Libro de notas

Edición LdN
Rarezas musicales por Francisco Serradilla

Visitaremos aquí, cada día cinco, intérpretes extravagantes, versiones poco ortodoxas, extrañas herramientas tecnológicas para crear o descrear la música. Quizá también recordemos a viejas joyas olvidadas. Estas rarezas se ilustrarán con videos provenientes de youtube, dejando en ellos la carga de la prueba de futuras demandas de la SGAE. No esperen encontrar aquí música de moda: está estrictamente prohibida. Francisco Serradilla también escribe Computación creativa y otros sueños.

Rompiendo barreras

Hay músicos que no son como los demás. Músicos que debido a algún tipo de discapacidad tienen que enfrentarse al instrumento de un modo diferente. Quizá esto les hace ser mejores músicos, quizá no, pero los demás nos admiramos del modo en que se sobreponen a sus aparentes límites para hacer música, y demuestran que en música los límites están para saltárselos.

El primer caso es quizá el más frecuente: la ceguera. Siempre ha habido grandes músicos ciegos, quizá porque la privación de un sentido enriquece al resto, y, después de la vista, el oído quizá sea el sentido más importante, y especialmente para la música. Así que si la cegera lo potencia, quizá los ciegos sean más aptos para la música que el resto de nosotros. Veamos al gran Ray Charles interpretando “Take these chains from my heart”, con su personalísimo balanceo al tocar.


Ray Charles interpreta “Take these chains from my heart”

David Helfgott es un pianista australiano diagnosticado con trastorno esquizoafectivo, debido a los malos tratos que sufrió de niño, llegando a ser tratado con psicotrópicos y electroshocks durante más de 10 años. Y a pesar de todo es capaz de interpretar la Rapsodia húngara n.º 2 de Liszt con enorme sensibilidad.


David Helfgott interpreta la Rapsodia húngara n.º 2, de Franz Liszt

Michel Petrucciani fue un pianista y compositor aquejado de una gravísima enfermedad ósea llamada osteogénesis imperfecta, lo que no le impidió llegar a ser uno de los más famosos pianistas de jazz de la historia. Apenas llegaba al metro de altura, y sin embargo verán cómo mueve sus pequeñas manos por el teclado para extraer maravillosos sonidos del instrumento. Lamentablemente murió e 1999 debido a su enfermedad.


Michel Petrucciani interpreta Round Midnight, de Thelonious Monk

Tony Melendez es un guitarrista nicaragüense que nació sin brazos, y es capaz de tocar la guitarra con sus pies.


Tony Melendez interpreta “Let it be”, de Paul McCartney

Nuestro último invitado es para quitarse el sombrero. Nació con sólo 25 semanas, a consecuencia de lo cual padece ceguera y trastornos de aprendizaje, además de autismo. Quizá como una pequeña compensación, la naturaleza otorgó a Derek Paravicini oído absoluto, y la capacidad de reproducir en el piano de inmediato cualquier nota, acorde o pieza musical que oye.

Lo verdaderamente complicado con Paravicini es encontrar un tema que muestre todo su potencial, ya que es difícil reflejar que de algún modo no está reproduciendo algo aprendido, como otros músicos, sino que lo está produciendo en tiempo real. Es decir, es capaz de plasmar en el piano de modo inmediato lo que tiene en la cabeza. Eso le permite, versionar, imitar, improvisar y enriquecer cualquier tema conocido.

Quizá puedan hacerse una idea con esta versión de “Para Elisa” a la manera de Bach, primero, y en estilo jazz, después. Pero si quieren ver de verdad sus capacidades, vean In the Key of Genius: Derek Paravicini and Adam Ockelford en TEDxWarwick 2013.


Derek Paravicini versiona Para Elisa, de Ludwig van Beethoven

Francisco Serradilla | 05 de septiembre de 2013

Comentarios

  1. Silvia
    2013-09-05 23:32

    Ha sido impresioanante como estas personas superan sus discapacidades y/o enfermedades, se merecen todos los aplausos del mundo¡¡¡
    Bueno hay más músicos con discapacidades, incluso con algunas que le impediráin tocar un instrumento o como a la percusionista Evelyn Glennie que con su sordera pues me parece imposible que pueda dedicarse a la música y además ser de lo mejor en su estilo¡¡
    Saludos

  2. Elvira
    2013-09-10 20:53

    No tengo claro que una persona sea mejor músico por tener una limitación, pero lo que si que es evidente, es que para llegar a un mismo nivel de habilidad con un instrumento con una limitación como una discapacidad, el mérito es mucho mayor que el de una persona que no posee dichos muros limitadores, por eso es objeto de mayor admiración, por eso y por no rendirse ante una pared difícil de escalar. Estas personas desde luego merecen nuestro respeto por semejante logro tan admirable



LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal