Libro de notas

Edición LdN
Textos del cuervo por Marcos Taracido

TdC es un diario de lecturas, un viaje semanal por la cultura. Marcos Taracido es editor de Libro de notas. Escribió también las columnas El entomólogo, Jácaras y mogigangas y Leve historia del mundo [Libro en papel y pdf]. Ha publicado también el cómic Tratado del miedo. La cita es los jueves.

Fragmentos de un diario roto, V

Viernes, 11 de abril
Me llega el número 16 del Boletín Ramón, ilustrado esta vez con unos dibujos de David Vela sobre textos de Gómez de la Serna en torno a la muerte, dibujos que conjugan como era necesario humor y dramatismo.

Sábado, 12 de abril
Leo una entrevista con Oliver Sacks (Babelia) en la que cuenta cómo un paciente, tras ser elegido por un rayo, despertó del coma con su cerebro trastocado de tal modo que tenía ahora unas capacidades musicales inexistentes antes de la descarga. Hace poco también escuché contar a un neurólogo el caso de un peridista deportivo que sufrió un derrame cerebral y cuando se recuperó se había convertido en un exquisito gourmet y es hoy un afamado crítico culinario. Prefiero, en todos los sentidos, lo del rayo.

Sábado, 19 de abril
Sólo quisiera tener un poco, sólo un poco, de la entereza y valor para afrontar la enfermedad que muestra Carlos Cristos en Las alas de la vida.

Lunes, 21
De entre la habitual bazofia de la televisión a veces surgen pequeñas maravillas como esta o esta otra.

Martes, 22
Al llegar a casa me encuentro con dos individuos que, aparcado el coche, esperan en el portal. Me informan de que (ya sabré) se han cometido varios robos en la zona y de que su empresa me ofrece un plan de seguridad para mi hogar. Estuve torpe; les dije que no me interesaba, sin más. Tenía que haberles pedido que se identificasen y que me diesen detalles sobre los robos: cuándo, en qué casas, cómo, qué. Tenía que haberles hecho después una queja formal, y dirigirme más tarde a la propia empresa para protestar. No, no hubo robo alguno, y es la táctica más rastrera que conozco para hacer negocio. Aunque, la del miedo, sea desde hace tiempo una política de Estado.

Viernes, 9 de mayo
Uno de mis alumnos, presentando un trabajo de grupo sobre la poesía barroca, nombra, hasta cinco veces, el título de una obra de Góngora: El Polígamo y Galatea.

Miércoles, 14 de mayo
Estamos tomados por los gavilanes. Sobrevuelan los campos y pinares y acechan sobre los cables de la luz como pequeños buitres aparentemente desganados. A todos los vuelos y planeos prefiero el momento exacto en que se abandona sobre el aire, un brevísimo instante en que está suspendido en un vacío que podría llevarlo a la caída o a remontar el vuelo. En cualquier caso, han espantado a las cornejas y los grajos, y se echan de menos esas reuniones de enlutados que rodeaban la casa. El silencio, eso sí, ha relevado a los graznidos.

Marcos Taracido | 15 de mayo de 2008

Comentarios

  1. Alberto
    2008-05-15 20:27

    Curioso, vi hace muy poco un viejo capítulo de House (creo que se llamaba “Medio Lelo”) en el que trataba a un chico al que le ocurría exactamente eso, había adquirido talento musical tras un accidente. Es demasiado irreal, pensé.

  2. Ana Lorenzo
    2008-05-15 23:41

    Yo iba a decir que no sabía si prefería lo del rayo y a ponerte de ejemplo un espisodio de House en que el talento musical que le viene a un chico de un accidente le quita las competencias más elementales (como abrocharse la camisa, seguir una conversación, disfrutar de una vida normal…), pero veo que Alberto se me ha adelantado.
    Hay que avisar a Paco del uso del saxo de la margarita en el estercolero, a mí me parece increíble, una de esas rarezas musicales, ¿no?
    Gracias por darme a conocer las ilustraciones de David Vela.
    Aquí estamos tomados por las cigüeñas. No tiene nada que ver el planear de los gavilanes con el aletear lento o el planeo de treinta o cuarenta cigüeñas. Ninguna amenaza caer en picado sobre una presa.
    P. S.:
    Y tu alumno, ¿es chico?, ¿no será que sueña despierto con un mundo a su medida?
    Un beso.

  3. Marcos
    2008-05-16 01:00

    Chico, chico, pero por desgracia tampoco sabía lo que estaba diciendo. Pero te dejo alguna otra que tengo anotada:

    - Juan Ramón Jiménez se apodaba Azorin. (4º ESO) – Valle-Inclán escribía para los altos (4º ESO) – El modernismo se empieza a crear sobre finales del cuarto del siglo XX (4º ESO)

    Saludos

  4. Ana Lorenzo
    2008-05-16 21:35

    No sé si es para reír o para llorar.
    Por cierto, lo de que Valle Inclán escribía para los altos, ¿quiere decir algo? y ¿qué? Me mata la curiosidad.
    Un beso.

  5. Marcos
    2008-05-16 21:44

    Pues no lo recuerdo bien, pero creo que algo escuchó de que la literatura de Valle era “aristocrática” y relacionó eso con “alto”.

    Y es para reír, para reír.

    Saludos

  6. c.
    2008-05-17 23:55

    Esto va tomando cuerpo, Marcos.

    Desde el 28 de febrero tengo abierto un documento con esos FRAGMENTOS DE UN DIARIO ROTO, que espero ver publicados, porque me encantan. Ojalá que así sea.

    Un abrazo.

  7. Paco
    2008-05-19 20:42

    Sobre el “esta otra” del lunes 21, creo que tengo una en esa línea, y a mi juicio mejor. De hecho, teniendo en cuenta que no me gusta la danza, me pareció bastante alucinante: Pilobolus.



LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal