Libro de notas

Edición LdN
Textos del cuervo por Marcos Taracido

TdC es un diario de lecturas, un viaje semanal por la cultura. Marcos Taracido es editor de Libro de notas. Escribió también las columnas El entomólogo, Jácaras y mogigangas y Leve historia del mundo [Libro en papel y pdf]. Ha publicado también el cómic Tratado del miedo. La cita es los jueves.

Lecturas veraniegas, y III: Claudio Rodríguez y Antonio Marí

Cuando en el verano de 2001 entrevistamos a Antonio Gamoneda yo tuve la sensación —infantil, quizás— de ser un pionero, imagino que algo parecido a conquistar una sima que casi nadie ha coronado; por entonces Gamoneda era ya un clásico (con Edad, la recopilación de sus obras, en Cátedra), pero uno del que nadie hablaba. Se sobrepuso a su salud resquebrajada y le llegaron los premios y el reconocimiento, y disfruté sabiendo que él podía disfrutar de su encumbramiento. Y yo, como todo alpinista, ya nunca terminé de descender de la montaña.

Pero Claudio Rodríguez ya está muerto. E imagino —ignoro por completo (y quiero mantener mi candidez al respecto) cuáles son las reglas del Parnaso— que el silencio que le rodeó en vida se deberá a algo que le une a Gamoneda: su radical independencia poética de corrientes y camarillas, su voz única y diferente a todo, y su mirada otra. Leo sus obras completas (Tusquets) y el primer adjetivo al que llego es «compacta»; compacta porque no hay radicales diferencias entre su primer poemario (en 1953, cuando su grito debió de embriagar a todo el que fuese rozado por sus vahos) y el quinto y último, medio siglo después. Compacto porque la voz es la misma en cada verso: renacentista, serena, frayluisiana; un misticismo laico y natural. Él estudia su pasmo en los objetos, la hierba, la inclinación de las acacias, la espesura del polvo, los dominios del sexo, el amor y las sombras, todo aquello que se convierte en una revelación entre el estiércol, y que le explica.

Aquí ya está el milagro,
aquí, a medio camino
entre la bendición, entre el silencio,
y la fecundación y la lujuria
y la luz sin fatiga.
¿Y la semilla de la profecía,
la levadura del placer que amasa
sexo y canto?
Esta noche de julio, en quietud y en piedad,
sereno el viento del oeste y muy
querido alza
hasta tu cuerpo claro,
hasta el cielo maldito que está entrando
junto a tu amor y el mío.
Casi una leyenda, 1991

Antoni Marí reúne en La vida de los sentidos artículos y textos dispersos en revistas, suplementos y periódicos que giran en torno al arte y la poesía, a los asombros que provoca la experiencia estética, a las relaciones que mantienen entre sí y ambas con la razón. La mayoría de los ensayos se centran en el siglo XIX, en el momento en que se fraguaba el arte tal y como hoy lo conocemos, y la mirada de Marí raras veces deja de ser sorprendente e iluminadora, aunque una parte significativa del libro se centra en la tradición catalana, con lo que eso supone de dificultad añadida para quienes no la conocemos o la conocemos mal. Una lectura muy sugerente y rebosante de conocimientos. Un fragmento del prólogo quizás les ayude:

«La vida de los sentidos, la colección de ensayos que configuran este volumen, recoge la idea clásica de que la razón, la memoria y la sensibilidad —que son el fundamento de la filosofía, de la historia y del arte— son atributos íntimamente relacionados entre sí; depende los unos de los otros y son el origen y el principio de la vida. Esta síntesis de las facultades pretende manifestar la unidad subyacente de la vida del espíritu. [...] Todo conocimiento tiene su origen en los sentidos, pero la síntesis de las experiencias sensoriales acaba siendo un conocimiento de la realidad y del mundo que supera los límites de la experiencia sensorial.»

Marcos Taracido | 30 de agosto de 2007

Comentarios

  1. María José
    2007-08-30 21:41

    No conozco mucho el caso de Gamoneda, pero Claudio Rodríguez, aunque no fuera conocido para la mayoría, sí era muy valorado en determinados círculos de poesía. Yo lo vi varias veces en la entrega del premio Adonais y allí era el poeta más respetado, con diferencia, junto a José Hierro. De hecho, eso me llevó a leer sus obras completas y, aunque algunos poemas me parecen muy buenos, sobre todo de “Don de la Ebriedad”, tampoco me parecía para tanto, aunque sí de los mejores de su generación. Por allí andaba también Jesús Hilario Tundidor, que para mí era del mismo nivel que ellos, incluso me parece mejor que Hierro, pero no estaba tan reconocido.

  2. Marcos
    2007-08-30 23:49

    Claro, María José, cuando hablo del Parnaso hablo de lo que hoy es el Parnaso: los Media. Antes del 2001 Gamoneda no existía en periódicos y revistas; y fíjate Rodríguez al lado de Hierro. La obra de Rodríguez, siendo irregular y estimando yo algunos de los aspectos de su poesía “menores” o débiles, me parece fundamental en la historia de los últimos 50 años literarios.

    Saludos

  3. hb
    2007-08-31 07:21

    Gamoneda recibira con el tiempo el silencio que se merece. Es un poeta que ha retocado y sobado su obra hasta la saciedad. Parte de lo que ahora es se lo debe al Gobierno que esta en el poder. Si no fuera por esto seguiria siendo el poeta que era cuando Taracido fue a entrevistarle: un poeta provinciano y menor. Pero, como digo, el tiempo le pondra en su sitio. Y, por favor, no hay comparacion entre Claudio Rodriguez y Gamoneda. El primero es un poeta.
    Un saludo

  4. Ana Lorenzo
    2007-09-01 07:00

    Parece interesante el libro de Marí, y muy actual; hay temas que nunca pasan de moda, iba a decir, pero es lógico: al fin y al cabo llevamos toda la humanidad siendo humanos ;-)
    Qué casualidad lo de Claudio Rodríguez: lo leí hace un par de meses y me desilusionó un poco. Quizá, no sé por qué, me había hecho una idea de una mezcla de Nicanor Parra y Oliverio Girondo (ya sé, no me tiren tomates). Ahora lo estoy releyendo y lo descubro con admiración.
    Buen verano de lecturas, no te quejarás de la elección, ¿no?, variada, interesante… Tendrás que acabar con uno de Stephen King, de tantos como han recomendado.
    Un beso.



LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal