Libro de notas

Edición LdN
Retales por Agustín Ijalba

Agustín Ijalba es escritor. Durante dos años mantuvo la columna de análisis de la realidad Por arte de birlibirloque En este espacio publicará Retales todos los lunes. Retales dejó de actualizarse en febrero de 2007.

De conciencias, gatillos y barqueros

Uno

Tengo plena conciencia de mí a partir de la conciencia del otro, y sólo si me sitúo frente al otro lograré descubrirme único a la vez que múltiple. Es a partir del conocimiento de lo que me es próximo como puedo alcanzar conciencia cabal de lo que soy. Por ello, destruir al otro implica destruirme: necesito de su vida tanto o más que de la mía, pues sólo en ella lograré reconocerme como hombre. Hay una verdad profunda que hunde sus raíces en esa experiencia vital de la autoconciencia, cuyo descubrimiento tanto debemos a Hegel. Sólo en relación con el otro alcanzaré plena conciencia de mí como sujeto.

Dos

Al levantar el dedo del gatillo, más allá de cualquier interpretación política que queramos hacer del gesto, se manifiesta con plenitud esa condición metafísicamente inescindible de la multitud que conforma a cada individuo.

Tres

Lejos de las pistolas, ligado al mundo a través de sus remos, el barquero acompasa el vaivén de las olas mientras difumina el contorno de sus ojos con un gesto leve de asentimiento: es ya muy vieja la música que se levanta con la espuma y se acerca a sus oídos a requerirle en su quehacer diario. Nunca tuerce la mirada. La corriente suele llevarle a puertos conocidos, donde siguen siendo bellas las palabras que en las tabernas relatan hechos heroicos. Y en esos hechos, que él mismo se presta a relatar algunas noches de invierno, se identifica a la vez que se consume. La travesía a la que se lanza cada mañana sabe que es sin retorno. Pero no le duele despedirse. La muerte que tan cercana vive a su barca le ha prestado días de asueto que consume rodeado de bardos. Al despuntar la mañana, un eco de sonrisas se abre paso por el alféizar de la ventana, y en ellas se detiene a contemplarse solazado y sereno. Hay remanso.

Agustín Ijalba | 27 de marzo de 2006

Textos anteriores

-
Lunes de despedida [26/02/07]
-
Ciencia y vida [19/02/07]
-
-
Discursos de poder [29/01/07]
-
Historia y vida [22/01/07]
-
Sosiego [15/01/07]
-
Estruendos [08/01/07]
-
Ciclos [01/01/07]
-
La felicidad [25/12/06]
-
-
El perdedor [04/12/06]

Ver todos


LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal