Libro de notas

Edición LdN
La guillotina-piano por Josep Izquierdo

La Factoría de Ultramarinos Imperiales ofrecerá a sus clientes, a través de la guillotina-piano —su dispositivo más acomodaticio—, un sinfín de discusiones vehementes sobre el arte y la cultura, y nada más. Josep Izquierdo es recargador de sentidos, contribuyente neto al imperio simbólico que define lo humano. Y si escribe, escritor.

NO, por Santiago Sierra

Santiago Sierra ha renunciado al Premio Nacional de Artes Plásticas. Su gesto supone un reconocimiento implícito a tantos de su oficio y de tantos otros que han decidido que su ser en el mundo consista en un enfrentamiento constante con el cumplimiento de las expectativas creadas, con los consensos afables, con el arte que dice lo que sus espectadores quieren oír: con el confort, en definitiva.

Tampoco defiendo que deba haber una adecuación perfecta entre la vida y la obra del artista. Que la decisión de Sierra me parezca coherente tampoco desmerece a quienes han hecho de la incoherencia una forma de arte, porque, en realidad, también se trata de eso: ¿cómo se rompen las expectativas creadas? ¿cómo hacemos para tomar, en cada momento, una decisión “artística”? El valor de la renuncia de Santiago Sierra está en el hecho de que nadie había renunciado al premio hasta ahora. Eso rompe el confort social, la necesidad de integración del asocial, del artista como observador de segundo grado de la propia sociedad. El galardonado del año que viene tendrá serias dificultades para conseguir que su actitud ante el premio sea, en ella misma, una obra de arte que conmueva. Una nueva renuncia será un gesto agotado, y la aceptación, prácticamente una forma de colaboracionismo. ¿Qué hacer, pues, a partir de ahora?

Otra perspectiva debería enfocar sobre la reacción de los políticos. La directora general de Bellas Artes, Ángeles Albert, ha declarado: "Si es así [la renuncia] me sorprende mucho. Santiago Sierra es un artista importante con una reconocida trayectoria nacional e internacional que ha colaborado en proyectos institucionales como la Bienal de Venecia en el año 2003". ¿Colaborar en proyectos institucionales te convierte en un artista institucional obligado a colaborar con las instituciones? Y si no, ¿qué? Y sigue: es una pena que este reconocimiento a la trayectoria de un creador quede vacante "habiendo tan buenos artistas". ¿Dóciles, se entiende?

Vaya, que la afirmación de Santiago Sierra adquiere todo su sentido ante las reacciones institucionales: un Premio Nacional es un premio al empleado del mes. Y que no se preocupe la directora general: seguro que la cola para aceptarlo ya le da la vuelta al ministerio.

Josep Izquierdo | 06 de noviembre de 2010

Comentarios

  1. Carles Gomila
    2010-11-07 01:59

    Opino que todos los que antes no conocían a Santiago Sierra (la mayoría), ahora su nombre les suena a héroe.

    Sienceramente, si un artista se autodefine como “serio” y no se identifica con un premio, que no lo acepte y ya está. Pero este tipo ha publicado a los cuatro vientos su cartita en un acto de prepotencia que no es para nada “serio” ni profesional. Vamos, que ha dado la nota calculadamente.

    El resultado: ahora todos hablan de él. Su estrategial le ha costado un premio pero está ya más que amortizado.

    Yo soy artista profesional y creedme si os digo que el mercado artístico es una jungla. Desconfío sistemáticamente de todo aquel que se autoproclama como auténtico, humilde y serio. En mi opinión es un acto calculado para obtener más reconocimiento. De haber recibido el premio ni nos habríamos enterado nadie, ni yo estaría escribiendo sobre él. Pensad en ello.

  2. Santi Viteri
    2010-11-08 16:26

    Totalmente de acuerdo con Carles. Hay cosas que uno no debería decir de uno mismo. Especialmente, resulta paradójico que uno consiga más repercusión y reconocimiento rechazando un premio que aceptándolo…

  3. Alberto
    2010-11-08 18:16

    Hago una pregunta entonces: ¿de qué modo un gesto que pretende ser duramente crítico con el funcionamiento de ciertas instituciones y contra los gobernantes puede tener relevancia si no se hace como ha hecho Santiago Sierra? Es decir, ¿de qué sirve hacer un acto de protesta firme si nadie te oye porque eres discreto y no se lo cuentas a nadie para no ser soberbio?

  4. Manuel Haj-Saleh
    2010-11-08 19:22

    Juan E. Tur opina sobre el tema, precisamente desde el punto de vista del tratamiento informativo : http://www.linformatiu.com/nc/opinio/detalle/articulo/heroes-1/

    Personalmente tengo serias dudas de que a Sierra lo vayan a “seguir conociendo” una vez se pase el golpe de efecto de esa renuncia. Yo me apunto más a la opinión de Alberto, con una pregunta adicional: tan fácil es, de verdad, renunciar a 30.000 euros?

  5. Carmela
    2010-11-09 00:01

    Yo también pienso que quienes no lo conocían, lo habrían conocido igual al haber aceptado el premio que al rechazarlo, creo que las personas a las que les importan realmente estos asuntos, se enteran bien sobre quién ha recaido el premio y a los que no les interesa y se han enteran por su gesto, al día siguiente le han olvidado. Creo que cómo dice Manuel, el posible golpe de efecto, dura bién poco en nuestra sociedad y pasados dos día si te he visto no me acuerdo y desde luego también coincido en que 30.000 euros se notan en un bolsillo, a no ser que seas alguien con bastante liquidez.
    Y mas que una autoproclamación de sí mismo lo que dice: “El arte me ha otorgado una libertad a la que no estoy dispuesto a renunciar. Consecuentemente, mi sentido común me obliga a rechazar este premio” no lo veo como algo que no debería uno decir de sí mismo, sino una explicación previa para la renuncia antes de decir todo lo que piensa sobre este Estado.
    Más efecto , al menos para mi, tiene el comentario de la Sra. Albert: “…………. habiendo tan buenos artistas”. Si queremos hablar de golpe de efecto, creo que esta frase habría que analizarla muy bién. Y no se queda corta al no comentar que Santiago Sierra ha colaborado con la Bienal de Venecia?????.
    Desde luego a mí me ha parecido mas impactante las declaraciones de esta Sra que el posible gesto de Sierra por darse autobombo.

  6. Cayetano
    2010-11-09 01:15

    Yo si le conocía.

    En el año 2003 fue contratado por el gobierno de José María Aznar para representar a España en la Bienal de Venecia. Un comentario de Tomás Ruiz-Rivas sobre la obra de Santiago Sierra en la Bienal de Venecia: Artista rojo remunerado por gobierno facha por efectuar una operación de mejora de imagen durante 143 días

  7. Carmela
    2010-11-09 02:23

    Realmente se escribieron artículos desde diferentes puntos de vista.
    Sin embargo algunos artistas actuales consiguen el difícil malabarismo de la crítica desde dentro

  8. Cayetano
    2010-11-09 05:56

    Mi opinión hoy (mañana puedo tener otra): Leo Bassi, Marcel Duchamp, Santiago Sierra o similares son “artistas – payaso” que finjen (interpretan) un papel, pero realmente nada cambia “gracias” a ellos.

    Sin embargo quienes cambian la historia y la mentalidad son gente que realiza happening (evento, ocurrencia, suceso) como los pilotos que estrellaron los aviones en el Centro de Comercio Mundial de Nueva York.

    Si me dan a escojer prefiero la “performance” de Al Qaeda, destruye de manera más eficiente. Los artistas-payaso acaban siempre disueltos en el sistema que critican finjiendo ser Al Qaeda.

  9. Cayetano
    2010-11-09 06:07

    Disclaimer. Ahora toca aclarar que. El comentario anterior (número 8) es una “acción artística” cuyo objeto es provocar. :-)

  10. Carmela
    2010-11-09 06:21

    Me alegra que aclares Cayetano.
    Siempre he pensado que “provoca” el que sabe, hasta para eso hay de tener arte.
    Pero bueno el artículo es de Josep y yo ya he expresado mi opinión.
    Saludos y buenas noches.

  11. javier
    2011-02-25 04:06

    Cayetano…no soy especialista en arte,pero conocí a santiago con 20 años y más o menos segui sus andaduras durante unos 10.

    El siempre ha sido como es ahora….con los mismos principios y con una trayectoria desde sus inicios que no ha variado.

    Sólo me queda decir….qué mala es la envidia..no le conoceis algunos?…que no le conozca la gente ajena al arte..lo entiendo,pero creo que lei no hace mucho que es uno de nuestros artistas más internacionales(antes del premio).

    Cayetano…lo de artista payaso imagino que lo dirás porque te comiste uno hace tiempo y todavía no lo has digerido

  12. Cayetano
    2011-02-25 04:14

    Hola Javier, Lo de artista-payaso no es una expresión mía sino de Oteiza. No pasa nada, a veces presupongo que se ha leido algún otro articulo o comentario que he puesto por aquí, haciendo referencia al tema. No es un asunto de envidias ;-) Un saludo

  13. Cayetano
    2011-02-26 03:22

    Esto es una pesadilla que me persigue, el NO de Santiago pasará cerca de casa



LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal