Libro de notas

Edición LdN
Tebeos Raros por Álvaro Pons

Álvaro Pons es lector de tebeos y colaborador en diversas publicaciones. Edita La cárcel de papel, sitio imprescindible en español sobre el mundo del cómic. Tebeos raros dejó de actualizarse en abril del 2006.

Soñar es gratis

Toca hablar de Tebeos raros, y les juro que iba a hacerlo, pero es que para rara, la noticia que llegó ayer vía agencias a muchos periódicos: el grupo socialista popular ha planteado una proposición no de ley para que el Gobierno instituya un premio nacional dedicado al cómic.
Uno, que no está acostumbrado a estas cosas a buenas horas de la mañana, casi se muere atragantado con un pedazo de croissant asesino al leer la noticia. Se está hablando de tebeos en el Congreso de los Diputados, y no para echar en cara una historieta sino para decir cosas como que “la iniciativa pretende poner en su sitio al cómic con un galardón de relevancia, para que tanto los creadores de reconocido prestigio internacional como los proyectos editoriales vean recompensado su trabajo con el de los otros autores o disciplinas artísticas”.
A punto de echar la lagrimilla, oigan.
Pero tampoco echemos las campanas al vuelo. El tebeo en España es un enfermo crónico desde los años 70, tras el hundimiento de la industria del cuadernillo y del tebo infantil y con tan sólo algún falso globo como el boom de las revistas de cómic adulto en los 80. Los autores no pueden vivir de su trabajo, el concepto de industria del cómic es, cuanto menos cuestionable y, por supuesto, los tebeos siguen siendo cosas de niños.
¿O no?
La verdad es que desde hace unos años se están dando pasos en una dirección sorprendente. Pequeños, apenas perceptibles, pero que juntos están definiendo un camino que tendría como final que el cómic en España alcanzase un reconocimiento social como forma cultural y que realmente se pudiese hablar de industria del cómic.
Están ahí, sólo hace falta dejar de verlos de forma aislada y considerarlos en su globalidad: el auge del manga, que ha roto las barreras de género y recuperado al comprador de tebeos infantil-juvenil; la apuesta de algunas editoriales tradicionales de literatura por el cómic (como el caso de Anagrama y otras que están por venir); la inclusión de coleccionables dedicados al cómic en periódicos de toda índole, desde nacionales a locales; la apertura del mercado a muchas pequeñas editoriales que publican cada vez más títulos; la aparición de revistas infantiles de cómics como Mister K; la vuelta del Salón del Cómic de Barcelona a la Feria de Muestras; medallas de Bellas Artes a dibujantes de tebeos; la generalización de los comentarios sobre cómic en los periódicos, generalmente bien fundamentados…
Cada uno de ellos, por separado, no suponen ningún beneficio específico para el tebeo, pero todos juntos, de forma casi continuada, están indicando que algo se mueve en el mundo del tebeo. Que la sociedad está volviendo la cara hacia las viñetas y está dejando de verlas como una chorradilla para niños. Hay cada vez más interés cultural y económico en la historieta y justo ahora llega la propuesta del PSOE. Puede ser una tontería, pero me parece un claro síntoma de esta línea de recuperación de la consideración de la historieta.
Soñar es gratis, pero parece que cada vez más, los sueños podrían cumplirse.

Álvaro Pons | 15 de marzo de 2006

Textos anteriores

-
¡Macanudo! [15/04/06]
-
Soñar es gratis [15/03/06]
-
Futuro y pasado [15/01/06]
-
HUMO [19/12/05]
-
Del tebeo al cine [15/08/05]
-
-
Humor olvidado [15/02/05]
-
Tebeos para niños [16/11/04]

Ver todos


LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal