Libro de notas

Edición LdN

En Opinión & Divulgación se publican artículos de colaboradores esporádicos y de temática variada.

De nuevo Mogadiscio

Santiago Tazón
Editor de África blog

Estados Unidos está financiando y fomentando la guerra civil en Somalia según su Presidente, Abdullahi Yusuf.

En su intento por combatir las milicias islamistas armadas, allá dónde se encuentren, Estados Unidos está proporcionando su apoyo a algunos warlords somalíes para que las combatan. Con el apoyo de Estados Unidos, un grupo de once personas influyentes de Mogadiscio, entre warlords y hombres de negocios, han creado la llamada ARPCT [Alianza para la Restauración de la Paz y Contra-Terrorismo] (Alliance for the Restoration of Peace and Counter-Terrorism) o [Alianza para la Restauración de la Paz y Contra-Terrorismo].

Los warlords unidos en esa alianza suponen un contra-poder que minimiza todavía más el de por sí escaso control en el país que puede ejercer el nuevo gobierno de Somalia (ninguno en el caso concreto de Mogadiscio) que está provisionalmente establecido en Badoia.

La capital de Somalia, Mogadiscio, está dividida en zonas de control bajo las milicias de unos señores de la guerra. Todos ellos del clan Hawiye. Tres warlords: Mohammed Deere, Mohammed Qanyare y Bashir Rageh controlan practicamente toda la capital y los aeródromos de los alrededores.

Aunque casi todos los warlords de Somalia han sido integrados en el nuevo parlamento como diputados, el hecho es que los Estados Unidos no han intentado una colaboración con las nuevas autoridades, sino que han preferido tratar directamente con estos warlords y llegar a un pacto con ellos para que combatan las milicias islamistas y capturen a las figuras claves.

Fruto de estos acuerdos, el mes de marzo hubo combates muy violentos en la capital entre los warlords de la Alianza y las milicias que apoyan la Unión de Tribunales Islámicos (tribunales de aplicación de la sharia que tienen muchos partidarios por ser los únicos órganos de justicia que existen en el país). Estas milicias de orientación islamista están lideradas por el jeque Sharif Ahmed.

Más de 70 personas perdieron la vida en estos combates durante los primeros días, lo que provocó la reacción de Yusuf. Yusuf acusó a los Estados Unidos de estar financiando y fomentando la guerra civil en Somalia.

El Presidente Yusuf no es un recién llegado; ni a la política, ni a combatir contra milicias islamistas. Antes de llegar a ser elegido como Presidente de un nuevo Gobierno para Somalia (tras quince años de total anarquía) ya había sido Presidente del territorio de Puntland, auto-declarado independiente. [ver ¿Ha llegado el momento de Somalia? en el Grupo de Estudios Estratégicos].

Yusuf, tanto en su etapa al frente de Puntland como ahora como Presidente de Somalia, ha contado siempre con el apoyo etíope y en aras de proteger los intereses de Etiopía ha tenido diversos enfrentamientos con milicias islamistas que suelen ser vistas por Etiopía como agentes de su enemigo tradicional, la islámica Eritrea.

Los clérigos islamistas somalíes están llamando a la jihad contra la ARPCT.
Los combates se han reanudado desde el pasado fin de semana, el norte de Mogadiscio asiste a duros combates con fuego de morteros y artillería pesada. La cifra de muertos se ha elevado por encima de las 120 personas.
Estados Unidos, que mantiene una base anti-terrorista en la cercana República de Djibouti, reconoce estar actuando en Somalia, en el marco de su guerra contra el terrorismo, pero se ha negado a comentar en qué consiste tal intervención y a través de qué grupos actúa.

Estados Unidos ya cometió en el pasado errores; al intervenir en el conflicto interno de Somalia un señor de la guerra (Mohammed Aideed) les expulsó de Mogadiscio (tras la celebre batalla relatada en el film “Blackhawk Down”)
Esta nueva iniciativa americana en Mogadiscio, cuando menos, no va por buen camino. Sus logros: desautorizar y minar la autoridad del primer gobierno que ve Somalia en quince años, avivar las llamas del conflicto armado, crear nuevos argumentos para fomentar los sentimientos anti-americanos en una de las zonas más inestables del Islam y sobre todo, ya van más de 120 muertos, la mayoría simples ciudadanos cogidos en el fuego cruzado.
De nuevo Mogadiscio. No parece que se vayan a cubrir de gloria las barras y estrellas, aunque esta vez no arriesgue a sus soldados.

Santiago Tazón | 15 de mayo de 2006

Comentarios

  1. carpantas
    2006-05-16 04:36

    ¿Y qué oscuras razones mueven a USA a estas maniobras? ¿Simple obsesión anti-musulmana? ¿No hay manera de parar este unilateralismo?



LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal