Libro de notas

Edición LdN
Porque me quité del vicio por Elia Martínez-Rodarte

Vicio es todo en exceso y desmesura hasta que lo abandonamos por un nuevo vicio, o nos convertimos en coleccionistas de ellos. Nunca es tarde para desechar uno y encontrar otro nuevo. De los vicios y pasiones que exponen nuestra humanidad hablaremos aquí, en este espacio comandado por Elia Martínez-Rodarte, mexicana, viciosa y escritora, autora de ivaginaria, el día 6 de cada mes.

29 de diciembre

La gente común, y a veces los astrólogos que determinan el porvenir de la gente común, dicen que cuando se acercan los cumpleaños de las personas éstas tienden a ponerse reflexivas, a echar por la borda las viejas taras para adquirir nuevos vicios que rejuvenezcan su existencia, o a buscar una forma exótica de celebración, que deje bien en claro al resto de la humanidad que la fiesta de la vida sigue, aunque no haya nada qué celebrar más que un vulgar cumpleaños.

Yo celebro mi aniversario de este viernes al otro y lo único que atino a reflexionar es que me encuentro con el mismo ataque de pánico que sufría a los cuatro años de edad, cuando la gente se arremolinaba alrededor de un pastel a cantar Las Mañanitas. En aquella ocasión de hace 33 años, mi madre me puso una falda de pana verde botella, una blusa de olanes claros y unas botas cafés, me peinó con cárieles y me instaló como accesorio adicional a mi hermano, que estaba junto a mi vestido con un inverosímil traje azul celeste que resumía en menos de un metro cuadrado de tela, todo el espíritu de los setentas.

Mamá encendió una vela en forma de patito y los presentes a la piñata de mi cuarto aniversario entonaron lo que dicta la tradición mexicana.

Avergonzada como si acabara de sentarme arriba del pastel, jamás soporté esa especie de humillación pública ensalzada con los falsos buenos deseos de los presentes. Mis piñatas eran las mejores porque mi madre era una magnífica anfitriona: siempre supe que además del vago cariño, los convidados venían a tragar. Por eso cuando apenas remontaba la estrofa de: la luna ya se metiooooooó, yo filosófica y profunda como era a esa edad, me decía a mi misma: “son unos tontos. Los odio”. Y lo hice a conciencia hasta que me dejaron de hacer fiestas de cumpleaños.

Todos los ágapes de aniversario de mi niñez fueron enormes hasta que llegaron los de mi adolescencia, llenos de nenas cómplices que nos reuníamos a comer y a hablar de novios imaginarios. Tuve una leve fiesta de quince, en el patio de mi casa, con un sonido y enormes bocinas, con una inverosímil asistencia de muchas personas desconocidas y pocas conocidas: todo el aforo a la pachanga se agradecía en una celebración cuyo máximo mérito era que se había registrado en Saltillo Coahuila una de las temperaturas más escandalosamente frías y bajo cero que se haya recordado en muchos años. Esa noche, mi amiga Erika y yo nos fuimos a la cama tras la fiesta librando el peligro de morir aplastadas bajo la lasagna de cobijas que nos montamos encima.

A partir de ahí mis fiestas se convirtieron en una especie de leyenda urbana que nadie cree.

He organizado mis fiestas, me han organizado otras, he tenido celebraciones en donde todo terminó en la mansa paz después de la trifulca, o con alguien estrellado en un poste, o con un par de golpeados o asaltados, o con la noticia de que uno de los invitados logró por fin dormir la borrachera, aunque fuera encima de su vómito.

Una vez celebré mi cumpleaños en la habitación de un hotel, otra en un spa, he estado la mayoría de mis aniversarios acompañada y en honor de la verdad, uno de mis mejores cumpleaños fue cuando me dediqué a celebrarme por completo sola.

De los festejos más notorios fue el que tuve con mi flamante ex pareja en 1999 en la comida y mi pareja de la transición en la cena. Finalicé ese año y centuria celebrando mi aniversario con los dos hombres que más quise en ese siglo.

Sin embargo hay años de los que no recuerdo absolutamente nada, ni en qué día cayó, ni que estaba haciendo, ni quién me acompañó, ni de quienes fueron las omisiones de felicitación, ni tampoco los regalos, la comida, el lugar de la fiesta, ni lo que me dijeron mis padres o mi tía de felicitación, ellos que siempre son los primeros en todo en mi vida.

Creo que esos cumpleaños fueron los mejores porque no rememoro un ápice de esos 29 de diciembres, más que las ya muchas mañanas del día siguiente, todos esos 30 de diciembres lamentando la resaca que se unía a una nueva y quizás más larga en el umbral de cada año a punto de finalizar. Espero que este aniversario sea de los que no recuerde pronto. Esa sí sería una linda memoria.

Elia Martínez-Rodarte | 21 de diciembre de 2006

Comentarios

  1. María
    2006-12-31 19:41

    Cuando te leía recordé mucho los cumpleaños de mi hermana (29 de dic tambien) y que la proximidad de su aniversario con el fin de año, en verdad armaron su desprecio por las fiestas… cualquier fiesta de cumpleaños, no fue sino hasta poco tiempo atrás cuando mi cumpleaños se instalo a la mitad de semana santa y como desenlace, cancelamos las fiestas de cumpleaños…para siempre porque en esas fechas no estabamos en la casa… Con el tiempo nuestros aniversarios se convirtieron en un recuerdo que cómo algunas fechas que regresan (efemerides a veces), nos han hecho pensar que ese día debe diferenciarse de los demás pues… ¿cómo diferenciarán nuestros amigos nuestro funeral de un onomastico? Quizá por el almanaque.. muy viejo o… nuevo. Salu2

  2. Monte
    2009-08-08 10:40

    Yo cumplo años el 29 de diciembre. Nunca se me ha dado bien escribir nada que no esa estríctamente técnico (soy de ciencias muy puras, purísimas). De hecho nunca he escrito un relato salvo cuando Don Manuel me obligaba en el colegio, con resultados que dejaban bastente que desear. Sin embrargo siento una mezcla de atracción y admiración por este género, vamos que me encanta.
    Cuando he leído “29 de diciembre” derepente me han venido a la mente todos los cumpleaños de mi infancia ( en mi caso el accesorio era mi hermana Lola representando los ochenta) y de mi adolescencia (aquí la amiga era Rocío) por lo demás los mismos recuerdos, las mismas sensaciones. Ha sido como si alguien se hubiese metido en mi piensamiento, huiera organizado la maraña de simbolos, es así como yo pienso en simbolos, y hubiese escrito estos renglones.
    MUCHAS GRACIAS

  3. María José
    2009-11-07 06:49

    Yo también cumplo años el 29 de Diciembre, y he de decir que pese a mi juventud, inexperiencia o inmadurez, (1994), me he sentido identificada con alguna que otra parte de tu breve historia =) La verdad es que yo de pequeña (o siendo más pequeña) estaba muy emocinada en mis cumpleaños, lo que más ilusión me hacía (no sé por qué), más que los regalos, las chucherías, las piñatas o los invitados, era decir BIEEEEEN tras finalizar el cántico tradicional de “cumpleaños feliz…” =) Parecerá quizás ilogico, pero lo cierto es que no hace mucho rememoré esos momento al ver un video de “aquellos años”.

    Y poco a poco, la edad, el tiempo nos desconcierta, porque como bien leí una vez: el tiempo no nos hace más sabios, sólo más cobardes… y la lógica a esta oración se la puede dar cualquiera…

    QUE ENVIDIAAHORAJUVENTUD, ESTUDIOS, TRABAJOS, EXAMENES, QUEJARSE POR NADA, “LA EDAD DEL PAVO”, EL DESCUBRIMIENTO DE QUE LA AMISTAD VERDADERA NO EXISTE, LOS PROBLEMAS Y LA RESPONSABILDAD… porque no podemos vivir en Nunca Jamás, porque mientras dormimos soñamos con ese problema que tanto “nos come la cabeza”

    Nuestra inteligencia es tan limitada… desconocemos tantas cosas…

    SERÁ QUE YA QUE NO FALTA MUCHO PARANUESTRO” CUMPLEAÑOS ME HE PUESTO REFLEXIVA.

    Gracias.

    Atte. Una persona que habla desde la inexperiencia de alguien que pese a haber nacido el 29 de Diciembre, fue 1994.

  4. Bebita
    2009-12-22 01:41

    Hola, yo también cumplo años el 29 de Diciembre. Felicidades por adelantado. A qué hora naciste tú?

    Un saludo desde España

  5. Elia
    2009-12-22 07:22

    Gracias, y felicidades para vos también.
    Nací a las 1200 horas del mediodía en ese día que nacieron todas las flores…
    Mua.

  6. Belén
    2010-01-08 08:54

    Yo también nací un 29 de Diciembre. Me encantó tu escrito y me sentí identificada contigo recordando lo mal que lo pasaba cuando, siendo niña, me hacían sentir el centro de atención en una fiesta que yo no pedía. La llegada de mis trece años fue peor, al coincidir mi cumpleaños con el día de la muerte de mi abuela: me enteré por una llamada telefónica en la que mi madre, al mismo tiempo que me felicitaba, me decía que marchaban a darla sepultura al pueblo… En la radio sonaba una canción de un grupo pop de la época del que no recuerdo el nombre: cumpleaños feliz. Irónico, ¿verdad?. Durante algunos años no quise que me felicitaran en ese día; de hecho pedía a la gente que me felicitaran el día antes o el día después; debe ser por eso que algunos de mis amigos de aquella época aún no tienen claro cuál es el día de mi cumpleaños.
    Sea como sea, los años han pasado y, en este momento, os puedo decir que adoro el día de mi cumpleaños, aunque por estar entre fiestas lo celebro después de las navidades. Este año toca este sábado y probablemente algún día de la semana que viene, además de haberlo ya celebrado el mismo día con mis compañeros de trabajo… En fin 4 o 5 días de cumpleaños. Es la suerte de nacer en estas fechas … Como nunca viene bien celebrarlo el mismo día y la gente está saturada de celebraciones, es estupendo poder celebrar un día más después del fin de las navidades, año nuevo y Reyes. Me alegra haber encontrado a más gente nacida en este día. Ah!! Un regalo: Madame de Pompadour (amante de Luis XV) también nació un día 29 de Diciembre ;D

  7. tony
    2010-01-09 12:17

    mi cumple tmb es el 29 de diciembre y naci a la 1:30 de la tarde=)

  8. Elia
    2010-01-12 11:12

    Les agradezco y además me sorprende mucho, que los que pasan por esta columna, la mayoría son mis compañeros de cumpleaños.
    Yo nací a las 12 del día…Soy ascendente cabra y cabra por donde se me mire. Ash…Gracias por pasar y les abrazo. Deberíamos hacer un día de estos de nuestro aniversario, una enorme fiesta. Al fin y al cabo se celebra algo grande.,¿qué no?

  9. Tania
    2010-11-06 06:35

    También nací en un 29 de diciembre del año 1993, y yo que no conocia a nadie que hubiera nacido en ese dia,pues a mi sinceramente me gusta mucho mi dia de cumpleaños,SAN DAVID para que no lo supierais, pero lo peor de nacer en ese dia por lo menos en mi caso es que muchos familiares te hacen el regalo de navidad y el del cumpleaños juntos,y de pequeña cuando me daban el regalo y me decian este regalo es por el de navidad y por el de tu cumple me quedaba un poco en plan y esto? falta otro regalo no? jajaja pero bueno alfinal te vas acostumbrando. Un beso a todos mis compañeros de cumpleaños.

  10. nazah
    2010-11-09 01:28

    Pensar en viejo me abruma y, sin embargo, pensar en joven, en sano y arrogante joven, me parece tan insípido…
    Camilo José Cela

  11. manolo
    2010-12-29 13:10

    yo tambien cumplo años el 29 de diciembre naci en 1989 a las 8 am me da gusto saber de mas personas q cumplen el mismo dia¡¡¡

  12. Elia
    2010-12-29 14:01

    Feliz cumpleaños a todos mis compañeros y compañeras de día que cumplen en este día y recuerden que los capricornios tenemos sólo una cualidad: somos perfectos.
    Abrazo
    E.

  13. Cynthia Ortega Valero
    2013-12-28 21:54

    Hoy en vísperas de mi cumpleaños numero 22, pienso muchas veces, debí esperarme un poquito en ver la luz; Navidad,el pavo, arreglos visitas, abuelos y ni tantito termino de cantar villancicos (y hecho pececitos a beber) que ya es otro año nuevo y su planes que son mega locos que van apareciendo menos alocados cada año,con el licor que no falta o quedarse mas horas despierta en una competencia absurda con el fin de al noche.
    En verdad no creía que fuera un buen día de pastel y festejo.Porque siempre hablaba de una fecha o otra.pero bueno una aprende y si tus amigos no viajan o no están castigados por tanta fiesta ,puedes aparecer en el calendario,un 29 de diciembre es el 363.º (tricentésimo sexagésimo tercer) día del año en el calendario gregoriano y el tricentésimo sexagésimo cuarto en los años bisiestos. Quedan 2 días para finalizar el año.
    !Y algo más es mi cumpleaños!
    bienvenidos 22..!felicitaciones a todos los que cumplen años como yo hoy!



LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal