Libro de notas

Edición LdN
Tele por un tubo por Ramiro Cabana

Ramiro Cabana es comentarista de radio y televisión. Tele por un tubo dejó de actualizarse en agosto del 2006.

TOTALITARIAS

Muy buenas mis guapas. Hoy vamos a hablar de vuestro placer en el totalitarismo y en todas esas mandanguillas de la tele que lo presagian y/o prefiguran.

Se sabe por los índices de audiencia y por la insistencia de las cadenas de televisión que os encanta ver a la gente en la cárcel. Eso es muy feo. Y se sabe, por el enorme número de personas que acuden a las ferias de ganadería (conocidas en espeinol como castings) de Gran Hermano, que a la gente le gusta que la encierren. Queda por saber si también le hace tilín que le peguen. Para saberlo esperaremos a una versión gringa de cualquiera de estos programas-cárcel que se podría llamar Gran Guantánamo.

Este placer en lo carcelario indica un placer en el ejercicio de la autoridad por parte de otros sobre vuestra persona. Dicen las personas sin cultura escrita que sobre los gustos no hay nada escrito. Pero es muy al contrario, queridas. Sobre los gustos no se deja de escribir, y menos si se trata de los gustos sexuales. Y me parece muy mal que haya personas que opinen (en su afán micro-totalitario) que los gustos no se pueden criticar. Recordad, mis guapas, que la crítica es un ejercicio cultural-democrático. La prohibición es un ejercicio de la fuerza: la fuerza de la prohibición es un atributo clásico del totalitarismo.

Ha habido Gran Hermano, Operación Triunfo, GH VIP, un hotel de famosos, otro programa en el que unas chicas eran encerradas hasta que aprendieran a cantar y a mover sus partes de manera sugestiva, y ahora hay un Gran Hermano en el que los prisioneros tienen que aprender a cocinar y a llevar un restaurante. ¿Qué conho os pasa, que os gusta tanto ver a la gente en la cárcel?

Sigo opinando que este tipo de programas existen para que os vayáis acostumbrando a la vigilancia total. Para que no os parezca tan grave que haya cámaras y micros por todas partes. Que os observen. Que se tome nota de vuestros gustos y demás cosillas personales. Existen empresas enteras dedicadas a la acumulación de información sobre vuestras vidas. Sólo falta que alguien decida utilizarla para algo más que para venderos chorradas por el correo electrónico.

El otro día aparecieron en los Desayunos de TVE Pilar Rahola (en contra) y otros dos señores (a favor), para hablar del fumeque y la famosa ley que busca prohibirlo. Me gusta mucho ver a Rahola en la tele porque tiene muchos recursos para el debate y se conoce todas las trampas. Antes, cuando erais ligeramente más cultas, queridas, las trampas lógicas en el debate estaban mal vistas. Hoy lo único que importa es ganar. Y Rahola sólo juega a ganar. Es como esos equipos de fútbol que no juegan al fútbol, defienden con nueve y ganan uno a cero.

Su argumento, que me encanta, va por el plano estético, luego, en el último momento, su conclusión es moral, o moralista: la prohibición. ¡Me encanta! Hace años, tenía yo un amigo que hacía trampas a las cartas. Yo le tenía pillada la mayoría. Pero un día hizo trampas en un juego por pasta y le dieron una paliza. ¡Cómo me reí en el hospital cuando fui a verlo! Los argumentos estéticos que acaban en moralina los pergeña el diablo. O mejor, ese pequeño ser totalitario que todas lleváis dentro. Ese mismo que os quita la mano el mando de la tele cuando echan uno de esos programas-cárcel.

El argumento de Rahola consistía en contar una cena perfecta, con la pareja perfecta, en el restaurante perfecto, donde sirven la comida perfecta y el vino perfecto, y el personal camareril es perfecto, y todo va sobre ruedas hasta que un cabronazo enciende un puro y lo jode. HAY QUE PROHIBIRLO. (Y ya sabéis que está mal visto proponer la pena de muerte, sea cual sea el delito, pero hay maneras de percibir la propuesta en el tono, en la vehemencia de las palabras, en la indignación, esa madre de todas las prohibiciones).

(¿Y no es la ciudad, la civilización, precisamente el sitio en donde pueden vivir juntos toda clase de intereses, incluidos los contrarios?)

Llevar un argumento estético para acabar en el argumento moralista de la prohibición es hacer la clásica trampa del orador que prefiere una sola masa compacta. No la diversidad abierta. La meta de la persona totalitaria es siempre la prohibición. Después vienen las ideas para establecer castigos. En ningún momento salen ideas para que un placer estético sea compatible con otro dentro de la misma ciudad (no tiene por qué ser dentro de la misma cama o del mismo bar o del mismo museo). En ningún momento se propone que el restaurante perfecto contenga un salón fumador adonde las hordas malolientes consumidoras de la droga milagrosa que es la nicotina puedan ejercer su vicio, su placer, en paz. HAY QUE ECHARLAS A LA CALLE.

Porque su placer malogra el mío.

Más policía, más cárceles, más vigilancia electrónica, más ciudadanos vigilando a ciudadanos, más indignación ante los placeres de los demás. Lo nuestro es el estado totalitario, queridas. Eso es lo que nos gusta, lo que nos pone, lo que nos da verdadero placer. ¡Borja!

¡Borja! ¡Te prohibo que le lamas las pelotas a Tigre! ¡Y el culo! ¡Qué asco de perros! ¡Qué vicio!

Mis guapas, os dejo para poner remedio a esta situación perruna insostenible.

Chao.

PD: Si os molesta lo fáciles de manipular que han resultado los norteamericanos con esto de la guerra, echad un vistazo al experimento de manipulación de masas que fue allí la campaña contra el tabaco. EEUU es cada vez más un estado policial, queridas. ¿Os apetece seguir una senda similar?

Ramiro Cabana | 21 de febrero de 2006

Comentarios

  1. Francisco Serradilla
    2006-02-25 21:48 “Dicen las personas sin cultura escrita que sobre los gustos no hay nada escrito”; genial.

    Por cierto, sobre experimentos de manipulación de masas espectaculares tengo otros dos: la entrada de Espein en la OTAN y la construcción del metro de Sevilla, os puedo asegurar que esta última fue para caerse de espaldas.

Textos anteriores

-
LA ÚLTIMA [01/08/06]
-
TELEVERANO [25/07/06]
-
POSTPAPA [18/07/06]
-
TUNDRA [11/07/06]
-
CABANA NO ESTARÁ [20/06/06]
-
RELIGIO [13/06/06]
-
CABANA NO [06/06/06]
-
CABANA ÚTIL 6 [30/05/06]
-
CABANA AUSENTE [23/05/06]
-
VILLACHICA [16/05/06]
-
EL PADRECITO [09/05/06]
-
SUPERFICIAL [02/05/06]
-
JAGAOS [25/04/06]
-
LOS COMOSELLAMEN [18/04/06]

Ver todos


LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal