Libro de notas

Edición LdN
Reseñas por LdN

Se publican aquí críticas de libros que por algún motivo —pequeñas editoriales, escasa distribución, desconocimiento del autor, fuera de modas— no aparecen en los medios y publicaciones tradicionales.

Tengo una pistola, de Enrique Rubio

por Ana Lorenzo

Tengo una pistola.
Enrique Rubio [1]

«Cascaradenuez lleva una década sin salir de su Casa. Tiene 25 años y sólo se comunica por Internet. Cada noche sueña que es el héroe de un videojuego en una Nueva York poblada de zombis, y lucha contra ellos sin saber por qué. Cascaradenuez descarga a diario películas y canciones que sabe que nunca tendrá tiempo de ver ni de escuchar. Cascaradenuez piensa que todo proyecto es un fracaso en potencia, que la derrota es un modus vivendi natural, pero Cascaradenuez tiene una pistola…» [2]

Aparte de que la historia sea (y lo es) entretenida, la trama esté bien hilada y los personajes aparezcan dibujados con trazos rápidos, el libro de Enrique Rubio toca muchos palos en sus reflexiones sobre la sociedad del s .XXI. [3]

Es como si la novela la hubiese escrito alguien que cargase con la decepción de que este siglo no haya sido 2001, Odisea en el espacio, pero que lo mirara con el humor y la ternura propios de quien mira a un cachorro o a un bebé, a condición de que no lo mire como el protagonista, imaginando el futuro probable: su vejez, su decrepitud.

Alguien que, quizá, esperaba que a estas alturas la verdadera revolución tecnológica hubiese tenido lugar, o que tiene claro que el ser humano es físicamente, materialmente, fisiológicamente no da más de sí; por mucho que la tecnología avance como loca, el ser humano sigue teniendo que comer, que lavarse, que ir al baño, que reproducirse… Puede que la nanotecnología y lo cibernético (Cyborg) [4] sea lo que nos espera en el futuro o puede que no, pero está claro que esta enorme contradicción entre el avance tecnológico y la nula evolución del ser humano desde hace milenios («Un aparatoso cerebro rudimentario y lleno de vestigios inútiles de nuestros antepasados. Necesito más ojos y más neuronas. Sueño con el día en que me inserte varios procesadores en la corteza cerebral.» p. 91), el que tengas todo al acceso de un solo clic y no puedas encargar alimentos porque el supermercado no sirve más que martes y jueves, el hecho de que puedas conseguir en la Red casi cualquier cosa , desde un disco raro a una pistola, pero que al final te lo tenga que entregar en mano un cartero o un mensajero, no deja de ser un análisis certero y algo cómico de nuestra sociedad actual y casi global.

Cascaradenuez —en este libro conocemos a los personajes como muchas veces en la vida real: por sus nicks y por chat— se gana la vida subiendo porno a la Red, y mata el ansia de acaparar todo lo que le gusta estando permanentemente en un estado de download y nunca en el de lector, espectador, oyente, nunca disfrutando de lo que consigue [5]. Está diagnoticado de fóbico social con agorafobia, pero pueden ustedes añadirle trastornos varios.

Ya en la segunda parte del libro, la realidad para Cascaradenuez es un videojuego más del que hacer una review. La tranquilidad que le ofrece el videojuego de Liberty of the Dead, con el que sueña, en que tiene unas misiones concretas, en cuanto desvela las claves, y un punto de reinicio y una opción de Game Over, no es la de la vida real, donde no encuentra las claves sociales hasta que empieza a hacer caso a un loco más loco que él, Ænima, y toma la dimensión de los bordes de la sociedad: lo peor que le puede pasar es sólo que sea humillado, vale, ¿qué pierde, si ahora tiene una misión?, nada, y siempre puede salir del juego si tiene una pistola.

Parece que el código genético nos usa para pasar de un individuo a otro «y dejarnos tirados en la cuneta». Como la vida misma, como utilizar a los personajes para pasar de un capítulo a otro, o los libros para ir de una historia a otra (supongo que aquí había que incluir obligatoriamente la metaliteratura). El código genético, el código digital, el código analógico, el código social, el código fisiológico… podríamos acabar en un bucle eterno, que es precisamente lo que Cascaradenuez más teme de un videojuego y puede que de la muerte —y si no, ¿por qué posterga el uso del botón de PAUSE?

La vida adulta sigue siendo el patio del colegio, con los niños que estaban ahí con nosotros, porque la infancia crea también un bucle y —«Esos nombres están esculpidos en tu cerebro para siempre. / Los compañeros de colegio nunca se olvidan.» p. 20.

La novela es entretenida y tiene partes desternillantes, aunque se agradecería menos extensión y más humor, y, por pedir que no quede, un glosario sobre términos porno, sobre salmos y oraciones, y sobre los grupos musicales e intérpretes que aparecen en el libro —claro que, existiendo Google, no es tan necesario.

Tengo una pistola preview: calificación 9,2

Cascaradenuez dice: ¿Y quién c*** necesita una preview, leñe?
Cascaradenuez dice: Voy a ver si hay una review de TANIA con i © 56.ª edición
 

___________________________
[1] El autor es psicólogo. No se pierdan el personaje del psicólogo de la novela.
[2] Resumen de la contracubierta del libro.
[3] Atención, que el libro es políticamente incorrecto y que las elucubraciones sobre el porno y lo que aún no está inventado, y los salmos de un tal Ænima para «exorcizar los genes» (lo que es cascarse una paja, vaya) que están inspirados en oraciones del catolicismo, pueden herir sensibilidades. Yo les aviso para que ustedes lo tengan en cuenta, luego actúen como les dé la gana.
[4] Cyborg es un personaje del libro. Hala, a leerlo.
[5] Es capaz de matar al zombi de Woody Allen para que no escriba más guiones.

Ana Lorenzo | 31 de enero de 2012


LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal