Libro de notas

Edición LdN
Tele por un tubo por Ramiro Cabana

Ramiro Cabana es comentarista de radio y televisión. Tele por un tubo dejó de actualizarse en agosto del 2006.

CORAZÓN Y FUTBOLISMO

Queridas, ¿qué tal si os tiráis al mar, un río profundo, la piscina, un lago, un embalse, con unas cuantas barras de plomo en los bolsillos? A que no. ¿A que debería ser otro el que se tirara? Esa es la sensación que tengo cada vez que la prensa, y especialmente la de la tele, se pone a hablar de sí misma. ¡Qué hastío!

Supongo que habréis visto el reportaje a toda página en El País del domingo, uno titulado “El espectáculo frente a la información”. En él aparecen varios jerifaltes de la sección de informativos de varias cadenas subiéndose a la burra de la queja, a la del cinismo y a la de la constatación de lo que ya sabíamos: están ahí para vender.

Y yo estoy de acuerdo con lo que ya sabemos. No me quejo, queridas. Creo que la tele siempre ha sido teletienda y es mejor vender que trabajar por un sueldo normalillo, como hacéis vosotras.

Ahora voy a sugerir una forma de incrementar las ventas durante los informativos, ¿eh mis guapas? Así, las que queráis espectáculo, lo tendréis. Las que queráis información, la tendréis. Y las fuerzas oscuras que quieren dinero, lo conseguirán.

Todas habéis visto en los programas del corazón cómo persiguen al personal famoso, cómo lo pillan en contradicciones, cómo lo ponen entre el grito y la pared. Vuestro eterno servidor, o sea yo, sabe que lo habéis visto porque esos programas parecen tener los mejores índices de público. Si no, no habría tantos como hay enfermedades víricas.

Vale, pues propongo lo mismo para los informativos. Propongo que los reportajes sean en el mismo tono ironiquillo y cutre tan de vuestro agrado cuando se trata de dar caña al novio de la novia de la novia del famosillo que pasó de moda la semana pasada. Propongo, en plan Aquí Hay Tomate, que cuando un político salga y diga cualquiera de sus mentirijillas habituales, una voz en off diga: “¿Ah sí? Pero chico, si hace tres años asegurabas exactamente lo contrario.” Y pongan el vídeo que lo demuestre.

Así, se acabarán las mentiras. El personal periodista no se sentirá “manipulado”. El personal anunciante estará feliz porque se incrementará el número de su posible clientela. Y el personal directivo se frotará las manos de pura avaricia viendo cómo se va llenando la hucha de su empresa televisiva.

Las presiones de las que tanto se nos queja el personal periodista de la tele se acabarán por una sencilla razón: la pasta. Si hay pasta para todas, queridas, ¿qué discusión, qué presión cabe?

Si el futbolismo ha llegado a la política (hace miles de años), y las noticias son tratadas como crónicas de los partidos (políticos o de fútbol), y todo el personal está queriendo meter gol de tacón o de vaselina, y las encuestas sirven para contarnos cómo va la liga, si esa es la espectacularidad en los informativos, ¿por qué no cambiar el estilo y pasarse del fútbol al corazón?

¿No sería eso mucho más divertido y mucho más veraz a la vez, mis queridas personas lectoras?

Chao, guapas.

Ramiro Cabana | 07 de marzo de 2006

Textos anteriores

-
LA ÚLTIMA [01/08/06]
-
TELEVERANO [25/07/06]
-
POSTPAPA [18/07/06]
-
TUNDRA [11/07/06]
-
CABANA NO ESTARÁ [20/06/06]
-
RELIGIO [13/06/06]
-
CABANA NO [06/06/06]
-
CABANA ÚTIL 6 [30/05/06]
-
CABANA AUSENTE [23/05/06]
-
VILLACHICA [16/05/06]
-
EL PADRECITO [09/05/06]
-
SUPERFICIAL [02/05/06]
-
JAGAOS [25/04/06]
-
LOS COMOSELLAMEN [18/04/06]

Ver todos


LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal