Libro de notas

Edición LdN
Polimecánica educativa por Daniel Medvedov

En el siglo XXI, como en cualquier otro nuevo milenio,
todos deberiamos empezar por ser originales: necesitamos crear otras ciencias y otras artes.
He aqui la Polimecanica Educativa, un nuevo sistema de
re-conocimiento que propone el re-conocerse a si mismo y
no respetar las opiniones de los demas. Esta seción dejó de actualizarse en agosto de 2007.

Manuel Martínez Polimecánico

Perfil Creativo de un español en Miami

Como todos los españoles que se respetan, Manuel Martínez no cree en nada.
Es lo que se llamaría ‘un descreído’. Cada vez que cenamos en Miami, MM declara con enfado e ironía que ‘¡Todo es una mentira!’.
Nos conocemos hace tiempo. No obstante, observo con mucha atención sus actos, sus movimientos, su comportamiento con los demás, como si no lo conociera.
¿Es, acaso, un ‘polimecanico’ En su modo de ser hay algo educativo, como una suerte de sutil alegría escondida que surge cuando tocamos temas hondos del diario convivir.
Su libro 11, El Código Secreto, publicado en ingles y español es, actualmente, el No.1 en ventas, según el Nuevo Herald de Miami, por encima del mismo Código Da Vinci.
Hemos hecho junto con Mario Agostini, otro caballero de las artes, muchos programas de televisión en el Canal TeleMiami, sobre temas que pocos se atreven a tocar.
Consecuentemente, Desafios de la Mente, producido por el mismo Manuel Martínez, recibió en el 2005 el premio del mejor programa esotérico del año.
Sus piezas de teatro tienen éxito en Buenos Aires y como dueño del Pub ingles ‘Firkin & Friar’, MM es conocido en Miami como El Soberbio Anacobero.

Durante varios años, MM fue el dueño del restaurante Don Quijote de Coconut Grove, que luego tradujo al ingles y ahora, el sitio está ocupado por el fraile gordo cabalgando el tonel llamado’firkin’, personaje más parecido a Sancho Panza, que a Don Quijote. Todo ello me suena tan gracioso que no tiemblo en nombrar a MM como ‘polimecanico educativo’ sui generis. Le voy a entregar pronto el diploma internacional que lo acreditare como tal en ceremonia privada especialmente concebida, con ocasión del evento. Pero en estos días, he aquí que pasaba yo por Coconut Grove, cuando, al levantar la mirada, percibí colgado en la entrada del ‘Firkin’ un aviso con la una misteriosa declaración:‘Se vende’. En mi asombro me pregunté: ¿Qué es lo que se está vendiendo aquí?

Sócrates le decía a Jenofontes que estaba vendiendo sabiduría y Gurdieff respondía que su ocupación era el negocio de la energía.
¿Qué vendería entonces un polimecánico educativo?
Ya sabemos que Odiseo se ocupaba con los negocio de las velas marinas y que Heráclito jugaba Kardion —una suerte de ajedrez con trebejos de bayas— en los bosques de Efeso. Manolo, el Dr. Camote, vende, —un momento— no diría ´vende´ sino ´ofrece´ – ´amistad´, ´boetos´, como se le llama a este evento de humanidad en griego, la ´ayuda´ el bello verbo ¨boeto´-.’Ayudar’.

Observo a MM desde la sombra y descubro cómo un caballero ayuda a los demás sin esperar que se le pida ayuda. ¿No es, acaso, esto lo que sugería Cervantes en su Don Quijote?

Analizo el personaje llamado Manolo, bajo todos los ángulos y todas las perspectivas: lo que parece representar tan sólo un sector de un círculo, se abre como una flecha verde de una pantalla de radar y, barriendo la circunferencia, forma una esfera. Un polimecánico es un ser redondo, como sugería Platón al definir la forma de los humanos primordiales.
_¡Manolo!- ¡Vámonos para España, Hombre! ¡Vamos para Madrid!
¿Qué estamos haciendo aquí, en Miami?_ —le digo a MM.
Camote me mira pensativo y me dice:Oye, Vamos mejor a Japón, ¿Por qué no vamos a Japón? De Japón, me quiero pasear un rato por las calles de Cuzco y luego dormir en Machupichu!
¡Hecho! —le digo. Cuzco quiere decir ‘Ombligo del mundo’. En Machupichu hay un hotel de cinco estrellas justo frente al recinto de la Intihuatana!

Yo haré las veces de baquiano o guía discreto, que tuvo la fortuna de conocer tanto los bosques de Japón como los muros de Machupichu, y Manolo aprecia a los baquianos.

¡A Japón vamos!

Con ocasión de este escrito sobre Manolo Martínez Camote, he compuesto para emular a los poetas Basho, Santoka y Eduardo Lear, el siguiente limmerick:

‘Había una vez un hombre en Miami
Nacido en España, un recio criticón
Cabalga huracanes como un Aguilón
Y lee poesía, tipo Omar Khayammi’

¡Vale!

PS.: Para una reseña mía del libro 11- El Código Secreto de Manuel Martínez, favor revisar Ediciones Parnaso.

Daniel Medvedov | 20 de septiembre de 2006

Comentarios

  1. vanesa
    2007-11-01 13:21

    este comentario es para manuel martinez,yo soy argentina,decendiente directa de españoles…quiero darle mi opinion sobre su libro el cod.11,yo soy muy creyente en dios y en sus ayudantes,creo en la reencarnacion,y soy una admiradora profunda de la metafisica.creo que su libro no es serio,toca temas interesantisimos pero no profundiza ninguno,es un libro que solo aporta miedo,vacio y aburrimiento.tambien es un libro peligroso porque pueden leerlos ignorantes y racistas y profundizar el odio al pueblo musulman que ya bastante sufrieron,sinceramente martinez tu libro deja mucho que desear,el manejo que haces con los numeros no lo entiendo,y yo estudie numerologia.seamos serios.gracias por la posibilidad de expresarme.vanesa.

  2. Fernando Gutierrez
    2008-05-03 00:33

    Hola, quisiera expresarle a Manuel Martinez que hoy 2-5-07 lo conocí por TV en un informativo argentino. Me impresionó su conocimiento y su actitud de divulgar y explicar la Numerología. Yo algo leí sobre los eneagramas y tambien estudié sobre los ciclos del tiempo del calendario Maya y tengo un conocimiento general de las culturas del mundo. Me llamó la atención algunas cosas que él dijo: una que el numero Cero venía de la India, y me gustaría saber bien si es asi, porque yo había leído que fueron los Mayas los aportaron el conocimiento del Cero a la cultura occidental.
    Otra cosa que me llamó la atención fué que Manuel al mostrar tener bastante conocimiento sobre los numeros y saber de las culturas o asociaciones humanas (logias, masoneria,etc..) que los emplearon para por ejemplo, la fundacion de los Estados Unidos y todo lo que siguió y sigue…, entonces estaría interesante (en mi opinion) que se atreva a divulgar un poco mas la identidad y las intenciones/agenda que esta gente manipuladora pergenia para la humanidad…, me pregunto, ¿se puede hacer algo para contrarestar o modificar la tremenda influencia numerica que como un hechizo malefico nos arrojan estos “iluminados” al resto del planeta?
    Veo que sos un tipo inteligente y me alegra verte desplegar cuentas y relaciones, pero me pregunto si tambien tu corazón está encaminado a hacer algo para ayudar a la buena humanidad a liberarse de semejantes manipuladores…
    Muchas gracias por tu atención y tu tiempo, es un gusto conocerte.

    FERCHU.-



LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal