Libro de notas

Edición LdN
Computacion creativa y otros sueños por Francisco Serradilla

Francisco Serradilla es poeta y doctor en Informática. Su línea principal de investigación se refiere al desarrollo de Softbots (Robots Software) y Agentes Inteligentes en Internet. Ha colaborado abundamentemente con Almacén como articulista. Computación creativa y otros sueños se publicará los 25 de cada mes.

Teoría del caos (con la música a otra parte)

Laplace afirmó que si en un instante determinado conociéramos las posiciones y velocidades de todas las partículas en el Universo, podríamos calcular su comportamiento en cualquier otro momento del pasado o del futuro. Esto, que se conoce como determinismo científico, vino a ser desmentido por Heisenberg con su Principio de Indeterminación, a saber, que no es posible medir simultáneamente la posición y la velocidad de una partícula.

Pero no es sólo el principio de Heisenberg el que limita nuestro conocimiento del mundo. Cuando el hombre mide (y esto lo saben bien los físicos) no mide valores absolutos, sino aproximaciones con cierto grado de error, ya que en general podemos asumir que las magnitudes físicas son números racionales, es decir, con infinitas cifras decimales.

Esto no parecía ser un problema grave hasta que Edward Lorentz, en el curso de una simulación meteorológica por ordenador, tuvo que detener el programa simulador. Antes de parar anotó los valores de las variables en un papel y al día siguiente intentó comenzar desde el punto en que lo había dejado. Observó entonces que el resultado al cabo de un rato no tenía nada que ver con lo que había obtenido en una simulación anterior con las mismas condiciones iniciales. ¿Por qué?

Obviamente la diferencia entre las dos simulaciones había sido la parada. ¿Y qué había sido diferente? Lo diferente es que los números que habían sido anotados se imprimían en pantalla hasta una determinada cifra decimal, mientras que su valor real en la memoria del ordenador contenía más decimales. Es decir, que una diferencia en la quinta o sexta cifra decimal de las variables hacía que el comportamiento del sistema completo fuera radicalmente diferente al cabo de poco tiempo.

Desde entonces a los sistemas que muestran este comportamiento se les denomina sistemas caóticos, ya que su evolución temporal, si bien es determinista (sometida a ecuaciones bien conocidas), no es predecible a medio plazo. Ejemplo: el tiempo meteorológico. Al fenómeno en sí se le denomina caos determinista aunque el apellido determinista se ha ido perdiendo con el tiempo.

Lo enormemente interesante de esta teoría es que hace compatible el determinismo científico con la imposibilidad de predicción de acontecimientos futuros, porque nunca podemos conocer, no ya la posición y la velocidad simultáneamente (como demostró Heisenberg), sino la posición y la velocidad con suficiente precisión.

¿Y qué tiene que ver la creación con el caos determinista? Una solución en el próximo artículo.

Francisco Serradilla | 25 de marzo de 2005

Comentarios

  1. Marcos
    2005-03-25 19:27 Esto demuestra el error (ficcional) de Borges al hacer a uno de sus personajes escribir el Quijote de nuevo, letra a letra. Cualquiera que cree algo, sabe que esa imposibilidad, ese sistema caótico, se produce exactamente igual en la literatura. Si se pierde el trabajo de unos días, si, por ejemplo, se borran el la memoria del ordenador las últimas 10 páginas de una novela o los últimos versos de un poema, el rehacerlos será recrearlos, y el resultado final de esa novela y ese poema serán sustancialmente distintos que si hubiésemos seguido sin las líneas borradas.

    Ignoro si esto mismo sucede en la creación de código informático.

    Saludos.
  2. Manolo
    2005-03-28 12:14 Yo no se mucho de nada pero creo que esta teoria induce a pensar dos cosas,1ª esta teoria esta basada en una forma de pensamiento lineal osea se, pasado,presente y futuro,o 1234 una secuencia logica racional desde ese punto de vista es de donde lo vemos nosotros nacer,vivir y morir.No es asin las matematicas inducen a pensar que el universo es infinito,ilimitado y va mas halla de toda racionalidad coherente, o dicho de otra forma se basa en un sistema irracional(para nosotros)circular o lo que es lo mismo todo es energia en constante cambio y evolucion y cada contraccion y expansion cambia todo hasta el infinito, por eso se origina el caos.Pero hay un factor comun todo va camino de algo todo tiene un fin una utilidad, y es ese fin lo que hace que todo continue
  3. pini
    2005-03-29 02:28 “lo que hoy emerge es por lo tanto una descripción mediatriz, situada entre dos representaciones alienantes, la de un mundo determinista y la de un mundo arbitrario sometido únicamente al azar. las leyes no gobiernan el mundo,pero éste tampoco se rige por el azar.”(I. Prigogine, en “el fin de las certidumbres”).

    será cuestión de aceptar salir del abrazo “protector” del determinismo y del abismo del puro azar.
    no todo aleteo de mariposa en pekin traerá un tornado en arizona.
  4. Francisco Serradilla
    2005-03-29 21:07 El relato de Borges al que se refiere Marcos es absolutamente genial, porque en él Pierre Menard escribe un Quijote idéntico al original pero con un significado diferente, es decir, para Borges, en literatura A es distinto de A, porque la esencia de A depende del entorno social y del lector en particular. En eso la literatura va mucho más allá que la lógica y la ciencia, que pretenden encontrar certezas independientes del cerebro que las procese.

    > Ignoro si esto mismo sucede en la creación de código informático

    Efectivamente, Marcos, si se pierde un fragmento de programa y hay que rescribirlo, el resultado es diferente. Incluso aunque la funcionalidad sea la misma (que podría no serlo), hay (casi) infinitas maneras de expresarla, igual que sucede con el lenguaje humano (lenguaje natural, que decimos los informáticos).

    Por eso tenemos tanto horror a una posible pérdida de nuestros textos, ya sean programas o novelas.

    > lo que hoy emerge es por lo tanto…

    Magnífica cita, pini
  5. jodete
    2008-04-20 13:21

    Lo que el hombre ha deseado es el peor pecado, El Conocimiento, en su forma más pura, pero ello puede ser el principio de locura, debido a que dados ciertas reglas a un cojunto de jugadores con, digamos una cancha y una pelota, teniendo 20 reglas, supongamos que cambiamos una o la eliminamos el juego cambiará totalmente en otro,esto los saben quienes estudian análisis no estandar, no siempre 1+1=2, por eso es mejor vivir la vida a que estudiarla, no sabemos en que momento nosotros seamos unidos a la estabilización por algún atractor o ya estamos estables, no ni siqueria hemos empazado.

  6. Pau Pascual
    2011-11-11 04:15

    Gracias Francisco,muy claro e interesante.
    Después de leer esta reflexión, ahora mismo me siento un poco como el pobre gato de Schrödinger.
    Voy a por el próximo artículo, a ver que tal.



LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal