Libro de notas

Edición LdN
Educación y transhumanización por Manuel Ángel Vázquez Medel

En el siglo XXI, con la “revolución de la mente” (tras la “revolución del músculo” que supuso la revolución industrial), la educación ocupa el lugar central de todos los procesos humanos. Cada 26 del mes en curso, Manuel Ángel Vázquez Medel, Catedrático en la Facultad de Comunicación de la Universidad de Sevilla, ofrecerá nuevas claves educativas para pensar, sentir, comunicarnos y actuar en la nueva sociedad de la comunicación y de los saberes compartidos.

INVITACIÓN A LA CREATIVIDAD (Carta a profesores y alumnos)

[No es esta la primera vez que abordamos la creatividad como piedra angular de los procesos formativos de los seres humanos del futuro: ya lo hicimos en relación con el “pensamiento lateral”, que dinamiza y complementa las pautas racionales y convencionales del pensamiento. Ahora, más creativamente, me permito hacer una llamada por igual a profesores, alumnos y a cualquier ser humano que desee hacer de su vida su propia obra de arte]

Tú eres un ser único, especial, verdaderamente extraordinario… No sabemos por qué razón, este complejo Universo al que pertenecemos se ha tomado la molestia de invertir miles de millones de años para que estés aquí y ahora de esta manera. Para que leas estas palabras.

Hubiera bastado el más mínimo cambio, el más pequeño accidente, para que las cosas no hubieran sido como son, para que tú no existieras: que hubiera sido otro espermatozoide, entre los millones que lo intentaron, el que fecundara el óvulo que hizo posible tu vida… y antes que tú, la vida de tu padre y de tu madre, de tus abuelos, bisabuelos y tatarabuelos… Hubiera bastado que uno de tus antepasados no hubiera tenido el valor de luchar por su vida y sobrevivir en circunstancias muy duras, para que tú no estuvieras aquí… Sólo con que las leyes que rigen la materia en el Universo hubieran tenido la más mínima diferencia o alteración en relación con lo que son, para que tu existencia no hubiera sido posible…

Y sin embargo, estás aquí y ahora. Singular, irrepetible… Introduciendo una mirada en el cosmos que es sólo tuya… con perfiles y variantes muy parecidos a otros, pero en realidad verdaderamente únicos… Contigo ha nacido un mundo que se irá contigo, pero que también, de algún modo, dejará su pequeño trazo en este espectacular despliegue de materia, energía y conciencia.

Estás aquí y formas parte de una dinámica de azares y necesidades en la que casi todo está ya dicho y previsto; en la que, de verdad, dependen de ti muy pocas cosas… Muchas menos de las que tú mismo crees. Pero esas pocas cosas son muy, muy importantes. Decisivas.

Tal vez lo que pensemos, sintamos, hagamos, responda mucho menos a nuestra voluntad de lo que creemos. Es posible que un 99,9 % de nuestra vida esté ya escrita y programada, prevista y trazada… Pero ese pequeño 0,01 % es fundamental. Decisivo. Es el que marca la diferencia. Es el que te define. Es el que posibilita que tu vida aquí y ahora no sea sólo una mera reacción mecánica a los complejos estímulos y emplazamientos de tu entorno, sino un milagro de creatividad.

Para que sea posible la compleja y frágil vida humana, especialmente en sus interacciones sociales, nuestros padres, familiares, amigos, la sociedad toda ha construido en gran medida nuestra mente sobre la base biológica de nuestro cerebro… Y lo sigue haciendo: nos nutrimos no sólo de alimentos que mantienen vivo nuestro cuerpo, sino de palabras, imágenes, estímulos de todo tipo, que constantemente espolean nuestra mente.

Y eso está bien, porque nuestra limitada vida biológica se ha enriquecido con conocimientos y experiencias para las que —si las hubiéramos tenido que adquirir nosotros— hubiéramos necesitado cientos, miles de años… Para aprender a multiplicar o dividir, el teorema de Pitágoras o la ley de la gravedad.

Estás aquí y ahora con tu mente formada, conformada, enriquecida, pero también inevitablemente condicionada y limitada (pero quiero pensar que no determinada).

¿Eres consciente del regalo que te ha hecho el Universo al proporcionarte materia, energía, vida, conciencia…? ¿Tienes idea de lo que vale que tu mente pueda vibrar con la música de Mozart, pueda reaccionar frente al milagro de la pintura de Van Gogh, frente a la palabra de Shakespeare…?

Y todo eso: ¿para qué…?

¿Sólo para que lo vivas rutinariamente? ¿Sólo para que te acostumbres a todo ello y mates tu capacidad de asombro, de vibración, de entusiasmo…? ¿Sólo para que conduzcas tu existencia por vías y caminos trillados, más que discutibles, guiado por la voluntad de tener, por la voluntad de poder, por la voluntad de placeres efímeros que en el fondo te dejan profundamente insatisfecho, insatisfecha…? ¿Y el Gozo de Ser…? Sí: esa alegría profunda e incondicionada de existir, GAUDIUM ESSENDI, GOZO DE SER…

Estás, sí, tú, aquí ahora, leyendo por razones mágicas estas palabras… Y dentro de ti algo se remueve, algo reacciona en relación con ellas… Algo te despierta y te dice: ¡sí, es verdad! ¡estoy vivo, estoy viva…! Y se me ha hecho el regalo de esta vida para que yo haga con ella una obra maestra, una verdadera obra de arte: única, singular, irrepetible, asombrosa, sorprendente…

Pero, a la vez que el mundo de la vida y de la cultura al que perteneces te ha puesto alas, te permite pensar cosas que jamás se te hubieran ocurrido… sentir maravillas que nunca hubieras imaginado… y hasta hacer cosas de las que no te creías capaz, también te ha puesto barrotes en la mente… Por un lado, te impulsa a volar. Por otro, te recluye en la cárcel de las limitaciones impuestas, como un pobre pájaro que ya casi ni imagina otra vida posible más que este vivir encerrado en su jaula…

Por ello te digo: rompe esos barrotes; supera esas limitaciones… ¡Lánzate al vuelo…!
¿Sabes lo mejor? Que la jaula en la que estamos tiene su puerta abierta.

Aunque sea con el miedo y la inseguridad de los pajarillos que por primera vez se lanzan al vacío (y algunas veces acaban estrellados en el suelo)… ¡Inténtalo…! Si no lo intentas, nunca sabrás si tus sueños son posibles, si de verdad puedes alcanzar aquello que te propones… Y si no lo consigues, siempre te quedará la vida y la riqueza, la experiencia y la satisfacción de haberlo intentado. Pero el miedo no debe impedirte volar, porque sólo hemos de tener miedo al miedo.

Parece que en esta vida no hay arrepentimiento mayor que el que sentimos por aquellas cosas auténticas que no hemos hecho… por aquellas palabras que no hemos dicho… por aquellas caricias que no nos atrevimos a dar…

¡Inténtalo! Y si te equivocas, aprende de la experiencia y sigue adelante. Si tropiezas y te caes, levántate de nuevo. La grandeza del ser humano no está en no caer, en no equivocarse nunca, sino en tener la capacidad de levantarse, de elevarse.

Porque ese 0,01 % que de verdad depende de tu inteligencia, pero también de tu voluntad, de tu imaginación e incluso de tu fantasía, son tu vida más auténtica. Porque hay algo que tú y sólo tú puedes hacer. Una pequeña huella que tienes que dejar que indique que tu vida ha tenido sentido. Que ha sido una vida lograda. Que los dolores que has sufrido, que inevitablemente todos hemos de padecer, han servido para algo.

Mírate ahora a ti mismo, a ti misma. Con ojos nuevos. Mírate sin prejuicios. Hay en ti potenciales insospechados que nada ni nadie pueden detener ni anular… excepto tú mismo, tú misma… Atrévete. Con prudencia, pero a la vez con osadía y con arrojo. Porque, como dice el adagio, “la fortuna ayuda a los audaces”.

Manuel Ángel Vázquez Medel

Manuel Ángel Vázquez Medel | 26 de agosto de 2010

Comentarios

  1. Antonio López-Peláez
    2010-08-29 03:57

    Con el debido respeto, hacía tiempo que no leía un texto tan saturado de lugares comunes. Todo un logro, sin duda. Y, por si fuera poco, aderezado con un tonillo cursi y relamido que ya no se encuentra ni en los cuadernos de catequesis. Esperemos que los destinatarios del sermón de D. Manuel Ángel no le sigan como modelo a la hora de explotar lo que él llama sus potenciales insospechados, porque los resultados podrían ser dantescos y de muy difícil reparación.

    http://antoniolopezpelaez.com



LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal