Libro de notas

Edición LdN

En Opinión & Divulgación se publican artículos de colaboradores esporádicos y de temática variada.

Los hijos del infierno: norte y sur de Pinochet

Silvia Banfield

Levántate y mira la montaña
de donde viene el viento, el sol y el agua,
tú que manejas el curso de los ríos
tú que sembraste el vuelo de tu alma.
Levántate y mírate las manos
para crecer estréchala a tu hermano,
juntos iremos unidos en la sangre
hoy es el tiempo que puede ser mañana.
Libranos de aquel que nos domina en la miseria
traenos tu reino de justicia e igualdad…
(Plegaria del Labrador: Víctor Jara)

Abandoné la Redacción con espíritu navideño, de fin de año; después de todo, el año también tiene fecha de cumpleaños, como todo lo que hace el hombre. Nada, invariablemente es contra el tiempo, pasa, sucede, ocurre, es hoja de calendario. La nieve me reafirma en el sueño, sobre un tiempo que siento tocó la realidad este año, un 2006 que anotó un gol de media cancha, como le dije una vez al Poeta. Dejé las risas, murmullos, otro ambiente detrás de mi espalda, la Casa Blanca se siente de luto, más bien negra, con sus resultados globales, infernales, impresentables, insostenibles ,inmorales, inviables, imbéciles…crucé la calle sin ver por donde y sostuve mi respiración frente a una vitrina y eran tus ojos. Yo ya no estaba allí. ¿Nunca estuve? Es un tiempo para no adivinar, sino esperar más confiado, me dijiste.Te imaginé con tu suéter de niño bueno y ya era hora de encontrarme con mi automóvil y la página sobre el ordenador para armar mi historia. Todo es un paréntesis. ¿El terror se dará vacaciones? Me ha hecho mucha gracia, te comento, que la esposa del escritor Stephen King, use una placa con la leyenda epígrafe de esta nota: “En algún lugar de Texas a un pueblo le falta un idiota”. La historia carga sus sorpresas en presente. Es un rumor de voces lentas que van avanzando. Parecen aguas estancadas. Sombras que se repiten así mismas. Se superpone la noche sobre el día. Es inevitable, llegaré a tomar un café negro, sin azúcar y a extrañar tus palabras. Esta otra historia que escribo está hecha sobre un molde, en la que pienso, todo está por hacer con magia. Me encantó la idea de las vasijas sobre una mesa con manteles de colores, donde el tiempo se revela en un silencio inconmensurable, espacial, para compartirlo. Una esquina es suficiente para suspender el tiempo una mañana.

Llego al departamento, recorro con un vistazo el ambiente y me fijo en el altillo, la escalera que llega hasta ese pedazo de cielo, donde escribiremos a cuatro manos la vida. La puerta sorprende mi espalda y se cierra. El silencio duerme como una naranja en la frutera y su aroma lo presiento como tus manos. Los hechos entrarán de bruces, despeinados, sin patente, empujándose seguramente como en el metro de ciudad de México. La vida es la suma de detalles, dijiste, y me quedo escuchando las campanitas que me enviaste para una Navidad o me entregaste en las manos, porque con el tacto siento como repican por nosotros.

Sàquenme de aquí
El General Augusto Pinochet, encabezó una de las tiranías más aniquilantes de una sociedad en tiempos modernos. El saldo es conocido por el mundo y en especial por el humillado pueblo de Chile. Pinochet fue la metáfora del terror de Estado en los 70 y 80. Después de su arresto en Londres en 1998 por 503 días, su historia fue muy distinta. El otrora todopoderoso tirano, presidente de a dedo, Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas de Chile, Senador Vitalicio, se convirtió en el asustadizo Paciente Inglés. En un costoso huésped para el Estado chileno, además, e incómodo personaje para el Reino Unido. Acusado de genocidio por el Juez español Baltazar Garzón, quien no pudo encausarlo porque entró en un laberinto legal muy british, secundado por la Concertación chilena que gobierna ese país desde que fue derrotado el dictador y con quien pactó finalmente su sobrevivencia política. Atinó a decir en Londres: díganle a mis amigos, que me saquen de aquí. El poderoso e intocable Senador Vitalicio, solicitado por la mitad de la justicia europea, comenzó con los primeros síntomas de locura temporal en Londres, que no abandonaría en los 8 años que le restaban de vida para evadir la justicia. En 16 años, la Concertación sólo pudo sentarlo en el banquillo de los acusados, con cientos de demandas, retenerlo un tiempo en el juego y rejuego legal de los arrestos domiciliaros, desafueros, pérdidas de inmunidad, pero siempre prevaleció todo un repertorio de triquiñuelas y presiones del intocable personaje.

Padrino y emperador
Vivió como un viejo Emperador en sus lujosas casas de campo y ciudad custodiado como un Padrino por el Ejército de Chile y su guardia privada. Alguna de esas propiedades se las había robado al Estado de Chile. Manutuvo hasta el último día una corte de guardaespaldas, médicos, enfermeras, asistentes y una ambulancia equipada para asistirlo en cualquier emergencia, día y noche. No tuvo coraje desde la mañana en que se debatía en firmar o no un Acta donde se sellaba el Golpe de estado contra Allende, frente a los otros dos generales y el almirante golpista. No se le conoció un asomo de ética y orgullo por los valores que decía(n) defender quienes salían de los cuarteles. Creó uno de los más formidables aparatos represivos y crueles del mundo contemporáneo: la DINA. Nunca asumiría responsabilidad alguna por sus crímenes. Fue irónico al final de sus días, con un último escrito pensado en Opera Prima, donde dice responzabilizarse de lo ocurrido políticamente, (no de los crímenes). Palabras de un muerto que pensaba pasar a la historia, palabras que nunca dijo ante un Tribunal de Justicia, palabras de un militar despreciable que usaba gafas oscuras, reconoció, para que no le vieran los ojos cuando mentía. La mayor rata de la historia, se paseó por el granero de Chile.

Murió impune
Murió un 10 de diciembre, el Día de los Derechos Humanos a los 91 años de edad, tras un infarto que lo mantuvo una semana hospitalizado. Una fecha inolvidable para Chile, la humanidad que vejó con sus actos, felonía, traición, conducta oscura, de clara sevicia. Fue un General sin honor, manchó su uniforme militar con sangre, traición a sus propios compañeros de armas, no sólo a la Constitución Política del Estado chileno. En Londres humilló al Ejército de Chile, porque fue detenido por una potencia extranjera. Pocos días antes de morir se le ocurrió declararse responsable de su régimen de facto, (repito para los sin memoria), cuando ya el brazo de la justicia se había engarrotado de verguenza y no lo alcanzaría. Traicionó al presidente Allende y no se detuvo ante el asesinato del General Carlos Prats, Orlando Letelier en Washington, algunos generales, ministros, altos funcionarios de Allende, artistas como Víctor Jara, y miles de chilenos. Hizo quemar libros. Cañoneó físicamente los diarios de oposición. Saqueó la democracia chilena hasta su último aliento. Mandó a torturar a decenas de miles, mató extranjeros, hizo de Chile un largo y oscuro campo de concentración, con fosas comunes, desaparecidos. Durante 17 años mantuvo el país en un puño de hierro y no tuvo el coraje de asumir sus responsabilidades. Sabemos que hará la historia con semejante legado, con el muerto, las cenizas, pero ignoramos que caminos seguirá la Justicia chilena, ¿una minusválida en tiempos post militares?.

¿Más cerca de Al Capone, que de Hitler?
Pinochet le negó una sepultura a Pablo Neruda en su propia casa en Isla Negra, la que secuestró por años. Saqueó y destruyó su otra residencia en Santiago, La Chascona y vigiló con metralla su cortejo hacia una tumba prácticamente anónima en el Cementerio General. Estafó al Estado chileno con la evasión fiscal (así cayó Al Capone), utilizó nombres falsos (Daniel López), 12 en total, para abrir cuentas en varios paraísos fiscales y en el Banco Riggs, donde se destapó la gran olla de su corrupción. ¿Y aún hay quienes piden honores de Jefe de Estado y militares? Uno de los mayores daños que Pinochet hizo al pueblo de Chile, fue secuestrarle su memoria. Inyectarle miedo, terror, cinismo a la sociedad chilena. Conculcar todos los derechos ciudadanos. Descabezó la cultura, las universidades, los periódicos, sepultó la democracia en el Cementerio General de Chile. “Le llamó democracia protegida”, a uno de los sistemas más represivos de la historia humana. Sus dichos sólo ameritan enjuiciarlo por canalla confeso: “La opinión mía es que estos caballeros se toman y mandan por avión a cualquier parte, incluso por el camino los van tirando para abajo”. Una grabación militar, captada el 11 de septiembre de 1973, referida a los prisioneros políticos. El Cardenal Errázuriz de Chile, rogó en su misa para que el Señor valore todo lo bueno que hizo en vida. Difícil tarea. Asesinó curas, torturó monjas. ¿Dios tendrá mala memoria? Dos mil no es nada, dijo, al comparar la cifra de desaparecidos con 14 millones de personas en el Chile de ese entonces, aunque él inició su gobierno con 11 millones de habitantes y 40 mil agentes de la DINA. (Por respeto a la historia, verdad y a mis lectores, he tenido que documentarme por meses y años sobre el personaje, que aún tiene muchos misterios por revelarnos después de muerto). Temo que este sea uno de los muertos que no descansará en Paz. Se fue cargado de muerte ajena. Hinchado de delitos. Relleno de desaparecidos. Un pavo de Acción de Gracias. Ave de mal aguero, rapiña del Estado. Pájaro carroñero, cuervo en los ojos del pueblo. El Capellán castrense ha dicho que dio su vida por la patria. La de los demás, diría, y se la tomó. El siguió viviendo feliz, mientras sus discípulos torturaban. “He venido a la vida a buscar a Dios”, una frase que Pinochet, dice el cura-militar, siempre tuvo presente. ¿A Dios y a los comunistas, vino a buscar? “El general Pinochet amó siempre a Dios, a la Santísima Virgen, al ejército, a la patria y a su familia”, enfatizó el cura-militar, pero no mencionó el pueblo.

Dios en la punta de la lengua
Después de Franco, el Generalísimo, el Benemérito de Chile, Capitán General-el único con ese título junto con Bernardo O´higginns,(que él se otorgó) fue un adelantado con el tema de Dios, como escudo de salvación para sus fechorías. Ningún gobernante chileno invocó más al Altísimo desde su propio infierno. Y después vino George Bush y se tomó los altares de Occidente. Curiosamente, su gobierno se instaló ahora cómodamente en favor de las víctimas de Pinochet, cuando los republicanos Henry Kissinger y Richard Nixon, empujaron a un vacilante Pinochet para que diera el Golpe militar en 1973. Después lo sostuvieron y asesoraron. Todo está documentado. Dios salve a Dios.
La más larga y sangrienta dictadura de Chile
La más larga burla al pueblo chileno y a la justicia internacional
La más larga agonía de las instituciones republicanas chilenas
La más larga geografía con campos de concentración
Larga vida para el dictador, que al final fue descubriendo su enigmática vida económica, los fraudes al Estado, sus triquiñuelas de “hombre habilidoso”
Y todo esto no lo vio en su momento The New York Time y menos la Casa Blanca. Leo la editorial del diario progre y no salgo de mi asombro. Elogía, alaba, casi comprende el cinismo del dictador por disfrazar su dictadura. Su habilidad, dice. El dictador habilidoso, le llama. Ciertamente, lo fue, porque asesinó en Washington a un ex Canciller, Embajador, ministro de Defensa chileno, sin que Estados Unidos levantara un sólo dedo en señal de protesta.

Pinochet, pareciera ignorar The New York Time, fue un hombre sin lealtades: traidor, terrorista y taimado. Sus tres T de tanque oxidado, sepultado.¿Pinochet y la Operación Cóndor de exterminio de opositores en el Cono Sur, organizada con Kissinger, no le dice nada al habilidoso The New York Time.? Una mentira más, un comenatrio insulso, cualquier cosa sobre países del Sur, es tan sólo una macha más para el tigre de la mentira de los medios noticiosos en el stablishment norteamericano tan acostumbardo a convivir con la carroña de la Casa Blanca. Senadores chilenos están esperando una disculpa de Washington, lo acaban de decir, por su complicidad con el Golpe de Estado en Chile contra un gobierno constitucional y libremente electo.

Imagino el ritual, la tarde del 10 de diciembre, cuando lo vistieron por última vez con su uniforme militar de gala. La capa germana no le venía en esta ocasión, el gris y ese revuelo que le otorga a la sombra cuando se desplaza en su terror. La traición la hizo en majestuoso paso de ganso, en vida. Durante más de sesenta años vistió de milico, pensó como milico, se comportó como milico, actuó como milico y ahora lo enterraron como milico.¿Quién lo vistió por última vez y le dijo chao, ahí zuzurrándole, Augusto, por fin? Una manga, otra pierna, y así, un botón, los zapatos, y el cuerpo frío, macilento, sin aliento, una masa que infundió tanto terror, impuso estados de sitio, toques de queda,otro botón, el cuello, bien planchado, (en horas será cremado).

La caravana de la muerte, le espera general…
¿El horror puede ser cremado? ¿Se purifica el terror? La masa no responde, se deja guiar, alguien más lo sostiene, una mano militar, un zapato lustroso, (no, la espada no cabe en el ataúd), está pesado, inflado por su propia historia, carga doce sosías, nombres falsos, una lápida tendría muchos nombres, es mejor un puñado de cenizas. Los desaparecidos de la Caravana de la muerte, le esperan General, debe estar bien presentado, pasarán revista…
Mi comentario va a ser un poco más cortito que el de Doña Silvia Banfiel, porque se trata de una simple reflexión:¿De que sirve tanto pisotear al projimo y atesorar dinero? ¿Acaso hay gentes que piensan que van a vivir mil años..? ¿Lo hacen para asegurar el bienestar de sus descendientes? ¿Se sienten felices asi? ¿No tienen pundonor y no sufren la ignominia de sentirse señalados como ladrones o tal vez como criminales? Estas son algunas de las cosas que no comprendo, menos mal que cuando una de esas personas fallece no puede llevarse nada, porque ante la naturaleza no son nada más que materia orgánica putrescible. Y si Dios existe, no creo que los perdone.

Silvia Banfield | 13 de diciembre de 2006

Comentarios

  1. rubenfelix
    2006-12-15 10:28

    PINOCHET Uno mas de aquellos

    Para muchos un buen hombre
    Para otros un carnicero
    Pero la verdad que hablan solo de rabieta los derrotados sin memoria.

    En Chile se trato de imponer un estado satelite de la URSS
    Los verdaderos traidores de Chile son:
    Los que quisieron vender la patria a una nacion dictatorial extranjera
    Con un pedre espiritual y doctrinario. El imperio Sovietico.
    Que murio por la inercia del tiempo, La inoperancia y corrupción.

    Allende y sus seguidores que quisieron
    instalar en Chile un Regimen tipo STALIN
    les salio el Tiro por la Culata.

    Para ello, importaron terroristas, construyeron campos de entrenamiento,
    Mataron a un General a un Teniente y a civiles
    Se tomaron y farrearon las fabricas ( Estatitacion)
    Se tomaron los campos ( Fundos parcelas y las desolaron)
    Se hacian autohuelgas para no trabajar.
    Persiguieron y aislaron a dirigentes libres no marxistas.
    Reaccionaron los camioneros
    Reaccionaron los obreros del Cobre
    Reaccionaron los campesinos traicionados con una falsa reforma agraria
    En resumen se farrearon la riqueza de Chile en tres años 1970-1973.

    El 23 de agosto del año 1973
    El PARLAMENTO Chileno con Patricio Aylwin como presidente,
    Declaro fuera de la ley e inconstitucional a la Unidad Popular ( Allende,comunistas,socialistas) y sus seguidores, por: Violacion de leyes, por robo de tierras, por robo de propiedades de pequeños, por asalto, violaciones y amparar dentro del territorio nacional chileno a guerrilleros importados de otros paises e instalados como nueva Policia Civil, Como gerentes, Interventores y en los mejores trabajos. Despreciando a excelentes profesionales chilenos.

    Les duelen sus muertos, es bueno que le duelan
    porque se demuestra que, las rabietas son por la derrota no asumida.

    El Comunismo en rusia ya no existe, tambien fue derrotado en otras naciones que sufrieron la famosa DICTADURA DEL PROLETARIADO

    El muro de berlin fue derribado, porque los alemanes tuvieron valor.

    Si los comunistas hubiesen derrotado a las fuerzas armadas Chilenas
    hoy, la mayoria de los democratacristianos, nacionales, radicales y hasta
    social democratas estarian muertos

    No solo ellos sino, tambien sus familias y adherentes.

    Los Comunistas, marxistas y seudo revolucionarios del Lumpen vinieron a apoderarse de chile y esclavizar la nacion bajo la Bota Sovietica. Pero…. fueron derrotados
    y eso les duele, No hay que preocuparse. Les dolera siempre.

    Pero hay que ser buenos democratas y convivir con ellos
    Pero hay que tener cuidado.

    “Siempre habra un traidor
    detras de un marxista añejo”

    camuflado con una Cara que se presenta lastimosamente
    que no pueden aceptar su fracaso.
    Con su derrota moral
    Con su derrota militar
    y su derrota historica.

    El chileno se libero de ellos y eso les duele.

    La cobardia impide que los marxistas
    reconozcan como heroes a sus muertos y reconocer su entrega
    Sino que:
    los presentan como victimas
    como pobres victimas de un ser malo.
    Desean seguir viviendo de la limosna internacional
    Desean seguir con un discurso rastrero y lastimoso
    No quieren saber que eso los sigue desprestigiando.

    CUANTOS MUERTOS DEBEN LOS COMUNISTAS ????
    EN LA URSS, EN ESPAÑA, EN CUBA,
    EN LOS PAISES EUROPEOS
    CUANTOS ASESINO TITO EN YUGOSLAVIA ???

    Pero para las personas de honor
    Los muertos son el precio de la libertad.
    Y de las causas que beneficien al pueblo.

    La libertad de Chile no tiene precio

    La libertad fue forjada por los patriotas en la independencia de Chile

    Fue confirmada con sangre.
    Y no fue entregada a los comunistas.
    Chile se salvo del ser una nacion del eje Sovietico

    Allende fue un heroe
    Allende fue un hombre de visión

    Sin embargo.
    Fue traicionado por sus propios amigos
    cuando llegaron al poder.
    de farra en farra, gobernaron.
    A la hora de trabajar arrugaron
    A la hora de ayudar a su presidente arrugaron
    A la hora del sacrificio arrugaron
    A la hora de decisión arrugaron y se encondieron
    Dejando al pueblo abandonado
    Ellos limosnearon a los europeos
    Estudiaron con becas Presidente de la Republica
    Y volvieron a robar al pueblo de Chile

    El pais lo paralizaron desde el año 1970 al 1973,
    Las industrias, comercios se tomaron y robaron.
    Chile fue un desorden y un caos durante tres años.

    Los animales de parcelas se comieron en fiestas de dirigentes.
    con sus amigos de parranda.

    HABLEMOS LA VERDAD
    CON ALLENDE HUBO VIOLACION DE DDHH

    LOS QUE SE OPONIAN ERAN MOMIOS

    LOS QUE HABLABAN ERAN ANTIPATRIOTAS.

    Y LOS QUE TRABAJABAN ERAN ANTIREVOLUCIONARIOS.

    HABLEMOS CON LA VERDAD
    SI EXISTE INFIERNO
    ESTARAN JUNTOS ALREDEDOR DE LA FOGATA.

    LENIN, PINOCHET, CASTRO, FRANCO, IDI AMIN, DUVALIER, NAPOLEON, ALLENDE, BUSH, SADAM HUSEIN, MAO-TSE-TUNG, PEDRO DE VALDIVIA, ALMAGRO E INES DE SUAREZ STALIN Y TODOS AQUELLOS QUE TIENEN CON SANGRE AJENA SUS MANOS.

    NO IMPORTA LOS LITROS
    SOLO QUE SEA SANGRE AJENA.

    RUBEN FELIX es observador de fundacion Inter-culturas de derechos humanos independiente con base en zona de Chile y Peru

  2. alexander alfonso acosta gomez
    2007-09-07 08:58

    vacano

  3. Héctor Guerrero Espinoza
    2007-09-12 17:01

    ¿Quién le creerá sus mentiras a ese Rubén Félix? La verdad ya ha sido claramente dicha por Silvia Banfield en el artículo “Los hijos del infierno: norte y sur de Pinochet”. El comunismo es el bien y por eso precisamente los anticomunistas están en contra, porque son unos corruptos, ladrones, egoístas, reaccionarios, capitalistas, inhumanos y egoístas de la peor calaña. ¡Que la rata Pinochet se achicharre en el más rojo rincón del infierno por toda la eternidad!



LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal