Libro de notas

Edición LdN
Crónicas del Hype por Guillermo Zapata

El 14 de cada mes, una columna sobre fenómenos mediáticos, cultura convergente, sociedad de control y otros servicios inútiles servida a modo de notas orientativas y, a poder ser, con algo de humor. Aunque los enlaces y las citas serán el auténtico grumo de este potaje, el encargado del caldo es Guillermo Zapata. Un guionista de televisión que a veces hace cortos.

Realidad Infectada

1.- Inception, película escrita y dirigida por Cristopher Nolan en 2010, está construida en torno a una de las ideas-fuerza del presente: Una idea, por si sola, en si misma, puede cambiar la mente de alguien, proliferar y, de ahí, cambiar el mundo. La película fue entendida como un Matrix de nuevo cuño, pasando por alto que dónde aquella era una impugnación mainstream al capitalismo cognitivo de la era Clinton y la fundación estética de una cierta ética hacker. Aquí estamos ante la representación de todos los tópicos del capitalismo 2.0: Donde allí había una lucha entre control y libertad (entendida, además, como libertad colectiva) aquí estamos en una forma de conflicto que sucede siempre de nuestra mente (de individuos libres y concienciados) para adentro. Una idea cambia el mundo.

2.- El gran meme de la semana es el vídeo de Kony. Es el viral más rápido de la historia en el que no me quiero extender mucho, porque esta entrada de Delia Rodriguez en el blog Trending Topics ya lo hace muy bien (y porque las capas de perversidad que tiene el vídeo merecen post aparte). Sin embargo, hay dos cuestiones que se pueden rescatar. El vídeo se inicia de la siguiente manera: “Nada es más poderoso que una idea, cuyo momento ha llegado. Ese momento es ahora”. El video se entiende como un Inception a la mente de la humanidad. Un asalto memetico, en su propio sentido están las trazas de su fracaso.

Dicen sus creadores: “Hemos hecho 10 documentales antes que este, y los hemos mostrado en institutos y universidades desde 2006. Hemos construido una base de apoyo a través de nuestros otros films. Pero la realidad es que trabajamos muy duro e hicimos todos esos vídeos y pusimos tanto esfuerzo en ellos y consiguieron 3.000 visitas. Y entonces un vídeo con un gato tirando de la cadena tiene 40 millones de visitas. Eso nos dejó diciendo ¿qué estamos haciendo mal?” La respuesta que han encontrado es sencilla. Convirtamos nuestros vídeos sobre la situación de los niños soldado en África en vídeos de gatitos. Su éxito es fácilmente mensurable en hits y replicaciones, la proliferación es como la audiencia de los blockbusters. Todo… y nada.

Los hackers tienen una definición de la red mejor que “infinita”. Usan “infinitamente profunda”. La diferencia es importante porque mientras la primera definición hace referencia a su superficie, a su piel, la segunda hace referencia tanto a su piel como a sus infraestructuras técnicas, como a la relación entre red y cuerpo. Lo que los creadores del video de Kony necesitan es una comunidad, lo que están creando es una audiencia.

Videos de gatitos, tan fácilmente copiables como olvidables. Kony, nombre de sanguinario asesino es reducido a puchy, nombre de adorable gatete. Gatos que se caen, niños negros de ojos enormes, infinitamente replicados, recorriendo el córtex planetario… Te hacen sentir bien un segundo. No tienes que mantener la mirada, es satisfacción inmediata.

3.- Pero hay algo quizás más importante. La superficie narrada del planeta es mayor que la superficie real del planeta. Nunca antes en la historia la representación de la realidad había sido más extensa que la propia realidad. Así, lo real, no es más que la preparación de un relato y no hay forma de saber si las fotos robadas a Scarlett Johannson son un robo o un truco. Si las fotos robadas a Christina Hendriks son un robo, una manipulación, un anuncio o una tendencia.

Por eso, Shakira sube a su cuenta oficial de youtube un video grabado supuestamente por un fan en el que sale la propia Shakira cortando una calle con su coche y cantando rap Un vídeo que hace apenas tres años se habría ocultado, se habría explicado y matizado, hoy forma parte del relato de un artista que sabe que su identidad es su propio relato. Y que el relato, hoy, es la representación ficcionada de una realidad que se presenta como azarosa y movil, pero que nos deja cada vez más tranquilos. Inception no, Infección.

Guillermo Zapata | 14 de marzo de 2012

Comentarios

  1. Carlos
    2012-03-14 16:02

    Un poco la idea de Fluffy, el osito-fuhrer de los chistes de Brieva, no?

    Si hubiese un índice de evolución del caché de la Hendriks y la Johannson, podríamos ver cuánto les reporta ser hackeadas y quedaría todo un poco más claro, pero aún así, tengo mis dudas…y si no, observemos lo que sucede con los presidenciables en EEUU: oh, ha dicho “America” otra vez, más diez en popularity. Ejem… Really?

    Quicir que las reacciones causales en estos asuntos, en general no existen: las genera el propio análisis de dos hechos consecutivos. La causa: la imaginación del analista.

    El blowjob-lewinsky-caída-a-plomo-del-parqué es su máximo exponente. ¿La chupada indujo al pánico bursátil o simplemente coincidieron chupada y desconfianza del inversor?

    Yo me inclino por lo segundo. Sigo pensando que las cosas tienen un anclaje material. Aún en este capitalismo esquizofrénico.

    El asunto, como se ve, es actual y gilipollas al máximo…



LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal