Libro de notas

Edición LdN
Rarezas musicales por Francisco Serradilla

Visitaremos aquí, cada día cinco, intérpretes extravagantes, versiones poco ortodoxas, extrañas herramientas tecnológicas para crear o descrear la música. Quizá también recordemos a viejas joyas olvidadas. Estas rarezas se ilustrarán con videos provenientes de youtube, dejando en ellos la carga de la prueba de futuras demandas de la SGAE. No esperen encontrar aquí música de moda: está estrictamente prohibida. Francisco Serradilla también escribe Computación creativa y otros sueños.

Lole y Manuel

Creo que ya era hora de que aparecieran por aquí dos de los precursores del nuevo flamenco. Ese fenómeno musical único que fueron Lole y Manuel, nombre artístico de la sevillana Dolores Montoya Rodríguez y el ceutí Manuel Molina Jiménez, que anteriormente había formado parte del mítico grupo Smash.

Ambos fueron pareja artística y pareja en la vida real, y para mi gusto constituyen uno de los máximos exponentes de la canción por bulerías, justo en la frontera del flamenco y la canción andaluza.

Véanlos en 1980, en el programa “Ayer y Hoy del Flamenco” de Fernando Quiñones, casi unos niños, cantando y tocando “Dime”:


Lole y Manuel. Dime

No sé a ustedes, pero a mí me resulta difícil seguir después de esto. Por la voz pura de Lole, la preciosa melodía e incluso por esa letra profunda y bien construida, escrita por José Manuel Flores. Venceré la tentación de terminar aquí el artículo y haremos el esfuerzo de continuar…

Otro aspecto curioso de la pareja es su reinvención de las bulerías desde la canción por bulerías. Intentaré explicarme: la canción por bulerías consiste en meter por compás de bulerías cualquier melodía con su respectiva armonía, es decir, prescinde de la armonía “oficial” de las bulerías para usar otras diferentes. Pero la bulería es en realidad un cante festero. Lo que es marca de fábrica de Lole y Manuel es utilizar el compás y la armonía de las bulerías clásicas en un tempo lento, no festero, con letras serias y con ese lamento de la voz de Lole que le da el toque preciso para que olvidemos que son realmente bulerías. Veamos un ejemplo de esto:


Lole y Manuel. Todo es de color

Una rareza musical son estas bulerías, de corte más clásico, en las que Lole es acompañada por unos jovencísimos Rafael y Raimundo Amador en el Alcázar de Sevilla:


Lole Montoya. Bulerías

En opinión de Manuel Curao, periodista y crítico flamenco, el primer disco de Lole y Manuel, “Nuevo Día” debe ser considerado el disco fundacional del posteriormente llamado “nuevo flamenco”, anticipándose, en su opinión, a “La leyenda del tiempo” de Camarón de la Isla.

Ocasionalmente también tocaron otros palos flamencos, como estas alegrías, aunque siempre impregnándolas de ese estilo tan personal.


Lole y Manuel. Alegrías

Lole y Manuel se separaron como pareja y como artistas en 1993 y como artistas independientes ya no volvieron a tener la magia de tiempos anteriores. Como pasa en tantas ocasiones en el ámbito de la música, su creatividad juntos era mayor que la suma de las partes.

Y para terminar, otra canción por bulerías, grabada por Carlos Saura en su película “Flamencos”, y utilizada anteriormente en Deprisa, deprisa. Su letra podría parecer en el límite de lo cursi salvo que pensemos que realmente se refiere a otra cosa. ¿Es una alegoría?


Lole y Manuel. Un cuento para mi niño

PS. Algunas otras rarezas, por si quieren ampliar son un tema de Lole y Manuel en la película Kill Bill Vol. 2, Lole jovencísima cantando con su madre “La Negra”, una versión de “La Maza” de Silvio Rodríguez (que personalmente no me gusta nada) o Lole cantando con Pata Negra en una especie de ¡blues con letra en árabe!.

Para ampliar aún más aquí tienen un fantástico documental sobre Manuel Molina (45 minutos), en el que se infiere que era mucho más importante en la pareja de lo que parecía. Muy recomendable por sus opiniones sobre la fusión flamenca y sobre cómo entiende la creación musical. Si tienen un rato vale la pena.

Francisco Serradilla | 05 de septiembre de 2012

Comentarios

  1. Javi Martín
    2012-09-06 21:57

    Buen texto y necesario recordatorio de esa extraordinaria pareja artística que fueron Lole y Manuel.

    Leyendo lo de las “canciones por bulerías” de Lole y Manuel me he acordado irremediablemente del gran Bambino, que quizás fuera uno de los precursores de ese “estilo”. Bambino metía por bulerías lo que le echaran, sobre todo boleros como Dos gardenias, Bravo o Payaso. Un grande, sin duda, el de Utrera, que nunca ha recibido el reconocimiento merecido.



LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal