Libro de notas

Edición LdN
Tele por un tubo por Ramiro Cabana

Ramiro Cabana es comentarista de radio y televisión. Tele por un tubo dejó de actualizarse en agosto del 2006.

¿QUÉ HAY?

Hola, guapas. ¿Os apetece que vuestro pronto ex héroe contra la tele se meta en un berenjenal harto espinoso claustrofóbico y lleno de hormigas? Es mi deber y no se me ocurre nada mejor. Ni peor, ni indiferente: nada.

Bien. La cosa va de un jugador del equipo que todas las teles han proclamado campeón del mamotreto interminable llamado Liga de Fútbol, que ha cantado palabras insultativas y/o autohirientes al equipo rival, segundo en el escalafón actual. He ido de telediario en telediario y en los tres principales era perceptible esa manera que tiene la persona periodista espeinola de NO dejar notar que algo le ha tocado las partes pudendas e intocables. Es muy fácil de ver. Cuando la persona periodística espeinola (PPE) se siente indignada por algo y quiere que se note, en otras palabras, cuando le da absolutamente igual, o le importa un carajo, o se la suda, o preferiría pasarse por el bar y charlar de otra cosa mientras dura el carajillo, pero se ve obligada a explicarle a la clientela (conocida también como audiencia) lo que la clientela tiene que sentir: pues entonces la PPE grita y dice que esto es indignante, repugante y espulgante, además de purgante, y que no se debe repetir ni copiar, y que ya va siendo hora de que intervengan las autoridades, las fuerzas vivas, la comunidad internacional, toda la cohorte celestial, y sobre todo, SOBRE TODO, el comité de disciplina deportiva: ese órgano.

¿Lo habéis pillado? Si se la suda, como cuando con razón se nos acusa de racismo en los campos, montan un cirio. Es para que las veáis a ellas y no a la competencia y puedan vender más publicidad, que como dicen los altos ejecutivos en el negocio de la caja lista, es la única razón de ser de la misma. (Me encanta esa tontería de decir “misma” para no tener que encontrar un sinónimo y/o repetirse.)

Pero cuando algo de verdad les toca a las PPEs la pelambrera venérea y les hace cosquillas hasta que se encabronan, entonces, ENTONCES, adoptan una actitud muy del Caballero de la Mano en el Pecho (El Greco), muy digna ella, muy de casi decir esto es lamentable, pero sin decirlo, no vaya a ser que se den cuenta (que os deis cuenta, queridas) de que algo de verdad les ha llegado a su corazoncito lacayo y les ha hecho una punzadita de pupa.

Y es que les ha hecho pupita. PUPITA, PUPA, PUPITA, queridas y guapas. Eso es lo que les ha hecho a las PPEs que el único equipo del que hablarían, si pudieran, haya sido recordado por su cornamenta. Permitidme, permitidme, amadas lectoras, hurgar un pelín en la herida. Si por las PPEs fuera, no habría liga de fútbol de la que hablar: sólo se hablaría de los triunfos del Único Equipo. Es lo mismo con la Fórmula 1: no interesa que haya Fórmula 1, interesa Alonso (¿o es que antes os retransmitían las carreras?). No interesaba el ciclismo: interesaba Induráin (¿o es que ahora os retransmiten el Giro d’Italia?). No interesa el tenis: interesa el joven Nadal, o el ganador espeinol de turno (¿o es que os retransmiten todos los torneos?). Y así hasta que se acaben los favoritos de las PPEs.

Es lo jodido del deporte. No interesa el deporte: interesa lo mío. ¿Qué hay de lo mío, queridas? ¿Qué hay de mi maltrecha autoestima, que tanta estimulación postepidérmica necesita? ¿Qué más da el fin del mundo, si Espéin gana? ¿Qué más dan los atascos, si Benidorm es la capital espiritual del reyno, y vosotras salváis vuestras almas en medio metro de arena cuadrada? ¿Qué hay si me apetece escribir reyno con i griega? ¿Qué hay del Único Equipo, que aparece en todos los telediarios aunque no haya pasado nada? ¿Qué hay de la selección cuyas derrotas causan tal desazón y mal periodismo que las PPEs se han dado por vencidas y apenas la mencionan por obligación? Si por ellas fuese, personas lectoras de mi corazón, enviaríamos al mundial al Único Equipo, el verdadero equipo de Espein, o por lo menos de las PPEs, el equipo sagrado del que no se puede hablar mal jamás. Y si se hace, pues las PPEs pondrán la mano en el pecho y se cargarán de dignidad y contarán lo acontecido y harán ver que son objetivas. O por lo menos objetivables.

Resumiendo: si se nota, a las PPEs se la suda, si no se nota, o parece que no se nota, es que les roza la zona electrorreproductora. Y eso es lo que ha pasado con el grito del ganador que aludía al perdedor, equipo por el que la gran enorme infinita mayoría de PPEs se desvive y no duerme y lleva la ropa interior blanca. Eso es lo que hay.

Por mi parte, sin embargo, lo que hay es una maravillosa oportunidad para sacar a pasear a mi perro, Borja, el mejor salchicha del mundo. Tengo que aprovechar, mis queridas amigas personas lectoras, porque está a punto de llover, ytodo el personal del orden contratado por el ayuntamiento se recogerá para no mojarse, y un servidor podrá pasar de recoger lo que su fiel Borja deje en la acera. ¡Cuidado con lo que pisáis!

Ramiro Cabana | 17 de mayo de 2005

Comentarios

  1. GRELOSWOMAN
    2005-05-17 16:43 http://www.lavozdegalicia.es/inicio/noticia.jsp?CAT=107&TEXTO=3733524
  2. GRELOSWOMAN
    2005-05-17 16:44 TOMA YA!!
  3. Baquis
    2005-05-17 19:38 Una lágrima cayó en la arena,
    en la arena cayo una lágrima…

Textos anteriores

-
LA ÚLTIMA [01/08/06]
-
TELEVERANO [25/07/06]
-
POSTPAPA [18/07/06]
-
TUNDRA [11/07/06]
-
CABANA NO ESTARÁ [20/06/06]
-
RELIGIO [13/06/06]
-
CABANA NO [06/06/06]
-
CABANA ÚTIL 6 [30/05/06]
-
CABANA AUSENTE [23/05/06]
-
VILLACHICA [16/05/06]
-
EL PADRECITO [09/05/06]
-
SUPERFICIAL [02/05/06]
-
JAGAOS [25/04/06]
-
LOS COMOSELLAMEN [18/04/06]

Ver todos


LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal