Libro de notas

Edición LdN

En Opinión & Divulgación se publican artículos de colaboradores esporádicos y de temática variada.

Catodismo navideño

Como parte de mi proceso vegetativo de estas últimas fiestas en las que me he dedicado a recargar baterías, he de decir que he visto bastante televisión (toda la que me salto a lo largo del año), con lo que he podido ponerme más o menos al día de lo que merece la pena de la caja tonta y lo que no. Es lo que se conoce como “abusar del Digital Plus de los papás”. En ausencia del gran Cabana, he aquí algunas de las impresiones obtenidas durante estos diez días marcados por el catodismo, un síndrome del que lo mejor es huir cuanto antes:

  • De los canales “tradicionales” en abierto, solamente Cuatro y La Sexta tienen alguna cosa que merezca la pena, casi siempre series extranjeras. Los informativos del canal de Globomedia no sé si son los mejores, pero desde luego son los más atractivos gracias a sus presentadoras, bellas y de seductora voz. Milikito sabía lo que se hacía al contratarlas, pero esto no quiere decir que sean malas profesionales… apenas se trabucan con el teleprompter, lo que es de agradecer.
  • Serie con la que me he reconciliado: “House”. Me mantengo no obstante en mis premisas, a saber: a) todos los capítulos se parecen demasiado entre sí y hay pocas sorpresas; b) cuando Hugh Laurie no está en pantalla, el atractivo de la serie se desploma por culpa de unos secundarios insulsos; c) le salva, y engancha, el que House aparece casi siempre y la estructura de thriller, o cómo hacer una serie policíaca con bisturíes y sin criminales – o casi –; d) ¿soy yo sólo o esta serie le vuelve a uno hipocondríaco?
  • Serie descubrimiento: “Me llamo Earl”. Sencillez, surrealismo y un muy buen argumento de partida, más unos actores cojonudamente divertidos, empezando por ese Jason Lee al que ya le vimos las buenas maneras en “Dogma” (y hoy me he dado cuenta de que se parece una jartá al barbitas de Estopa). Que dure el karma, que dure.
  • Una película: “El Hombre de la Máscara de Hierro”, de Randall Wallace. Bastante normalita, pero entretenida. Y aquí viene la sorpresa: Leonardo DiCaprio parece que sabe actuar cuando quiere, sobre todo en papeles que, como éste, le vienen que ni pintados. Su doble papel de Louis XIV y su supuesto hermano Phillippe destaca y mucho en una peli que cuenta nada menos que con Gabriel Byrne, John Malkovich, Jeremy Irons y Gerard Depardieu como los tres mosqueteros que son cuatro. Por cierto, también aparece – aunque brevemente – Hugh Laurie.
  • Ventajas de la TV digital en período navideño: hay muchísimos menos anuncios de colonia… y casi ninguno de juguetes. Eso sí, viendo Fox TV he acabado hasta el mismísimo bigote pintado de un perfume de color rosa, no recuerdo ni la marca. Qué voz tan desagradable la que canta el jingle, válgame Harpo.
  • Quitando la trilogía de Indiana Jones, posiblemente “Armas de Mujer” es la mejor película de Harrison Ford. Y de Melanie Griffith.
  • Cada vez entiendo menos a los programadores de Paramount Comedy. Si se supone que uno busca en la TV digital y temática algo distinto a lo que ve todos los días, explíquenme por qué se empeñan en poner en “prime time” los bodrios “Mis adorables vecinos”, “Aída” o “Los Serrano”, dejando las series de calidad para horas intempestivas. Y, ya puestos, qué leches tienen que ver semejantes pestiños con “Paramount”.
  • Siguiendo con el canal/corral de comedia: lo siento pero no, no soporto “La Hora Chanante”; me parece uno de los programas más tontos de la televisión mundial. Sus protagonistas no tienen la más mínima gracia, los sketches son infumables, los actores igual de malos que cuando hacían de monologuistas (y, en algunos casos, peor). Cierto es que muchas de sus frases han pasado a formar parte del acervo friki, como la ya universal “hay que decirlo más”… pero, al igual que pasaba con los chistes de Chiquito de la Calzada, te ríes con los imitadores más que con el original.
  • Lo mejor de Calle 13, las cortinillas de continuidad, siempre inquietantes e ingeniosas con un mínimo de imágenes y un máximo de imaginación. Lo peor, las horas a las que me ponen “Monk”. En serio, ¿de qué psiquiátrico de los años 20 sacan a los programadores?
  • Vistas las “promos” de los shows de nochevieja, opté por saltármelos todos, que se me había acabado el champú anticaspa la tarde anterior. Gracias a Groucho que se acabaron las celebraciones del 50 aniversario de RTVE… hasta la nostalgia se hace inaguantable cuando la están machacando día tras día. Y…, qué quieren, mejor dejar los buenos recuerdos de la tele de la infancia en eso, en recuerdos; que luego ve uno lo mal que han envejecido ciertos programas y ya no es lo mismo. No vuelvo a ver reposiciones de “La Bola de Cristal”, leñe.

Y dos conclusiones para rematar esta lista:

1) La opción más utilizada y, por tanto, la que considero más rentable fue Digital Plus con los canales de cine (Cinemanía, Cinemanía Clásico, Dcine Español, etc.). Al menos hasta que se acabe Frasier; después se puede prescindir del Canal Plus. La selección de películas es estupenda y siempre puedes elegir la versión original con subtítulos.

2) A pesar de la veteranía, “Camera Café” sigue siendo el programa más fresco, ágil y descacharrante de la televisión. Si trabajas en una oficina, lo aprecias mucho más. Más aún, César Sarachu (Bernardo) y Esperanza Pedreño (Cañizares) dos actorazos que se comen la escena cada vez que salen. Y punto.

Manuel Haj-Saleh | 08 de enero de 2007

Comentarios

  1. María
    2007-01-08 16:24

    El comentario sobre la belleza no reñida con la profesionalidad de las presentadoras de informativos sobra. Hace tiempo que los tópicos guapa-tonta, lista-fea han sido echados por tierra. Entiendo que alguien vea tal o cual programa por sus presentadores, lo que no entiendo es que se relacione su aspecto con que se espere que sean o no competentes, y que en caso afirmativo eso constituya una sorpresa. Tiene mala suerte, yo conozco gente guapísima divertida e inteligente.

  2. Manuel Haj-Saleh
    2007-01-08 16:37

    Hola, María, gracias por tu comentario.
    Si relees lo que he dicho, comprenderás que en modo alguno me veo sorprendido, justamente digo que una cosa no quita la otra, y yo también conozco gente guapísima e inteligente (yo, sin ir más lejos ;-).
    Bromas aparte, permíteme que discrepe contigo en que los tópicos ya estén enterrados, porque me temo que no es así, y no hay más que echar un vistazo a la parrilla en general, informativos incluidos. Y esto vale tanto para presentadoras como para presentadores… nulidades hay de ambos sexos, así como gente muy válida, pero a muchos está claro que los fichan por la imagen que dan. Así es la tele, lamentablemente.
    En cualquier caso, lo repito y lo reconozco: yo veía los informativos de la Sexta porque, además de ser realmente buenos, me mola más ver a Mamen Mendizábal y Helena Resano que a David Cantero. Cuestión de gustos :-)

    Saludos.

  3. María
    2007-01-08 16:56

    Ah, que el hablar del aspecto atractivo y a renglón seguido se diga que “esto no quiere decir que sean malas profesionales” es algo fortuito y sin intención, ya.
    Aceptaré pulpo como animal de compañía entonces y sus saludos.
    Gracias por contestarme, ahora me queda mucho más claro.

  4. Manuel Haj-Saleh
    2007-01-08 18:53

    Al contrario, iba con toda la intención del mundo, precisamente porque el tópico existe y quería mostrar que no era cierto en este caso. Pero supongo que no me expresé todo lo bien que yo quería.

    En cualquier caso, si la ofendí, le ruego acepte mis disculpas.

    Un saludo.

  5. fanshawe
    2007-01-09 09:45

    ¿Sabes lo de que las opiniones son como los culos y tal? Me ha hecho mucha gracia, porque yo tus comentarios sobre “La hora chanante” lo intercambiaba tal cual con el de “Cámara café” y viceversa, jejeje. Bueno, no es exactamente sí, pero mientras con el primero llego a reirme mucho con el segundo me quedo esperando muchas veces el chiste.

    En realidad creo que “La hora chanante” tiene que ver mucho con la mitología que tengo creada en torno al programa (más o menos lo que dices de Chiquito) que con el programa en sí. Ya sabes que una de mis pelis cómicas mítícas es “Los caballeros de la mesa cuadrada” y resulta que cuando por fin convenzo a mi mejor amigo para verla me cuenta luego que la vio entera porque me lo prometió y que me odia por ello…

    En fin, lo de los culos y tal…

  6. Manuel Haj-Saleh
    2007-01-09 16:57

    Ya tardabas, hermanito… :-)
    Pues sí, lo de los culos y tal… pero yo ya me he acabado los dos dvds que me regalaste de los cafeinómanos estos, y tengo mono. ¡Quiero máaaaas!

  7. pinfloid
    2007-01-09 17:58

    Ya, claro, y si hubiese firmado el artículo Manuela en vez de Manuel ¿María hubiese dicho algo? En ese caso Manuela sería una super moderna y eso. Ay, cuanto daño hace la corrección política, señor.

  8. Airos
    2007-01-12 20:53

    ¿Nada de noticias del corazón? Mi más sincera enhorabuena, caballero.

  9. Manuel Haj-Saleh
    2007-01-13 20:30

    Pero ni una, oiga. De hecho, comprobé luego con agrado que hay una serie de personajes de los que desconozco absolutamente todo. Qué paz mental…



LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal