Libro de notas

Edición LdN
En peligro de extinción por Carmen Castro

Carmen Castro edita singenerodedudas.com, bitácora feminista pionera en la blogsfera hispana. Escribe para LdN con la intención de compartir su [des]enfoque sobre alternativas a la crisis actual; el 30 de cada mes irán desfilando algunas ideas [ausentes y presentes] de la clase politica y agorera en general. Con la que está cayendo, parece que habrá columna para rato.

¿Qué tienen en común Perón y Krugman?

En mi regreso de Argentina, además del fuerte jet lag, me he traido algunos pensamientos que revisan la configuración de algunos mitos. La perspectiva que tenía sobre la figura de Eva Perón era apenas una cara del prisma de todas sus posibles interpretaciones; el mejor papel de su corta vida fue la creación de dos personajes: el del propio Perón y el de ella misma, ‘Evita’, voz y esperanza de ‘los descamisados’. El descubrimiento del papel de Robin Wells en la creación del personaje público y premio nobel de economía ha impulsado un interesante ejercicio a realizar.

El tandem Juan PerónEva (Duarte) Perón funcionó en la política Argentina y ejemplifica al máximo el lugar desde el que con frecuencia (se) han situado las voces públicas femeninas: en la trastienda política, como asesoras privilegiadas de quienes sí están en primera línea.

‘Evita’ desempeñó un papel estratégico en el avance del peronismo de finales de los 40 y de la alianza sindical – militar de aquella época; a ella muy especialmente se debe el inicio de la política de desarrollo social y la aprobación de la ley que otorgó el derecho al voto femenino en 1947. La misoginia de la época explica que Evita haya tenido que impulsar la creación del Partido Peronista Femenino para dar cabida al ejercicio activo de la participación política femenina tras la aprobación del sufragio femenino (consiguió que garantizasen el 33% de los cargos que obtenía el peronismo para el PPF, el resto, el 67% era la cuota masculina repartida entre sindicatos y dirigentes políticos). Esa misma misoginia, instalada en el gobierno militar, no pudo digerir más la trascendencia de su personaje, que se puso en evidencia con la aclamación popular como candidata a la vicepresidencia en el Cabildo abierto justicialista de 1951 ; y la hicieron renunciar. En el museo Evita lo dicen claramente: Perón, presionado por los militares, tomó la decisión y ella la hizo suya. “no renuncio al trabajo, sino a los honores”, le dijo ella a la multitud de personas que esperaban su respuesta en el ya conocido como ‘Día del Renunciamiento’. Menos de un año le quedaba ya de vida a Evita.

Perón intentó repetir la fórmula con su tercera esposa , quien le sucedió brevemente en el gobierno tras su muerte.

El tandem Paul KrugmanRobin Wells sigue en funcionamiento. Ambos economistas han pasado por las más reputadas universidades: Yale, Berkeley, Princeton, MIT, etc. ambos han escrito apasionadamente en defensa del sistema público de salud y sin embargo han tenido trayectorias bien diferentes. Mientras Robin Wells se desplazaba a Londres para escaparse de la victoria de Reagan, Krugman trabajó durante un año en el gobierno de Reagan, como miembro del Consejo de Asesores Económicos, y más tarde fue consultor externo de ENRON (ejemplos de su controvertida y en ocasiones incoherente experiencia profesional ). Durante ese tiempo, estaba demasiado afectado por el esnobismo academicista ortodoxo.

El personaje mediático ‘Krugman’ se empieza a construir a raíz de sus artículos de opinión en el New York Times , y en gran medida gracias a Robin Wells: primero por convencerle de la importancia que tendría explicar a la gente, de manera sencilla, lo que pasa en la Economía y que salir del ámbito elitista y ortodoxo de la Academia no sólo no le restaría credibilidad ni solvencia profesional sino que le aportaría más inputs para enriquecer el análisis; y después por ‘ayudarle’ a mejorar sus textos y a encontrar el estilo y enfoque de sus análisis. Ambos son coautores de gran parte de sus publicaciones más prestigiadas y artífices en construir nuevas teorías y formas nuevas de comprender la realidad económica. Ahora bien, Krugman recibió el Nobel de Economía por ‘sus’ trabajos en comercio internacional y en geografía económica, mientras que Wells abandonó su posición académica y se dedica ‘oficialmente’ a escribir y a dar clases de yoga. La actividad como solventes articulistas de opinión económica no deja indiferente a nadie; y mucho menos su fuerte posicionamiento pro – políticas keynesianas tras el estallido de la crisis económica mundial del 2008.

Éstos son sólo dos ejemplos que evidencian el sorprendente paralelismo en cómo algunas mujeres se sitúan (o son situadas) en el ejercicio de su capacidad de influencia ante el poder, delegado, trascendiendo incluso las particularidades del momento histórico en el que han sido protagonistas. A ellas se debe en gran medida la proyección publica que han alcanzado algunos de los más relevantes personajes (masculinos). ‘Todo por la patria y por el marido’ parece ser el motor impulsor de gran parte de sus historias de vida política. Hay muchos otros ejemplos con los que seguir, como el del tandem Gunnar MyrdalAlva Myrdal que por su especial trascendencia se merecen un artículo propio.

Con el devenir de la historia van apareciendo protagonismos femeninos en primera línea, aunque no del todo ajenas a esta pauta de comportamiento aprendida desde la preeminencia masculina, como Cristina Fernández y Hillary Rodham Clinton , quienes sólo después del agotamiento de las carreras políticas de sus respectivos maridos (que ellas mismas han contibuido sustancialmente a construir), han trascendido a la esfera política con nombre propio, aún cuando habían tenido trayectorias políticas más consolidadas que sus predecesores.

Carmen Castro | 31 de julio de 2010


LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal