por lo que pueda tener de perjudicial para Montt. Claro, Ana, que no todo Mafalda es coyuntural, pero sí una parte importante de sus viñetas, sobre todo las de carácter político, que no son pocas. De todas formas, no hay para tanto: hay que leer mi comentario desde un punto de vista histórico: como ya resalté, son generaciones muy distintas, y es lógico que alguien realmente bueno se apoye en otro genio y, en algunos aspectos, lo supere. Que Fernando de Rojas supere a Don Juan Manuel no significa que históricamente uno sea mejor que otro. Por otro lado, ya me cuidé de separar Mafalda del resto de la producción de Quino.

    Saludos

  12. Ana Lorenzo
    2008-09-29 19:12

    Bueno, me arriesgo a parecer pesada, Marcos, pero a mí me parece que el traer a colación a Quino es acertado porque el humor de Montt es tan agudo, tan cruel y tan tierno a la vez como era el de aquel, y porque ambos cogen el mundo entero como sujeto de sus miradas.
    Un beso.

  13. rolando gabrielli
    2008-09-30 01:03

    Todo arte verdadero, tiene su secuencia, consecuencia, vigencia, solvencia, y nada parte del aire. Sólo detengámosnos a pensar las deudas existentes en Poesía. Qué edad tiene Montt? Por qué no ha editado un libro, si Chile tiene tradición en el mundo de las caricaturas: Pepo/Condorito?
    Esta opinión es devastadora:“El pincel de Montt está contruido con las esquirlas y los restos que dejaba Quino en los aledaños de su mesa de trabajo, pero, me atrevo a decirlo, Montt lo supera en al menos un aspecto: su mundo es muchísimo más rico, más profundo, más significativo.”. ¿Supera a Quino en poca cosa? Hace 35 años Quino dejó de editar Mafalda. Poderosas esquirlas en el tiempo….

  14. Alberto
    2008-09-30 01:09

    Con la Iglesia hemos topado, o lo parece al menos.

    En fin, qué manía con defender a quien no ha sido atacado sino alabado. Pero es lo que tiene el talibanismo con ciertas cosas.



LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal