Libro de notas

Edición LdN
Computacion creativa y otros sueños por Francisco Serradilla

Francisco Serradilla es poeta y doctor en Informática. Su línea principal de investigación se refiere al desarrollo de Softbots (Robots Software) y Agentes Inteligentes en Internet. Ha colaborado abundamentemente con Almacén como articulista. Computación creativa y otros sueños se publicará los 25 de cada mes.

Hacia el desmantelamiento de la sociedad española

Todo el mundo lo sabe: estamos viviendo una fuga descomunal de talento. Ingenieros, profesionales cualificados, investigadores, empresas. Personas que ha costado mucho dinero público formar en nuestro país, con nuestros impuestos, y que ahora generarán riqueza para otros.


Alfonso del Valle. Suspiráis de España.

Por supuesto no los culpo; huyen de un país que no es capaz de ofrecerles un trabajo digno, no ya en cuanto a salario, sino ni siquiera en cuanto a expectativas y reconocimiento profesional. En Finlandia ser maestro en un honor, un trabajo bien pagado y de altísimo reconocimiento social; quizá no sea casualidad que sus estudiantes den las máximas calificaciones en los informes Pisa.

¿Qué pasa con la Universidad española? Está al borde del desmantelamiento. Por inanición. Explicaré lo que está pasando. Todo el mundo sabe que en la Universidad hay profesores valiosos y también profesores poco valiosos. En su calidad de funcionarios, es muy difícil hacer un ERE, así que las perversas mentes de los políticos han ideado otro modo de abaratar costes.

Hace un mes, en el Claustro de mi universidad, se anunció que el dinero que iba a dar la Comunidad para su financiación cubriría aproximadamente el 50% de las nóminas. Si a esto unimos los ingresos por matrícula de estudiantes y proyectos de investigación podríamos llegar, más o menos, al 80% del coste de las nóminas. Pero las nóminas no son el único gasto que tiene la Universidad. Conclusión: como no puede despedirse a casi nadie, la empresa debería dar suspensión de pagos.

Pero no es una empresa, es un organismo público, cuyo fin no es la rentabilidad, sino la formación de profesionales, en el caso de mi universidad, ingenieros, de esos que tendrán que irse al extranjero porque en España no va a quedar nada de nada.

¿Es lógico que a un organismo público no se le de la financiación que necesita para subsistir? Me pregunto cuánto dinero generan nuestros políticos para el bien común, cuánto dinero genera la sanidad pública, cuánto generan los colegios públicos y concertados, cuánto generan los ministerios, las infraestructuras de transporte, la televisión pública. Y también me pregunto cuánto beneficio social generan estos mismos ejemplos. Unos más que otros, ¿verdad?

Ya que no hay trabajo para universitarios (y tampoco para no universitarios, que también se están marchando), ¿para qué queremos Universidad? Y si me apuran, ¿para qué queremos enseñanza secundaria? Parece que en España con saber sumar y restar ya nos llega. Las otras cuentas que las hagan los banqueros suizos. Si no quieren que haya Universidad que la cierren, pero que no la estrangulen.

Nuestros políticos no saben qué es una derivada. No saben de Teoría de Sistemas. No saben que pisando el freno no puede acelerarse el coche, ni siquiera los oficiales. Que a un tren que no anda nadie se sube. Que, dependiendo del sistema, girando a la izquierda a veces se puede terminar en la derecha. No distinguen el beneficio social del beneficio económico. Esto es el fracaso de una sociedad al completo.

Francisco Serradilla | 25 de enero de 2013

Comentarios

  1. Dubitador
    2013-01-26 21:35

    No termino de entender bien el articulo.

    La ignorancia cientifica no ha sido lo que ha traido la crisis.

    Al contrario, las tesis neoliberales se han acompañado de abrumador aparataje cientifico/matematico/estadistico, pero partiendo de presupuestos ideales que no se dan en la realidad (mercados perfectos, regulacion espontanea, racionalidad de los agentes economicos… etc) y si la realidad no se ajusta pues peor para la realidad.

    Se ha usado la ciencia, en particular la estadistica, la fisica, las matematicas y la informatica, para crear una inmensa falsedad.

    De hecho los cientificos, los tecnicos, los expertos en ciencias duras, propendieron a congeniar con la arrogancia neoliberal, pues el que sabe ( el filosofo ) no simpatiza con la democracia, con el poder de los menos cualificados que ellos

    Y ahora de nuevo se achacha el fracaso al colectivismo y perroflautismo izquierdista.

    <b>“Que, dependiendo del sistema, girando a la izquierda a veces se puede terminar en la derecha. No distinguen el beneficio social del beneficio económico”.</b>

    Los politicos son un gran problema, son un gran fracaso… pero ¿por que? pues precisamente porque el sistema neolliberal pretendio jubilar la politica ( el fin de la historia ) la economia lo guia todo, lo resuelve todo. Los politicos y la democracia, bajo la egida neoliberal, desaparecieron, pues el poder pasó a manos de banqueros y agentes financieros en general.

  2. Paco
    2013-01-27 06:02

    Dubitator: efectivamente creo que no has entendido bien el artículo

    1) lo de girar a la izquierda no era una metáfora política, sino física. Cámbiala si quieres por girar a la derecha y acabar en la izquierda. El artículo no pretende ser político más que en el hecho de proclamar el bajo nivel de los políticos españoles actuales.

    2) en cuanto a lo científico, el problema es que los modelos que manejan los economistas son, en general, lineales. Pero en teoria de sistemas se sabe desde hace mucho que hay un tipo terrible (o fascinante) de modelos que no son lineales. Justo son esos que te pueden conducir abajo cuando giras hacia arriba (espero que esto no tenga interpretación política). La teoría del caos determinista es la que intenta explicar estos modelos, y la estadística está a años luz de poder siquiera ser aplicada a ellos, porque se basa en gran medida en modelos lineales (regresión lineal, correlación, etc). El problema de la teoría del caos es que se limita a describir, y apenas da herramientas matemáticas para actuar sobre el modelo. No hay más remedio que recurrir a la simulación.

    Pero en todo caso, parece bastante evidente, incluso en un modelo lineal, que subiendo impuestos y bajando los sueldos el consumo se reduciría brutalmente y así caerían empresas, subiría el paro y la gente y las empresas pagarían menos impuestos absolutos aunque se subiera el porcentaje relativo. Vamos, que encima en este caso frenar detiene el vehículo.

  3. Dubitador
    2013-01-27 20:16

    Pues celebro sea un malentendido y sugiero que los tiempos reclaman explicaciones y relatos no susceptibles de doble uso. Que por su claridad, contundencia y justa parcialidad no lo permitan, pues indefectiblemente, digamos que la cabra tira al monte, tan solo fuere por la pletora de presunta cientificidad con la que se ha adobado un planteamiento economico – y su correlato politico – infecto, conducente por necesidad a una involucion en todos los sentidos, derivada de una brutal escalada de las desigualdades, o lo que es lo mismo una brutal asimetria del poder.

    En teoria la democracia politica supone reparto del poder, pero si tienes comprados a los politicos y se ha jibarizado por prescripcion ideologica el papel del Estado en la economia, casi que da lo mismo el resultado de las elecciones y en consecuencia no influira el que los politicos sean cultos y mas o menos competentes en ciencias.



LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal