Libro de notas

Edición LdN
Teatro abandonado por Alberto Haj-Saleh

Teatro Abandonado trata de recoger el 19 de cada mes fragmentos intermedios de obras teatrales que fueron dejadas a su suerte, a medio acabar, condenadas al olvido. Alberto Haj-Saleh es editor de Libro de Notas y de la bitácora Reducir al mínimo.

Más difícil todavía

Un MAESTRO DE CEREMONIAS circense. Con o sin sombrero de lentejuelas, con o sin bigote fino, con micro a lo Madonna o una alcachofa de las de toda la vida. Escenario desnudo, es más contemporáneo. El MAESTRO DE CEREMONIAS ocupa el lado izquierdo y derecho de la tarima, de forma indiferente.

UNO

MAESTRO DE CEREMONIAS: ¡Y ahora un acto radical contemporáneo! ¡Ale hop!

Dos chicos andróginos desnudos entran en el escenario, se besan, se acarician y tienen erecciones al unísono.

MAESTRO DE CEREMONIAS: ¡Aún más radical!

Pasan al sexo oral. Esperan el murmullo del público.

DOS

MAESTRO DE CEREMONIAS: (Sentado en una mesa y con unas gafas puestas) El uso de la fotografía sobre el escenario ni debe ni puede espantar al público. La gente de mediana y alta edad que han venido a disfrutar de un espectáculo clásico se han equivocado de sitio, Pedro Osinaga hace mucho que se retiró. Si no se ha retirado da lo mismo, esto no es la Wikipedia. Si no saben lo que es la Wikipedia también se han equivocado de sitio. En cualquier caso están ustedes fuera de lugar, márchense.

Decía: el uso de la fotografía no puede ni debe espantar al público. Hacemos ARTE aquí, venimos a que se nos vea y comprenda, o a que se nos vea y no se nos comprenda. Estuve en la Documenta de Kassel hace dos años y se nos vio y comprendió, éramos los normales, ¿entienden? Los normales éramos nosotros y ustedes se hubiesen quedado fuera como si tratasen de entrar en el Ritz con unas Nike blanca, horteras.

La gente que comprenda lo que estoy diciendo puede quedarse.

TRES

El MAESTRO DE CEREMONIAS canta con voz aguda, como si fuera una mujer que tuviese la voz masculina. Un chico y una chica representarán, a medio camino de la danza y el mimo, lo que va cantando el MAESTRO

MAESTRO DE CEREMONIAS: (Canta) Nada hay más triste que arrepentirse
después de un ataque de sinceridad.
Si hacía falta hablar
y hacía falta hablar.
Y tenías que callar:
tenías que pasar.
Más tarde sabrás que es mucho más suave
lo que se siente al mentir que el dolor de la verdad.

Por eso no me molestes el sueño ni me despiertes para jugar.
Quiero seguir durmiendo hasta cansarme de volar.

La pareja se marcha y el MAESTRO toma el centro del escenario

MAESTRO DE CEREMONIAS: (Ya no canta) Fíjense qué estúpida suena la letra si la recito sin música. “No me molestes el sueño ni me despiertes para jugar. Quiero seguir durmiendo hasta cansarme de volar.” Las letras de pop español de principio de los noventa marcó lo que nos quedaba por ver: con que rime vale. “Que corra la nicotina:
hay ducados en la esquina.
Que corra la nicotina :
ven a vivir al estanco.
Fuma negro, sucio blanco”
Menos Siniestro Total, lo demás no tiene sentido.
Las canciones pop de los noventa y la danza contemporánea hablan más o menos de lo mismo. Expresan lo simple porque no tienen ni puta idea de cómo expresar algo complejo.

CUATRO

MAESTRO DE CEREMONIAS: (Haciendo malabarismos con pelotas de tenis) Lo que es verdaderamente radical aquí es hablar del amor. Hay dos extremos ahora mismo: la protección total de una vida gilipollas de canal Disney que piensa que las chicas no tienen pezones y que cuando mi hijo se da un golpe y no le veo exclama “caramba, cáspita, caray”. El otro extremo es el que se caga en todo por la patilla, soy tan radical que hasta doy asco, oh yeah, oh yeah, dos caras del mismo imbécil. Asociaciones que protegen: ¡que os den por el culo! Adalides de la libertad cínica: ¡id con ellos al mismo sitio!

Deja las pelotas de tenis y coge huevos para los malabarismos. Se pone a ello

Pero como se te ocurra contar que las personas se pueden llegar a querer te señalan con el dedo y te acusan de ñoño. O apagamos el cerebro o la masa crítica nos llama imbéciles, que dos buenas opciones. Así que reto a los aquí presente que encuentre un Teatro Abandonado de meses atrás donde se hable de amor y sólo de amor, no sólo de la herrumbre que se forma cuando sólo queda la peste nauseabunda de amor muerto y podrido. Busquen, busquen, a ver qué… (se le cae uno de los huevos y se rompe) Ops.

Arroja el resto de huevos al suelo, sobre el otro ya caído

Mala suerte para el huevo.



Nota: La canción sosa es de Corazones Estrangulados, un grupo de principio de los noventa.

Alberto Haj-Saleh | 19 de noviembre de 2008

Comentarios

  1. gatavagabunda
    2008-11-19 18:49

    Para mí que el maestro de ceremonias era, antes de subirse al escenario, un espectador quemado.

    Oye, lo de la danza contemporánea lo has clavado. Y mira que me gusta, pero…

  2. Yhebra
    2008-11-22 19:08

    Yo debo ser la de las Nike blancas…


Textos anteriores

-
Telón [19/06/09]
-
No sex [19/05/09]
-
Western [19/03/09]
-
Ratas [19/01/09]
-
Justo después [19/10/08]
-
Visite nuestro bar [19/09/08]
-
Honestidad [19/06/08]
-
Edificabilidad [19/05/08]
-

Ver todos


LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal