Libro de notas

Edición LdN
Tebeos Raros por Álvaro Pons

Álvaro Pons es lector de tebeos y colaborador en diversas publicaciones. Edita La cárcel de papel, sitio imprescindible en español sobre el mundo del cómic. Tebeos raros dejó de actualizarse en abril del 2006.

¡El tebeo (francés) está en crisis!

Manga contra BD
“¡El tebeo está en crisis!¡Horror!¡Terror!”
No son frases nuevas para el aficionado hispano a los tebeos, es algo así como el pan nuestro de cada día, una coletilla con la que termina cualquier charla, debate, mesa redonda o reunión de tebeófilos que se precie. De hecho, uno empieza a pensar que la crisis no es más que una forma de estado permanente y que lo crítico en el tebeo español sería salir de ella.
Pero resulta que no, que esas frases vienen nada más y nada menos que del Paraíso con mayúsculas de los tebeos, de ese país más allá de los Pirineos que muchos vemos como una especie de oasis universal de la historieta, donde se respeta y venera este vicio nuestro. De la Francia, entendámonos.
Y se han dicho, profusa y repetidamente durante el reciente festival de Angouleme, que acaba de cerrar sus puertas. Entre la espectacular bajada de visitantes (debida, según se comenta, a las obras en las que está inmersa la pequeña ciudad) y las cifras de ventas que se han hecho públicas estos días, la fiesta angulemina se ha convertido en una especie de funeral o de orgía de antidepresivos, según se mire. Porque los números han cantado una disminución de las ventas globales de tebeos en Francia durante el 2005. Un irrisorio 1%, cierto es, pero que se alza en su verticalidad como una especie de obelisco clavado en medio de las conciencias y que asusta muchísimo. Y no es para menos, porque ese 1% esconde un desplome de ventas brutal a poco que se analice. Mientras que el manga ha aumentado de forma inapelable su cuota de mercado, alzándose con un 40% de los títulos publicados durante el pasado año y más de un 30% de la facturación, las ventas de las colecciones tradicionales a la francesa han bajado espectacularmente, sólo aguantadas por los tres millones de álbumes del último Asterix, que sigue ahí tan irreductible como su aldea, por muy malo que sea el tebeo (y, curiosamente, el único que es capaz de enfrentarse al manga que desprecia en el contenido de esta última entrega, una paradoja metalingüística).
Si sumamos todo, es evidente que el miedo está fundado, porque se mire como se mire, las ventas de tebeos franceses están bajando, es más, está bajando el tebeo específicamente francés, lo que ha producido una desbandada de los editores a la búsqueda de talentos foráneos, vengan de donde vengan, al grito de “a los franceses no les gustan los franceses”. Un efecto colateral que ha venido muy bien a los dibujantes españoles que estuvieron en el certamen y que se han traído encargos debajo del brazo en un porcentaje nunca visto.
Es evidente que ya nos gustaría estar a nosotros en el caso francés, pero lo cierto es que la todopoderosa industria de la BD se acaba de encontrar con la horma de su zapato, con un público que se lanza con los brazos abiertos hacia el manga y sus variantes y que rechaza el tradicional álbum de género. Los primeros pasos de las grandes editoriales han sido obvios: potenciar sus líneas de manga y comprar toda editorial pequeña que edite tebeo japonés. Si en su día Delcourt compraba Tonkam, recientemente Soleil ha anunciado también la compra de acciones de dos pequeñas editoriales dedicadas al manga. Nadie quiere perder comba y ante el posible desastre todos toman posiciones, confiando en los tebeos del extremo oriente como tabla de salvación.
Lo curioso es que, en medio de esta situación de extrañeza, las grandes editoriales de literatura se acaban de dar cuenta de la rentabilidad de la BD y han entrado en la puja por obras de autor, más en la línea de pequeñas editoriales como L’Association o Ego Comme X. Es decir, que justo cuando el mercado entra en recesión, las grandes entran a jugar.
Paradojas de un mercado potente.

Álvaro Pons | 16 de febrero de 2006

Comentarios

  1. Blismo
    2006-02-17 04:29 Axteris es una caca desde que se murió el guionista. Que siga triunfando tiene sólo dos explicaciones: márketing e idiotismo; éste último es la causa del otro triunfo, el manga. No es una crisis del tebeo, sino de la sociedad.

Textos anteriores

-
¡Macanudo! [15/04/06]
-
Soñar es gratis [15/03/06]
-
Futuro y pasado [15/01/06]
-
HUMO [19/12/05]
-
Del tebeo al cine [15/08/05]
-
-
Humor olvidado [15/02/05]
-
Tebeos para niños [16/11/04]

Ver todos


LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal