Libro de notas

Edición LdN
La guillotina-piano por Josep Izquierdo

La Factoría de Ultramarinos Imperiales ofrecerá a sus clientes, a través de la guillotina-piano —su dispositivo más acomodaticio—, un sinfín de discusiones vehementes sobre el arte y la cultura, y nada más. Josep Izquierdo es recargador de sentidos, contribuyente neto al imperio simbólico que define lo humano. Y si escribe, escritor.

Economía de la atención

Tengo la mala costumbre de hacer que las cosas me encajen. Más que nada porque contra mi desmemoria casi proverbial, y mis vanos intentos por organizar la información en mi cabeza y en mis gadgets, por tanto contra toda previsión e incluso toda proyección, finalmente lo hacen. Aunque nunca tan rápidamente como exige la vida moderna. Es por eso que les hablo hoy de un par de artículos de opinión que, aparentemente, nada permitía relacionar.

Uno de ellos, el artículo que publicó El País el 16 de agosto “España será lo que se rumoree”, trata un tema que merece más espacio, fechas menos intempestivas, y un tratamiento menos anecdótico. Básicamente defiende que ante la avalancha de rumores sobre la mala situación económica española, lo que hay que hacer es utilizar el modelo comunicativo de la economía de la atención para revertirlo a nuestro favor y, como españoles, convertirnos más bien en “un conjunto de mujeres recolectoras, permanentemente conectadas durante sus tareas mediante cantos y conversaciones, que en un sigiloso grupo de cazadores reacios a romper el silencio.” La economía de la atención especula, en su formulación primaria, con la posibilidad de que en un mundo sobrepasado por la cantidad de información que es capaz de gestionar, las transacciones de atención reemplazarán a las transacciones financieras como foco de nuestro sistema económico. La atención es dinero, e incluso la atención es el dinero, en un sistema global de comunicación de masas. De hecho, si uno repasa como se formó la “burbuja inmobiliaria” en este país, es decir, como nos lanzamos todos como locos a comprar cualquier piedra o ladrillo, aunque no estuviese en venta (por ejemplo mediante su quasi-expropiación forzosa mediante un PAI), reconocerá los mecanismos de la economía de la atención: más importante que ganar o perder dinero con ello era participar en ello. Si no, no eras nadie. El problema con la economía de la atención es que, como toda buena teoría, explica lo que sucede, pero no proporciona recetas para aprovechar ese conocimiento en nuestro favor. Dicho de otro modo, explica por qué los rumores negativos sobre la economía española valen más que los datos positivos sobre, por ejemplo, la saneada posición de nuestros bancos. Pero no dice como vencer los rumores negativos con rumores positivos, y desde luego la vía no es que el país entero entone una cantilena sobre nuestra gloriosa economía. Vulgarizando, digamos que eso no llamaría la atención.

En el otro, “Debates imposibles”, diez días más tarde, José María Ruiz Soroa no habla de economía de la atención, ni creo que se le haya pasado por la cabeza, pero en la práctica denuncia sus resultados: “nuestros gobernantes autonómicos han conseguido algo verdaderamente pasmoso: no solo que no podamos juzgar su gestión y corregirla en su caso en las urnas, sino que han logrado que el debate público se desplace siempre a la presunta cicatería de la Administración Central en la financiación. El mensaje que propalan y que ha calado en un público indefenso es el de que cualquier deficiencia de gestión se debe a una insuficiente provisión de financiación procedente del Estado, nunca a su gestión mejor o peor del dinero a su disposición.” Que ponga como ejemplo de gestión ineficaz la enseñanza pública es más que discutible, pero aparte del desafortunado ejemplo, tiene razón. El problema es que la economía de la atención ha desplazado el debate público serio e informado, tal y como lo entiende Ruiz Soroa, a los márgenes del sistema, porque aquello que está en juego es la representación del prestigio y la gloria, no la gestión del dinero.

Josep Izquierdo | 28 de agosto de 2010


LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal