Libro de notas

Edición LdN
Rarezas musicales por Francisco Serradilla

Visitaremos aquí, cada día cinco, intérpretes extravagantes, versiones poco ortodoxas, extrañas herramientas tecnológicas para crear o descrear la música. Quizá también recordemos a viejas joyas olvidadas. Estas rarezas se ilustrarán con videos provenientes de youtube, dejando en ellos la carga de la prueba de futuras demandas de la SGAE. No esperen encontrar aquí música de moda: está estrictamente prohibida. Francisco Serradilla también escribe Computación creativa y otros sueños.

Instrumentos enarmónicos

Como continuación al último artículo de computación creativa, en el que hablábamos de los temperamentos pitagórico, justo e igualado, vamos este mes a ilustrar otros tipos de música que no se ajustan a la división tradicional de la octava en doce partes.

Una vez que la música occidental llegó a una situación de división igualada de la octava en doce partes, algunos teóricos de la música se preguntaron ¿por qué en doce y no en otro número de divisiones? De hecho, en la música otras culturas, como la árabe o la hindú, existe la noción de “cuarto de tono”, que se obtiene de dividir en dos partes el semitono (aunque no necesariamente por la mitad). Los instrumentos que dividen la octava en más de doce partes se denominan instrumentos enarmónicos, y la música producida por estos instrumentos entra dentro de la denominada música microtonal.

Vaya por delante que lo que esta semana traigo a Rarezas Musicales es para oídos y mentes abiertas; no obstante he seleccionado obras que a mi juicio tienen interés musical más allá de la propia enarmonía.

Vamos a comenzar con un fragmento de una obra de Charles Ives, músico estadounidense de principios del siglo XX que exploró la música microtonal en sus “Tres piezas en cuartos de tono para piano”, entre otras. En ellas se utilizan dos pianos normales, pero uno de ellos está afinado un cuarto de tono más bajo que el otro, de modo que intercalando las notas de ambos tenemos la octava dividida en 24 tonos.


Largo de las Tres piezas en cuartos de tono para piano, de Charles Ives

Pero también se han construido pianos que incluyen en su teclado los cuartos de tono. Veremos ahora una improvisación de Steve Cohn y Marek Matvija. Si se fijan el piano tiene dos teclados; el superior está también un cuarto de tono desafinado con respecto del inferior.


Improvisación de Steve Cohn y Marek Matvija (con piano de cuartos de tono)

No está muy clara la participación del tipo del fondo, pero ese es otro tema.

¿Y por qué dividir en 24 y no, por ejemplo, en 36? Les dejo ahora un preludio para órgano de sextos de tono, que divide la octava en 36 partes. Es decir, entre cada dos tonos, por ejemplo do y re, hay 6 posibles niveles (incluidos ambos).


Sixth-tone Organ Preludio No. 1 para órgano de sextos de tono, de Scott Crothers

También se ha compuesto música microtonal para agrupaciones de instrumentos. El siguiente tema está compuesto para órgano enarmónico, cuerda y percusión. Observen que los instrumentos de cuerda frotada, como la viola y el violín, no tienen el problema de los instrumentos de teclado, ya que el intérprete puede pisar la cuerda en cualquier punto del mástil, así que en principio puede dividirse la octava en infinitas partes, si así se desea y el intérprete tiene suficiente precisión y oído.


Danza macabra para órgano enarmónico, cuerda y percusión, de H. A. Stamm

Y finalmente, vamos con la guitarra. La guitarra, pese a ser un instrumento de cuerda, tiene trastes, de modo que las cuerdas no pueden pisarse en cualquier lugar. Para hacer música microtonal con una guitarra, o bien tenemos que quitarle los trastes –guitarras fretless, o sin trastes– o bien tenemos que construir guitarras que dividen la octava en diferente número de partes.

El siguiente tema está escrito para guitarra de 19 trastes por octava, es decir, que divide la octava en 19 partes, de modos que en lugar de semitonos tenemos “tercios de tono”.


Prelude for Guitar with 19 Frets per Octave, de Ivor Darreg

No se preocupen si todos los vídeos de hoy les sonaron un poco “desafinadillos”; a mí también, pero si uno los oye varias veces comienza a ablandar el oído y a descubrir un panorama musical nuevo, experimental, extraño, pero atrayente. En definitiva, lo que importa es cómo los sonidos se combinan para generar sensaciones interesantes.

Más información:
Enciclopedia de la música microtonal

Francisco Serradilla | 05 de abril de 2013

Comentarios

  1. Tútim Dennsuul
    2013-11-26 04:13

    Pues, es muy loable ke cada vez en la red se esté prestando más atención frente a este tipo de senderos muy poco transitados en la música.. ..occidental, pero lo ke sí, recalco ciertas cosas en las cuales pasas a llevar un poco los títulos, tales son los casos del video de ‘Sixth-Tone Organ’, la música en ese video está hecha en el sistema de 36 notas por octava y no 72. Sextos de tono kiere decir el tono dividido en 6 partes y corresponde al sistema de 36 notas. El otro videíllo es el de la gitarra con 19, Diecinueve, notas por octava, no 18. Exactamente es 19 debido a la integración de los enarmónicos ‘Mi# = Fab’, y, ‘Si# = Dob’, además de las otras alteraciones el cual se separan radicalmente de las igualdades declaradas en el sistema (terriblemente exhausto) de 12 notas por octava, siendo súbita sus diferencias, cada ‘#’ y cada ‘b’ corresponden a 1/3 de tono, otorgando en su total una escala diatónica con la forma 3 3 2 3 3 3 2, pues si sumas te da 19, DIECINUEVE notas por octava, nunca 18.

  2. Paco
    2013-11-26 10:34

    Gracias por tus comentarios, Tútim. He corregido en el texto tus sugerencias, que eran correctas. El fallo al contabilizar 18 en lugar de 19 es no incluir el último salto de la octava, que lleva de nuevo a la nota de partida en la octava superior, es decir, hay 18 notas diferentes pero 19 intervalos. El otro error parte de haber considerado la división en 6 partes del semitono (lo que daría 6*12=72), cuando lo correcto es dividir el 6 partes el tono (5*7+1=36), que es lo correcto.



LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal