Libro de notas

Edición LdN

En Opinión & Divulgación se publican artículos de colaboradores esporádicos y de temática variada.

Como niños píos con disfraz de mártir

por Fran P. Lorenzo

Este artículo fue publicado en el diario Galicia-Hoxe el pasado 14 de octubre; tras enérgicas protestas del ámbito eclesiástico fue retirado por el periódico de su versión digital. Puede leerse en el original en gallego aquí

Después de siglos de dominación, la Iglesia Católica aún no se dio cuenta de que el sincretismo religioso que practica la gallega gente no es un destrozo calculado de su doctrina apostólica y romana, sino una creación propia y singular de este pueblo, una más. Santiago de Compostela es, en ese sentido, un fecundo resultado de la batalla histórica entre la ortodoxia vaticana y el paganismo local. También el Camino. Por eso todas la tentativas de reducir la espiritualidad de esa andadura a la expresión unívoca de una suprema fe en Dios son una maniobra aviesa, calculada, para capitalizar un símbolo cultural y humano de Europa, patrimonio de todos así reconocido. En este sentido la visita del papa Benedicto XVI a Compostela deja fuera de esta celebración a los millares de ciudadanos que no profesan la religión católica ni le tienen ley a uno de los patriarcas eclesiásticos que más ha hecho por estigmatizar y alejar del seno de la Iglesia a los que no asumen su visión fundamentalista de la fe y sus tesis retrógradas y lesivas, alérgicas al tiempo en que vivimos.

El desembarco papal no iría más allá de la descortesía política con las minorías que no aguantan su presencia si no fuera porque esas minorías —más o menos masivas, pero siempre despreciadas por Núñez Feijóo— contribuyen con sus dineritos a sufragar la inminente diatriba papal, disfrazada de mensaje de amor.

El pasado domingo, en los diferentes oficios celebrados en las parroquias gallegas, los clérigos ya le exigieron a la feligresía el correspondiente impuesto revolucionario. A golpe de cepillo, como acostumbran a hacer. Pudiera ser que la voluntad de las ovejas fuera sustraída por sus pastores, pero ese, sinceramente, no es el problema de los que no pertenecemos a la secta; menos aún de aquellos que ni siquiera aspiramos a cambiar el lisiado rumbo moral de la institución. Si los practicantes quieren poner diez euros o veinte de su bolsillo para avalar la operación de marketin de la Xunta de Galicia y coronar un Xacobeo sólo grande en cifra de turistas, pues adelante. Pero no es admisible que ese saqueo millonario de las arcas públicas se produzca sin consulta previa, amparándose en el supuesto beneficio que le reportará a la ciudad de Santiago la invasión de hordas católicas.

Habrá más efectos colaterales en el discurrir de esta visita fetichista y pirotécnica del Papa. La suspensión del espacio civil, la clausura de la libre circulación y el desarrollo de un estado de sitio efectivo, entre ellos. Controles policiales, restricción del tráfico y registros domiciliares, incluidos, que afectarán singularmente a todas y todos aquellos cuya voluntad y albedrío van a ser vulnerados en aras de un rédito político que, con eso cuentan los organizadores del sarao, beneficiará a todos los personajes que tengan acceso a la fotografía oficial.

El enajenamiento de la Iglesia católica es un hecho y he aquí un gobierno que subvenciona las proclamas delirantes y las bombas de racimo dialécticas de la Conferencia Episcopal Española. Los obispos, los que concelebrarán la eucaristía express del Obradoiro, le pedían ayer a los niños que en la noche de Halloween —o Samaín céltico, la vísqpera de Todos los Santos— vistan precisamente de idem, de santos, y no de brujas ni de zombis, ni de calaveras, para “estimular” la vida cristiana y luchar contra lo profano de esta celebración tan poco pedagógica. Propongo otros estilismos mucho más edificantes y píos: una Santa Águeda con los pechos cortados encima de una bandeja, una virgen romana violada, un San Lorenzo con quemaduras de tercer grado, o un San Sebastián, cubierto de plasma y de saetas. Si es cierto que la sangre de los mártires es semilla de la vida cristiana, no sé a que esperan esos pequeños para sumarse a la fiesta.

Fran P. Lorenzo | 19 de octubre de 2010

Comentarios

  1. uribarri
    2010-10-20 18:45

    pocas veces había leído tantas tonterías juntas…
    1º el pago del o,7 a la Iglesia es voluntario.
    2º pago a sindicatos para que vivan a cuerpo de rey y coman en el bulli sin que me pregunten.
    3º pago a partidos políticos que vivir a cuerpo de rey es litaralidad manifiesta sin que me pregunten.
    3º pago subvenciones a periódicuchos sin que me pregunten, para que encima se burlen de las opiniones y creencias de quien esto paga.
    4º pago subvenciones a título de amigos de los poderosos y mandamases de turno, sin que me pregunten, para que encima se burlen y persigan la creencia de quienes les pagamos sin que nos pregunten.
    5º pago la ideología de los del poder de turno, sin preguntarme, que sádicamente expanden por colegios.
    6º pago los lujos de los escandalizables laicistas que obtienen dinero a espuertas con tanta subvencion. Y, claro, sin que me pregunten.
    7º y sin que me pregunten siempre están los pobres en las puertas de la iglesias, de los comedores sociales que funda la Iglesia, Iglesia que está, claro, en los lugares donde nadie quiere estar y con los que nadie quiere estar… Por cierto, no hace falta preguntarme, porque no verás ningún payaso laicisita y antirreligioso haciendo esas labores tan ingratas (¡y mira que tienen dinero de mis impuestos sin preguntarme!)
    Aún los espero, oh padres del género humano, que si fuera por vosotros sólo quedaríais dos, y golpeándos hasta la muerte.
    Cínicos

  2. Marcos
    2010-10-20 23:45

    La Red de cristianos de base envía una carta al Papa en la que critican su opulencia y piden que sea el propio Vaticano y no el erario público el que sufrague sus viajes.

    Saludos

  3. Sergei
    2010-10-23 01:59

    El problema no es estar de acuerdo o en desacuerdo con este texto, ni que guste más o menos. El problema es que un arzobispo asalte un periódico a punta de báculo y haga retirar un artículo de la página web del mismo. Por si no llegara, el tal Fran P. Lorenzo parece que ya no puede escribir en Galicia Hoxe. La iglesia ya no quema libros, pero no se les ha olvidado como se hace para acallar las bocas en su contra. Mi respeto y admiración, Fran P. Lorenzo, por lo que dices, como lo dices, y por tu valentía para expresarte en tiempos de crisis.

  4. Tesouro
    2010-10-23 05:14

    ¡Vergüenza, vergüenza, vergüenza! ¡Como en la Edad Media! La Iglesia diciendo a los ciudadanos que tienen que escribir o no, y un periódico cayendo de rodillas. Adelante Francisco P. Lorenzo, somos muchos los que pensamos como tú de este atajo de fundamentalistas anclados en la Prehistoria. Lo digo por el obispado y amigos, pero también por el periódico en el que segundo entiendo, leyendo el comentario de Sergei, escribías. Libertad de expresión para todos. Ánimo.

  5. Marcos
    2010-10-23 05:19

    Obviamente compartimos la opinión que Lorenzo vierte en su artículo, pero la razón principal de traducirlo y publicarlo es lógicamente su condición de artículo censurado. Así se las gasta la jerarquía eclesiástica. Hay algo fundamental en todo esto: el artículo no acusa ni difama a persona alguna. En fin, difundan la infamia cuanto puedan.

    Saludos

  6. uribarri
    2010-10-25 05:09

    ¿No difama?. Aquí unos ejemplos: “hordas católicas”, “maniobra aviesa”, “disfrazada de mensaje de amor” (luego el mensaje es otro, según P.L y no de amor, claro) “secta”, “santa de pechos cortados”, “monja violadas” (curiosamente lo fueron por sincretistas del pelaje de la religión propugnada por F.P.L.), “u visión fundamentalista de la fe y sus tesis retrógradas y lesivas” Y aquí la píldora: “Si es cierto que la sangre de los mártires es semilla de la vida cristiana, no sé a que esperan esos pequeños para sumarse a la fiesta”. ¿Es una incitación al asesinato?

    Ahora, que diga de qué vive el periódico en el que escribe, que lo diga.

  7. Marcos
    2010-10-25 08:39

    Fíjese en mi frase, uribarri: “no difama a persona alguna”; hay una diferencia fundamental entre verter acusaciones sobre entidades, comunidades o países o hacerlo sobre personas.

    Saludos

  8. Miguel
    2010-10-26 07:31

    Vamos, que según Uribarri, ¡a la hoquera con el periodista este! Joooder para los católicos de Dios (y nunca mejor dicho), no les vale con censurar que quieren acabar con todos los que no piensan como ellos. A mí el artículo me encantó. Lo que no entiendo es porque los periodistas gallegos no alzan la voz. Bueno, si lo entiendo, mucho miedo. Viene Ratzinger Z y al que se mueva lo decapitan. Mis felicitaciones a F. P. L.

  9. Rosie
    2010-10-27 00:16

    Hace ya bastantes años, cuando iba al instituto (sniff nostalgia), tuve un profesor que nos hacía debatir mucho. Aprendimos mucho con él, y entre muchos otros, nos dio un consejo de oro para ciertas argumentaciones: “si una situación te parece indignante o por el contrario ejemplar, dale la vuelta a los protagonistas, si de golpe la cosa cambia, es probable que te parezca indignante por tus prejuicios, y no por la realidad”. Hay que aplicarla con cuidado pero en general funciona.

    Hagámoslo pues, imaginemos que se trata de un lugar donde se reúnen muchos musulmanes para escuchar a un predicador especialmente famoso. Imaginemos que se habla de “impuesto revolucionario islámico”, “hordas musulmanas”, “proclamas delirantes y bombas dialécticas de los imanes”, y se acabase sugiriendo sarcásticamente que ya que estamos, porque no se viste a los pequeños musulmanes con un cinturón explosivo (ellos) o pequeñas burkas (ellas) para que se vayan acostumbrando al futuro dictado por el Corán. Creo que el revuelo entre ciertas organizaciones sería de aúpa y lo mínimo que se diría del autor es que se ha pasado tropecientos pueblos y que ni en un articulo de opinión deberían permitirse tales derrapes. Y seguramente tendrían razón. Es probable también que el medio reevaluase si su colaboración con dicho articulista compensa la indignación causada. Dicho de otro modo, decir que se persigue inquisitorialmente al “pobre” autor del artículo es tan delirante como creer que los problemillas (atención ironía) que tiene ahora cierto alcalde vallisoletano son debidos a que la izquierda no aguanta la libertad de expresión.

    Resumiendo, si digo que un articulista habla de “hordas musulmanas” se le catalogará ipso facto de derechas o directamente de extrema derecha o directamente “racista”. Si alguien habla de “hordas católicas” resulta que es de izquierdas y muy tolerante. Que alguien me lo explique. Atención, no digo que no se pueda criticar al catolicismo, el papa o sus visitas. Lo que digo es que no hay ninguna necesidad de ser soez, y si uno decide serlo, que no le extrañe que le llamen la atención. Es como criticar a Leyre Pajín, uno puede hacerlo con toda legitimidad, pero meterse en bromitas de muy mal gusto sobre su aspecto físico es pasarse tres pueblos.

    Sobre la visita en si, uno puede estar o no de acuerdo con ello. Pero la verdad, yo no asisto a muchos otros eventos que también cuestan dinero en forma de logística, acondicionamiento de espacios, seguridad, etc. Por ejemplo: celebraciones de éxitos deportivos, manifestaciones varias, huelgas generales, marchas del orgullo que sea, fiestas populares o cavalcadas de los reyes magos, por poner algunos ejemplos. Puedo ponerlos a parir, pero no creo que sea necesario ser innecesariamente insultante con los organizadores y participantes. También creo que la Iglesia debería autofinanciarse, pero la verdad, al menos puedo elegir en la declaración de la renta. Mientras tanto no veo que ni sindicatos o partidos políticos se financien solo con cuotas, ni muchas ongs de distinto pelaje (alguna dignísimas, otras no tanto) con donaciones privadas, o ciertos museos o teatros solo con las entradas. Y nadie me pregunta si puedo dejar de hacerlo. Así pues, menos demagogia.

  10. Alberto
    2010-10-27 00:22

    Igual me equivoco Rosie, pero ¿estás diciendo directamente que Galicia Hoxe hizo bien al censurar y retirar el artículo después de las presiones —reales— eclesiásticas?

  11. Néstor
    2010-10-27 06:55

    Vamos, que yo también entiendo como Alberto, que Rosie apoya la censura de la iglesia a un medio informativo, y el linchamiento de un trabajador de ese medio, que por cierto ya no puede escribir allí porque lo dijo el arzobispo. Pues que bien, vaya talante democrático. Todos con la boquita cerrada, que llega el Papa.

  12. Rosie
    2010-10-29 01:56

    Hola a los dos, veo que la reacción ha sido inmediata y en el sentido que esperaba. Asi pues, desarrollo. Revisen ustedes el texto que les propongo, una vez dada la vuelta.

    “Imaginemos que se habla de “impuesto revolucionario islámico”, “hordas musulmanas”, “proclamas delirantes y bombas dialécticas de los imanes”, y se acabase sugiriendo sarcásticamente que ya que estamos, porque no se viste a los pequeños musulmanes con un cinturón explosivo (ellos) o pequeñas burkas (ellas) para que se vayan acostumbrando al futuro dictado por el Corán.”

    Si este texto ustedes lo consideran un normal ejercicio de libertad de expresión, y considerarían censura retirarlo, pues entonces yo tambien consideraria censura retirar uno sobre el catolicismo. Punto. Pero si de golpe les parece inadmisible el texto y digno que que practiamente su autor sea denunciado a la policia por xenofobo, pues ahi existe la contradicción que quería señalar, y ante la cual han reaccionado con reflejo pavloviano “defiende la inquisición!!!” y no con argumentos. Y perdón por ser tan directa.

    El tema no es teorico, al menos des de las famosas caricaturas danesas, unas caricaturas que sobre el cristianismo serian anodinas, pero ante el equivalente musulman resulta que a buena parte de la izquierda se le desperto un irrefrenable deseo de proteger los sentimientos religiosos (no cristianos, of course).

    El tema no me parece baladí, y en un contexto de aumento de la derecha, incluso la extrema, la izquierda se esta desarmando solita de una manera muy tonta. La derecha siempre ha sido descaradamente beata, y la izquierda tenía a gala defender el laicismo. Era una buena posición. El problema es que ahora la impresión es que defiende el laicismo ante el cristianismo, y en cambio “los derechos religiosos” ante otras religiones. Muchos votantes se sienten desconcertados, y como pasa muchas veces, puestos a defender una religión y cultura, piensan que mejor la propia.

    Veamos otro ejemplo teorico. Si en un periodico de derechas un columnista se despacha con una broma soez sobre milicianas violadas por falangistas durante la guerra civil, del tipo que dado que apoyaban el amor libre se lo debieron pasar pipa… el articulo no creen que sería unanimamente condenado? no sería una buena medida que el columnista fuera invitado a desarrollar sus supuestas dotes literarias en otro medio? Y si la broma es sobre monjas violadas por milicianos? De golpe se convierte en graciosillo y adecuado? No es un caso teorico. http://www.elpais.com/articulo/ultima/Mexico/elpepiult/20081124elpepiult_1/Tes
    Ustedes cual chiste creen que sería “pasable”? Les diré mi opinión: ninguno. Para mi los chistes sobre mujeres violadas solo son admisibles en la barra de un bar y con tres copas de mas… y aún. Y que tal texto lo perpetre una mujer, me parece ya incomprensible.

    Espero haberme explicado.

  13. Miguel A. Román
    2010-10-29 05:40

    A ver, Rosie. A mí tampoco me agrada el talante del texto del Sr. Lorenzo (y no me refiero al contenido), ni me parece de buen gusto la imagen con la que lo ilustró.

    Pero aunque no estuviera de acuerdo con lo que dice, estoy convencido de su derecho a decirlo.

    Me asombra y me indigna que el medio de comunicación que sostiene (o sostenía) la columna y blog del Sr. Lorenzo haya cedido tan vergonzantemente a las presiones de quien sea.

    El artículo 20 de la Constitución reconoce el derecho “a expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción”, y asimismo establece que este derecho “no puede restringirse mediante ningún tipo de censura previa” y que “solo podrá acordarse el secuestro de publicaciones, grabaciones y otros medios de información en virtud de resolución judicial”.

    Si se permite que este derecho sea flagrantemente vulnerado sencillamente porque a alguien “no le gusta lo que dice”, todo es una farsa y volvemos al reino de la opresión y el miedo.

    Y no estoy dispuesto. Si el precio a pagar por mi libertad es soportar la estolidez, chocarrería y el verbo insolente de otros, lo compro, me parece muy barato.

    Si la jerarquía eclesiástica (la Iglesia es otra cosa) se siente ofendida y aun injuriada por las manifestaciones públicas del Sr. Lorenzo, que ejerza su derecho de réplica (no será porque le falten medios) o acuda a los tribunales.

    Y como creyente me siento infinitamente más escarnecido por la actitud prepotente de esos jayanes de sotana y capelo que por cualquier estulticia que el Sr. Lorenzo pueda expeler.

  14. Alberto
    2010-10-29 08:36

    Rosie, te entendí la primera vez y te entendí la segunda, no necesitaba más matices. Mi pregunta ha sido directa y porque sigo sin saber qué piensas: ¿te parece bien lo que ha hecho Galicia Hoxe?

    Lo más parecido a una respuesta que me has dado ha sido:

    Si este texto ustedes lo consideran un normal ejercicio de libertad de expresión, y considerarían censura retirarlo, pues entonces yo tambien consideraria censura retirar uno sobre el catolicismo. Punto.

    Es decir, ¿que tu opinión depende de la mía? Porque si es así, no te entiendo. ¿No tienes una opinión propia sobre este tema en concreto?

    Por lo demás con respecto a:

    y ante la cual han reaccionado con reflejo pavloviano “defiende la inquisición!!!” y no con argumentos

    Pues no he reaccionado así: lee mi pregunta, ni es indignada, ni es un reflejo, ni he dicho “defiende la inquisición” ni lo he sugerido. El reflejo automático ante la pregunta ha sido el tuyo, no el mío, yo me limito a hacerte una pregunta (que no tienes por qué contestar, claro, faltaría más).

  15. Néstor
    2010-11-02 06:04

    Rosie, no te expliques más. Queda claro. Defiendes la censura del arzobispo a un medio de comunicación que se mantiene de la graciosa subvención que sale de nuestros bolsillos, y aplaudes el despido de un trabajador que llevaba años en ese medio. La inquisición necesita de gente como tú.

  16. Marta
    2010-11-02 23:03

    Es increíble que estando en el siglo XXI pasen este tipo de cosas. Para que después nos echemos la manos a la cabeza con las caricaturas de Mahoma…

    Me alegra comprobar que este periodista haya abierto un portal web donde puede escribir libremente sin miedo a ser denunciado por la eclesia o censurado por su propia empresa.

    http://unpaisenlata.wordpress.com/

    Sigue así Fran!



LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal