Libro de notas

Edición LdN
El mundo gira sobre un eje podrido por Alber Vázquez

Alber Vázquez es escritor. “El mundo gira sobre un eje podrido” es una columna de opinión que se publica todos los lunes y que alberga como firme propósito convertir a este planeta en un lugar más habitable donde los hombres y las mujeres del mañana puedan compartir su existencia en condiciones igualdad y justicia. Estamos seguros de poder lograrlo. El mundo gira sobre un eje podrido dejó de actualizarse en abril de 2008.

Copa América: el tripulante dieciocho paga la ronda

El otro día, el editor de Libro de Notas me sugirió amablemente que escribiera acerca de la Copa América. Yo, sin pensármelo dos veces, rechacé su propuesta porque, a ver: ¿qué demonios sé yo de la Copa América? Luego, pensándolo ya más despacio, caí en la cuenta de que precisamente esa era la pregunta del millón de dólares. Y me dispuse a aburrir al respetable perpetrando otra de mis elucubraciones.

¿Qué demonios sabe nadie acerca de la Copa América? Hala, háganse la pregunta, hágansela a sus seres queridos, al cónyuge entre primer y segundo plato, al amante entre ayuntamiento y ayuntamiento, a esa vecina del tercero que está como un tren y a la que nunca sabe qué decir cuando coincide con ella en el ascensor. ¿Qué carajo es la Copa América?

Yo no sé lo que es (he tenido que leer un buen rato para enterarme) pero recuerdo qué iba a ser: una especie de orgasmo colectivo de proporciones similares al que habríamos alcanzado, qué podría decir, si a Elsa Pataky le diera por protagonizar un desnudo integral, que es lo que ahora pide España a voces. ¿Cuánto hace de aquello? Del día en la que nos la concedieron, digo. Del puto día en el que tuvimos que pasar vergüenza ajena al contemplar cómo una horda de políticos perdía todo sentido de la proporción y nos la mostraba dura como monos encelados. Porque eso sí que lo recuerdo perfectamente. Recuerdo a los patanes tenebrosos de toda la vida haciendo las cosas tenebrosas de toda la vida: tratar de engañar a la pobre gente como si la pobre gente fuera, consustancialmente, gilipollas. ¡Es que no salíamos de nuestro gozo! ¡Qué suerte la nuestra! ¡Lo que acabábamos de trincar tontamente! A España le había tocado el cuponazo. A toda España a una, y subnormal el que no lo celebrara con champán. Más de uno y de dos pensamos cosas por el estilo. ¿A que sí?


Foto (cc) freshwater2006. Edificio “Veles e Vents”, construido con motivo de la Copa América.

Y la vida siguió, y la gente se dedicó a sus cosillas cotidianas y los políticos siniestros continuaron con la murga, pero ya por lo bajini: el español no es tonto, pero tampoco protestón, de manera que si bien jamás se tragó la pollada de la Copa América, dejó que las cosas siguieran su curso natural, a saber ese que discurre del maletín del promotor al bolsillo del corrupto de turno. Pues mira tú qué bien. Nada que aquí nos sonara a nuevo.

¿Está ahora mismo disputándose la Copa América? He tenido que mirarlo. No, no se está disputando. Lo que se está disputando es la Louis Vuitton Cup, una competición que un aspirante a competir en la Copa América debe ganar. O sea, que ahora se está batiendo el cobre la chusma, y luego, de ahí, saldrá el barco que, a partir del 23 de junio, podrá disputar a su actual defensor la auténtica, única y original Copa América.

Bien, toda esta mamarrachada está teniendo lugar en Valencia, al parecer. Debe de ser la hostia, un espectáculo grandioso. Dicen, pero lo que es ahora, mientras escribo estas líneas, la portada de elpais.com no hace mención alguna al evento más grande jamás conocido en España después del 12-1 a Malta. Pero es que ni una noticia pequeñita. Elmundo.es sí que le dedica algo de espacio, pero sin desgañitarse: creo que están reservándose. En abc.es sale una nota de la mitad de la portada para abajo, eso sí, mencionando la gesta épica que están protagonizando los españoles. En cambio, lavanguardia.es sitúa una noticia al respecto como cuarta en su portada. Para romper España será, digo yo.

Como de aquí al 23 de junio esto no pegue un arreón de agárrate y no te menees, la Copa América se va a convertir en el mayor fiasco de la historia reciente de España. Dicho lo cual, nos la suda, ¿no? Mira Zaragoza. Ahí andan los tíos organizando a toda hostia una Expo para el año que viene. Palmarán plata por un tubo, pero qué cojones, ¡hemos venido a divertirnos!

La tripulación de los barcos que compiten en la Copa América está formada por diecisiete tripulantes. Todos ellos son gente anormalmente guapa, anormalmente lista y anormalmente extraordinaria. En jerga regatista, se denomina tripulante dieciocho a un tipo o tipa que se sube a bordo a modo de invitado. No puede hacer nada, excepto mirar. De hecho, hasta le visten de forma diferente al resto de los tripulantes, no vaya a ser que, el muy cabrón, se haga pasar por anormalmente guapo, anormalmente etcétera. Cualquiera puede ser el tripulante dieciocho. Basta con que te inviten a la juerga. Eso sí, si lo hacen y te toca a ti, ten en cuenta que tú eres el que paga la ronda. La monumental e indigna ronda llamada Copa América. Tú, y el resto de españolitos pringados a los que, con todo el empaque del que seas capaz, te dispones a representar. País de tontos útiles.

Alber Vázquez | 14 de mayo de 2007

Comentarios

  1. Pixmac
    2007-05-14 20:15

    Muy cierto todo lo dicho en la entrada. Estas cosas no sirven nada más que para promocionar la ciudad entre personas de cierto status pero para el resto de personas no es más que unos barcos más en el mar. Y para eso se gastan una millonada…

    Ahora falta hacer un complejo en Mallorca con decenas de campos de padel para hacer el campeonato del mundo.

  2. Marcos
    2007-05-14 20:35

    Y dicho esto, echemos un vistacillo a TVE, ese ente que pagamos todos los españoles, y en concreto a sus telediarios y tendremos una prueba irrefutable de su dependencia de no sé qué intereses; tras pasar la sección de deportes, a uno no le queda ninguna duda de que los redactores tienen sobre la mesa, en letras rojas muy grandes, un recordatorio de que la vela valenciana tiene patente de bombo, de mucho bombo: tras estos telediarios uno se imagina a toda Valencia, a toda España, celebrando en las calles las victorias de nuestro barco, y con las uñas comidas por las espectaculares y reñidas regatas.

    Yo a mis niñas ya les he tirado los libros y las baribies a la basura y les he comprado un barquito para la bañera, para que vayan tomando contacto.

    Saludos

  3. Pedro
    2007-05-14 20:42

    Con todos mis respetos. Evidentemente usted no ha pasado por Valencia a ver el ambiente que, en este momento la Louis Vuitton Cup, está generando en esa ciudad. Otra cosa es la importancia mediática que se le dé desde fuera (llámese resto de España). Le invito a que lo haga, y luego, con elementos de juicio, vuelva a escribir un artículo sobre la America’s Cup.
    No me considero un seguidor accérrimo de la vela, no la entiendo y no me gusta casi nada, y ni mucho menos todos los que participan en la Copa del América son guapos, listos y extraordinarios (me he pasado un par de veces por el puerto, muy bonito por cierto, y puedo constatarlo). Es más, creo que tanto usted como yo, podríamos participar en esa competición.
    No entiendo su comentario, ni qué intenta expresar con él. Siempre he pensado que si a mi no me gusta algo, por respeto a los que le gusta, no digo nada. Me pasó con lo del Papa, y me indigné de ver carteles en los balcones ofensivos para los que esperaban su venida.
    Por favor, no critiquemos por criticar.

    Un saludo

  4. joseluis
    2007-05-14 21:13

    A Pedro : no es eso de criticar por criticar. Es que unos pagamos y otros viven del cuento.

  5. Jose Antonio
    2007-05-15 00:50

    Si bien puede que lo que dice Pedro sea cierto, para los aficionados a la vela, no lo es menos que el coñazo mediático que nos están dando con este evento es totalmente desproporcionado con respecto al interés que despierta en general. Lo mismo que pasa por ejemplo con el golf. Resulta ahora que todos los españoles somos aficionados de toda la vida al golf y a la vela, cuando lo que hay en realidad es mucho golfo y mucho veleta que acude cual lebrel emaciado a cualquier sitio desde el que le llegue la fragancia de los billetes de 500 €.

  6. Pedro
    2007-05-15 03:47

    Para Jose Antonio:

    ¿Pero es que pasa lo mismo con todos los deportes! A quien no le guste el baloncesto, se hartaría de ver a los “Chicos de Oro” en la tele cuando ganaron el Mundial, o los Europeos de Atletismo, o Eurovisión. Cierto que quizá no tengan la misma repercusión mediática la vela y el baloncesto, pero, independientemente de que la Copa del América sea una de las competiciones más antiguas que se conocen, toda manifestación, en este caso deportiva, requiere, se merece su espacio. Y qué mejor momento para promocionar y atender la vela que en el evento que se celebra en Valencia.
    Nunca llueve a gusto de todos, pero lo que a mi puede no gustarme, quizá a tí sí, y al igual que yo respeto eso, me gustaría que al revés sucediera también.

    Un saludo

    P.D.: A Alber, un apunte. Correctamente se le deberia decir “Copa del América”, ya que su nombre proviene del primer barco que ganó la “Copa de las 100 guineas”

  7. Camilo de Ory
    2007-05-15 18:47

    @ Pedro:

    “toda manifestación, en este caso deportiva, requiere, se merece su espacio”

    ¿Por qué?

  8. Alber
    2007-05-15 20:49

    Pedro,

    Yo, cuando no me gusta algo, por respeto a mi libertad de expresión, lo digo. Es cierto que la mayor parte del tiempo puedo estar diciendo estupideces. Pero como es mi derecho decirlas, las digo. Con no escucharme… Por otro lado, vivo en un país de estúpidos diciendo estupideces a todas horas, muchas de las cuales, a pesar de que, te lo aseguro, hago esfuerzos por no escucharlas, las escucho. Y me aguanto. Así estamos.

    Por cierto, si yo hubiese vivido en Valencia cuando Ratzinger la visitó, también habría puesto carteles ofensivos en mi balcón. O directamente insultantes. ¿Qué otra cosa puede hacer un ciudadano pacífico cuando un tipo que aboga por recortar las libertades civiles de todo quisqui visita la ciudad de uno? Pues pone un cartelito en el balcón, qué menos…

  9. Pedro
    2007-05-15 21:24

    Bueno, es una manera de ver las cosas, pero desde luego, si, y pongo su ejemplo, usted hubiera estado en Valencia cuando lo del Papa y hubiera puesto el cartelito de marras, creo que más que un ejercicio de libertad de expresión hubiera sido una falta de respeto a todos aquellos que sí querían que viniera.
    Y como esto va de la Copa del América, y no del Papa, lo diré así. Usted puede estar en desacuerdo con la susodicha competición, y respeto su opinión. ESO es para mí la libertad de expresión, opinar y respetar las opiniones, no vomitar (o como usted dice muy acertadamente, perpetrar) cuatro improperios que rayan la mala educación. ¿Qué diría usted si se celebra cualquier acto que le guste, y aparecieran algunas personas con carteles en contra, o poniendo a parir a la gente que, como usted, le gusta ese acto? Me juego una paella a que no se encogería de hombros ni les dejaría protestar tranquilamente…

    A Camilo de Ory, le respondo con otra pregunta: ¿y por qué no?

    Un saludo

  10. Cayetano
    2007-05-15 21:43

    Hace de esto muchos años, pero me vi envuelto en una tormenta espantosa en el Atlantico cerca de las costas gallegas, Era de ver las caras de espanto del patrón y resto de tripulación, desde entonces no he montado más en un barco, tampoco lo he necesitado. Digo todo esto porque a mi si me parecen escepcionales quienes están todo el día bregando con el mar. Otra cosa es el tema de eventos deportivos , ni se ni quiero saber :)

  11. Alber
    2007-05-15 21:48

    Pedro, tutéame, por Dios, que estamos en familia,

    Si ante un acto que es de mi agrado aparece gente que de forma cívica y pacífica protesta, yo me aguanto. Te lo digo en serio. Me aguanto, porque entiendo que no me queda otro remedio. Y si leo mil improperios provenientes de personas incluso más maleducadas que yo, me aguanto también. Que cada cual diga lo que le parezca y como le parezca. Yo soy muy respetuoso con ese derecho porque es exactamente el mismo que me permite estar aquí debatiendo contigo.

    Me debes una paella.

  12. Pedro
    2007-05-15 23:38

    De acuerdo, te tuteo, y estás invitado a una paella, faltaría más. Cuando vengas por Valencia a ver la Copa del América y veas el ambiente que hay. Aunque eso no quita que siga discrepando de tu manera de decir las cosas (y no, contrariamente a lo que se pueda pensar no tengo nada en tu contra, pero sí en contra de tu opinión). Muchas veces las formas pueden llevar a perder la razón en lo que se dice, y desde luego muchísimas maneras de protestar cívicamente antes que el insulto y la demagogia barata. Políticos dando saltos, como dices, lo ha habido siempre pero nunca había visto tanta crispación con un evento como el que pretendes describir en este artículo. Quizá si la Pataki enseñara sus atributos, seríamos todos menos agresivos… O quizá deberíamos preocuparnos más de nuestras cosas y dejar hacer a los demás las suyas tranquilamente. Viviríamos mejor, seguro.

    Un abrazo

  13. Camilo
    2007-05-16 01:06

    @ Pedro:

    ¿Por qué no? Porque si hubiera que dar “espacio” a todas las “manifestaciones” minoritarias del mundo mundial no habría sitio bastante en las parrillas de programación de las televisiones y en las páginas de los periódicos para hacerlo. No todo el mundo “merece” atención por el hecho de existir. Dicho de otra forma y precisando, sólo las cosas que me estimulan, dicho sea esto en el mejor sentido de la expresión o en el otro, “merecen” mi atención. Y que gaste en ellas mi dinero. La vela no es una de ellas.

    O sea: el baloncesto le interesa mucho a mucha gente. Es entretenido. Que se hable de él en el telediario me parece que está más que justificado. La vela le interesa a cuatro pijales. Más que nada porque comprar un balón sale más barato que hacer lo propio con un barco. A mí, desde luego, para el barco no me llega, y eso que soy el más rico de mi escalera.

    Y si el Papa, que influye con sus decisiones en mi vida y en la de mis semejantes y dirige una organización que vive de mis impuestos, pasa por la puerta de mi casa, se arriesga a que yo le diga lo que pienso de él. Como si yo le bombardeo con consejos sobre cómo debe vivir su vida y le sangro el 0’7 % de su patrimonio y me subo a un escenario delante de su ventana en El Vaticano. Seguro que saca un cartelón y me pone verde o me suelta a los guardias suizos.

    Fijo.

  14. Pedro
    2007-05-16 02:39

    Hola Camilo

    Según tú, en este caso la vela no “merece” tiempo en los medios de comunicación simplemente porque es minoritaria o porque a tí no te interesa. No me parece “justo”. Verás que en mi comentario digo que, aunque la vela sea minoritaria, simplemente por el hecho de estar celebrándose en Valencia, como mínimo en la televisión pública, y por deferencia a los que les gusta, debería hablarse de ella (más o menos, pero nunca llueve a gusto de todos)

    Lo del Papa lo puse como un ejemplo, pero parece que ha calado bastante. Te diré una cosa. ¿De qué modo influye ese hombre en mi vida? De ninguna. Podrá decir misa, o podrá decirme como actuar. Yo podré no estar de acuerdo, y actuaré según mi criterio, pero no iré por ahí rasgándome las vestiduras y señalándole con el dedo por lo que hace o dice, ni poniéndo carteles en su contra. Como dice Cayetano en su comentario: “ni se ni quiero saber”. Yo, y sólo yo, hago mi vida, y sólo yo soy responsable de mis actos y pensamientos. Los demás, con sus actos y pensamientos merecen todo mi respeto, pero con educación y civismo.

    Un abrazo

  15. Camilo
    2007-05-16 03:13

    Pedro, va a parecer que estoy esperando frente al ordenador con la estaca para contestarte… Disculpa la celeridad.

    Sugieres que debemos aplaudir la atención de los medios a la regata ésta por deferencia a sus seguidores y por el hecho de ser un acontecimiento internacional que se celebra en Valencia: vale, acepto pulpo como animal de compañía. Lo que ya me cuesta más aceptar es que esa deferencia me deba llevar a aplaudir la existencia de la copa en sí, un evento que se paga con el dinero de mis impuestos y sobre todo con el de los tuyos, que eres valenciano. Es decir: mi cortesía y mi respeto a las minorías no son tan grandes como para llevarme a pagarles los hobbies, las cañas y las tapas. Sobre todo cuando las minorías, como en este caso, son infinitamente más pudientes que yo, y cuando los beneficiados (económica y políticamente) por la organización a mi costa del show son los cuatro golfantes de siempre.

    En cuanto al Papa, bueno, puede que no influya mucho en tu vida (yo desde luego procuro que lo haga lo menos posible en la mía), pero sí lo hace en la de mucha gente que, por razones culturales o por imperativo dictatorial, no tiene la posibilidad de decidir si está de acuerdo o no con su doctrina. Estamos hablando de un beatífico genocida que lucha contra el empleo del condón en el control del SIDA en África y que se deja la piel, él sabrá por qué piadosa razón, para evitar que se experimente con células madre, una de las principales vías de investigación médica en la actualidad. Por poner dos ejemplos. Que un hombre muera de hepatitis C en Guinea Ecuatorial porque el supuesto representante de Dios en la Tierra le ha dicho que de condón nada y que antes de hacerlo contagie a un par de chicas que tampoco ponen en duda la palabra y las intenciones de tan Santo Hombre es un suceso que nos pilla lejos, pero que ocurre con frecuencia y que, de algún modo, nos afecta. Pues si me pasa este prenda, me refiero al Papa, por debajo de la ventana de verdad que le saco un cartelito. Y si para colmo el viaje y el hotel se lo pagan de mi bolsillo, pues protesto. Vaya que si protesto.

    Un abrazo. Y si no os importa, me apunto a la paella. Ésta sí la pago yo.

  16. Pedro
    2007-05-16 04:20

    Hola Camilo

    Espero que no pienses lo mismo de mí...

    Te respondo en sentido inverso. Empiezo por lo del Papa, y seré breve. Tienes toda la razón, pero por desgracia no seremos ni tu ni yo quienes abramos los ojos a esa gente, ni tampoco conseguiremos nada de ese Santo Varón (¿o es Barón?) protestándole. Así que si por aquí viene el Papa, pues muy bien, me cortan las calles (como en Fallas) y la gente que le gusta lo disfruta (en su ignorancia o en la nuestra), yo a lo mio, y ellos que lo pasen bien, no les voy a amargar la fiesta.

    Por otro lado, y respecto a la Copa del América, con miedo me atrevería a decir que la mayoría de eventos que se celebran se sufragan con nuestros impuestos, y ni la décima parte dan beneficios a ciudades o personas, porque lo que sí es cierto es que, si bien tú y yo pagamos parte de ese evento, gente de a pie, como tú y yo, está trabajando allí gracias al empleo que se ha generado (entre ellas mi hermana). Que ese dinero que se lleven las instituciones (llámese Generalitat o Ayuntamiento) repercuta luego en beneficio de la ciudad y sus habitantes, ya es otro cantar, y si no fuera así, me sentiría defraudado. Intento decirte que no son cuatro golfantes o cuatro pijales los que lo disfrutan, no. Creo no ser un iluso si digo que para la ciudad de Valencia es un empuje económico, y para muchos valencianos. No sé de dónde eres tú, pero ante un evento similar en tu tierra me alegraría por tus paisanos (no me malinterpretes, no digo que no te alegres por Valencia, sólo digo que un acto que impulse de la manera que sea a una ciudad, es beneficioso para ella y para el resto, sin duda). Llámame iluso, repito.

    Otro abrazo, y por supuesto, hay sitio para ti en esa paellita.

  17. pasir
    2007-05-16 05:35

    cuando la formula 1 no la veía nadie,que?
    ahora todos parecen querer a alfonsito…
    cuando eran 4 los que se levantaban a verla de madrugada.
    Es un ejemplo, por que criticar , cuando se puede intentar favorecer el deporte esapañol y los eventos deportivos que lo ayudan…
    como le gusta criticar a la gente. Además , sinceramente prefiero ver la vela que los documentales de la 2.

  18. sopa
    2007-05-16 05:53

    Cuanta razón, pasir. Con los documentales, cualquier rugido te despierta; con la vela sin embargo, a los 5 minutos estás dormido y ya no hay quien te despierte hasta el final.

  19. pessoa6
    2007-05-16 23:50

    Tarde como siempre. Pero no me ahorro el comentario. El baloncesto, como el tenis, como puede pasar ahora con la la vela se hicieron populares por la tele y por algún que otro personaje con genio. No había a quién recurrir y se buscaba el que destacara aunque fuera de segunda fila. En los años sesenta se le hizo un homenaje a un tal Areta porque quedo sexto en los juegos olimpicos. O sea que la vela como todo lo demás está en función de lo que venda en publicidad. Y vende. Pero ni en eso somos originales, en Italia cuando un deportista gana a las chapas sale en primera página en TODOS los diarios y si pierde se ignora. Los media venden y los demás nos metemos donde haga falta. Lo de Pedro con la vela solo es más de lo mismo. Y a lo mejor divierte y pasa a ser otro deporte como el tenis, el golf, el baloncesto,etc.
    Con lo del Papa no trago. Ese señor no permite el sexo con preservativo en Africa y allí la gente se muere de Sida. Hay paises con más del 40% de la población seropositiva y sólo le importa si pecan porque disfrutan y no porque procrean. Es una ventana pública y no me puedo permitir otros comentarios que están en mi cabeza pero da para muy largo… y duro.

  20. Marcos
    2007-05-17 02:10

    Pero, pessoa6, hay una diferencia fundamental entre le tenis, el baloncesto, incluso el golf, y la vela: los tres primeros son un espectáculo “televisivo”, es decir, viéndolo por televisión se pierden muchas cosas del directo, pero se ganan muchas otras. La vela es infumable por televisión, por la sencilla razón de que, como el alpinismo por ejemplo, no es un deporte pensado para el público ni con la acción suficiente como para atraer.

    Y sobre el Papa prefiero no opinar. Me reservo para un más que probable artículo de Alber sobre el tema :)

    Saludos

  21. Marquitos
    2007-05-17 05:01

    Pedro, vivo en Valencia y mi trabajo me ha tocado en un par de ocasiones muy cerca la America´s Cup, y no tengo ni puta idea de a qué te refieres con lo del ambiente que se vive en la ciudad. Si te alejas 300 metros del puerto y te olvidas del par de saraos que han montado para que parezca que algo se cuece, ná de ná; a años luz de lo que genera una olimpiada o un mundial de fútbol, que es la burra que nos han estado intentando vender.

  22. María José
    2007-05-17 09:07

    A mí lo que me ha gustado ha sido la foto, produce una sensación tan agradable que contrasta con el contenido del artículo, no ha sido muy buena elección.

    Lo del Papa me sorprende. Como siempre ando preocupada por la causalidad, me parece increíble que creáis en la influencia del Papa sobre sus seguidores, porque de ello sólo se derivaría una masiva abstinencia sexual en África y en Europa y una reducción significativa del SIDA. Yo creo que lo que dice el Papa tiene tanta influencia como los carteles que nos pone tráfico en la carretera.

    Pero he hecho un descubrimiento que me ha impresionado. Por primera vez he visto, no sé por qué, supongo que por mirar las fotos más que el contenido, que eres escritor (no digo que no pudiera deducirse de tu columna en ldn) y he descubierto Desencriptación de la medusa. Pienso leerlo más despacio y, por supuesto comprarlo, pero no me gustaría dejar de decir hoy que el poema que empieza “Los niños se acercaron al agujero” es de lo mejor que he leído en mucho tiempo. Las ilustraciones y la edición muy bonita.

  23. Marcos
    2007-05-17 17:36

    Siento incidir en estos comentarios laterales, pero es cierto que Desencriptación de la medusa es un libro magnífico; lo leí hace ya meses, y tengo pendiente hablar de él, aunque no me sale. Sólo el título merecería un premio.

    Y como dije que no iba a hablar del Papa, pues me callo, pero andas errada María José.

    Saludos

  24. Ana Lorenzo
    2007-05-19 01:27

    Sigo el hilo lateral de los comentarios: me encantó también Desencriptación de la medusa, tanto los poemas como el libro en sí, con sus ilustraciones. Mis favoritos: «En la parsimonia de la medusa…» y «Verdaderamente…», aunque creo que componen un conjunto estupendo que lleva de uno a otro en el que ninguno desmerece.

    Un saludo

    Lo siento, no sé nada de vela ni de golf, y reconozco que me aburren soberanamente las noticias de deportes, excepto las de natación sincronizada y tenis.

  25. Alber
    2007-05-19 18:54

    Ejercicio de agudeza visual: Averigüe en menos de cinco segundos cuál de estas dos embarcaciones es el auténtico “Desafío Español”.

  26. Camilo
    2007-05-19 19:19

    Salta a la vista que la lámpara de rayos UVA de los pijales del monocasco de abajo funciona mucho mejor.

    De ello deduzco que son más ricos y por ello probablemente nórdicos.

    ¡El de arriba!

  27. Alber
    2007-07-06 17:41

    Me da a mí que nos hemos quedado cortos en las previsiones: cero de cada cien españoles entrevistados no supieron que la Copa América ya ha concluido. A otra cosa, mariposa.



LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal