Libro de notas

Edición LdN
De ventrílocuos impostores por Mon Falcón

Reflexionando desde una cierta actualidad músico-discográfica, Mon Falcón nos lleva el 24 de cada mes a crear a modo de prosopografía una ilimitada red de influencias, multicopismo y ‘revival’ en la que ensaya sobre la falsa filosofía de la música POPular, sobre qué queda del ‘hazlo tu mismo’, quién engaña a los puristas, y sobre todo ¿qué ocurre a nuestro alrededor y por qué? Los falsos predicadores del rock’n‘roll pueden deteriorar la banda sonora de nuestras vidas… así que ustedes verán hasta dónde quieren saber…

Del apropiacionismo (Traduciendo por el sur).

Hoy continuamos con las entregas sobre el apropiacionismo, sin teorías ni más historias sobre debates de autoría ni otras complicaciones. Hoy nos vamos directamente a las refrescantes versiones que muchas veces se limitan a la traducción de los grandes éxitos anglosajones. En Europa las hordas yeyé capitalizaron el fenómeno de las versiones traducidas, el fenómeno fue enimentemente francés, con importante repercusión en Italia y España, y en menor medida en Alemania y los Paises Bajos, con aquellas versiones orquestales, normalmente con arreglos soul y sus letras traducidas como mejor les parecía (muchas veces nada que ver con el original), en las que lo importante era la música y la melodía, ya de éxito, y luego traducir su mensaje para todo un nuevo mercado. Pero la importancia del fenómeno en la España de los 60 no tuvo solamente la influencia del país vecino. Sudamérica fue una fuente inagotable de transmisión de todas aquellas canciones, que en muchas ocasiones triunfaban aquí sin ni siquiera tener noticia de las originales, y que aún así todavía sufrían versiones cañí. Así que hoy toca un paseo por la inmediatez de las traducciones sudamericanas.

En la entrega del mes pasado introducimos el tema con la versión de Hey Joe de Los Locos del Ritmo, de modo que seguiremos con otras bandas mexicanas, para terminar en Perú con Los Shain’s.

‘Poison Ivy’ fue un clásico de las matinées y los guateques durante años. El tema es original de los estadounidenses The Coasters. Fue uno de sus mayores éxitos, sobre todo con el paso de los años. Compuesta y grabada en 1958, no fue publicada hasta el año siguiente (‘Poison Ivy’ Atco, 1959) compartiendo la cara b con ‘I’m A Hog For You’. Aquí teneis a The Coasters interpretando ‘Poison Ivy’ en 1960 (el tema comienza en el minuto 2:30’).

También les podéis ver aquí haciendolo en directo 50 años después, la energía ya es otra, un auto-homenaje en toda regla, como versionarse a sí mismos. Con ‘Poison Ivy’ The Coasters se colocaron en el número 1 de muchas de esas decenas de listas de ventas temáticas de los USA, y alcanzando el top ten de ventas absolutas tanto en USA como en el Reino Unido. Tan inmediato como su éxito, aparecieron las versiones, en el mundo anglosajón las más directa fue la que realizaron los británicos The Hollies en 1963 (y como 20 años después, ya en la 2ª oleada Mod, The Lambrettas facturaron la versión más famosa durante muchos años y todavía más festiva a ritmo de ska), Pero como hemos dicho, las versiones latinas eran casí inmediatas. Con los inicios del rock’n’roll, en México DF se formaron en 1958 Los Rebeldes del Rock y desde el primer momento recurrieron a esa fórmula de éxito. En su primer álbum de 1960 incluían esta fantástica versión, titulada ‘Hiedra Venenosa’ todo un super éxito:

La fórmula se convirtió en filón instantáneo en México, y así surgieron conjuntos dedicados casi en exclusiva a este tipo de versiones, Los Rockin’ Devil, Los Apson, Los Johnny Jets, Los Belmont o Los Yaki solo por citar a algunos de los más populares:

Los Rockin’ Devils fueron uno de los más irreverentes a la hora de versionar y traducir, formados en Tijuana en 1961 dieron lugar a adaptaciones tan delirantes como la del Woolly Bully de Sam The Sham & The Pharaohs, convirtiéndola sin contemplación en este ‘Bule Bule’:

O esta mucho más amable ‘Es Lupe’ que versionaba el Hang on Sloopy de The McCoys:

Los Yaki son ya de la segunda mitad de los 60, y aunque dedicaron sus esfuerzos a triunfar con sus propias composiciones, con el paso del tiempo serán siempre recordados por este fantástico ‘Nadie como yo’ que versiona (como nadie) el Nobody but me de los Isley Brothers:

Los Johnny Jets fueron quizás quienes menos escrúpulos tuvieron a la hora de versionar, todo les valía, desde The Turtles, The Rolling Stones, o el mismísimo James Brown con su I feel Good que los mexicanos convirtieron en este disparate de ‘Bule Bu’:

Aunque también facturaron otras muchas de mayor fortuna como “Susie Q” de la Creedence Clearwater Revival:

Pero sobre todo, la adaptación que más me gusta de los Johnny Jets es ‘Fiebre’ una versión tremenda de la sensual Fever de Little Willie John, sin duda las más acertada:

Por último Los Apson fueron otros francotiradores de las versiones, aunque quizás con más criterio y mucha más calidad técnica. De todas yo me quedo con el For your Love de los Yardbyrds:

Pero hagamos una siguiente parada más al sur, en Perú, las versiones ya no eran tan inmediatas como en le caso mexicano, y en algunas ocasiones recurrían a auténticas rarezas del underground.

Como contrapunto a los ejemplos anteriores, centrémonos en Los Shain’s, que afrontaban las versiones quizás no tanto como fórmula de éxito si no como pura mitomanía, pero recurriendo también a la traducción. Volvamos a The Yardbyrds, aunque Train Keept a-rolling era original de Kity Bradshaw de 1951, fueron los Yardbyrds quienes la convirtieron en el poderoso rhythm’n’blues que todos conocemos, para que luego los Shain’s la convirtiesen en este ‘El Tren pasa esta noche’ ya en su último álbum (‘Docena tres’ de 1968):

Paul Revere con sus Raiders tuvo cierto éxito en USA con varios singles, pero el tiempo le ha sentado normalmente bastante mal. Uno de sus hits más comerciales fue Kicks en 1966, que Los Shain’s convirtieron en ‘Pesadillas’ en su “Segundo Volumen”, de 1967:

Pero el cúlmen de Los Shain’s en este campo se había producido en su primer álbum (como veis vamos hacia atrás), al tomar una canción del más absoluto underground del garagepsych de una banda de Dallas, el tema era The Crusher, de los efímeros The Novas, algo totalmente primitivo:

… al que los Shain’s añadieron la introducción del ‘Out of Limits’ con una letra de surrealismo espacial que la convierte en única en su categoría para convertirse en ‘El Mounstruo’:

Y así terminamos la entrega en lo más alto, creo yo, no?
En agosto un poco de yeyé…

Mon Falcón | 24 de julio de 2011


LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal