Libro de notas

Edición LdN
Colorado Post por Raúl Pérez Cobo

Raúl Pérez Cobo es poeta y articulista. Edita la bitácora inculatorias. Colorado post se dejó de actualizar en abril de 2006.

Reprimenda de Dios

“Don Raúl Pérez Cobo, cierre usted la boca, no sea polemista, no trinche el pavo por donde le escuece. La verdad es muy fea y es difícil maquillarla, y usted no es un esteticista de peluquería, sino de filología. ¿Dónde aprendió usted a decir cosas así, tan maleducadas, tan ordinarias, tan vergonzantes? Nos saca usted los colores purpúreos del Calvario cada vez que se pone a escribir, ¿no será que su ideología se está ruborizando? ¿No será que es usted más rojo que el Vino Santo del Santo Cristo? Parece usted un iconoclasta, un plasta marxista, y yo soy alérgico a los librepensantes…

Usted me violenta los oídos, y los ojos, cuando le leo: ¿es que no sabe que las palabras referidas al cuerpo humano me son insultantes? ...Reconocería que tiene buenos juegos literarios, pero el abuso de las licencias poéticas lo hacen a uno “licencioso”, y eso no es aconsejable para la moral común del universo eclesial. Ya están bastante corruptos, todos, menos los Santos Incorruptos… y usted, mostrándose más tolerante, debe dejarlos ser aquello que quieran ser – o “inquisidores” o “maricones”... pero no les diga las cosillas que les duelen, que luego me llegan a mi con el cuento de que Yo soy el Máximo responsable, el Creador, el Gerente del mundo, y me presionan para que adelante el Juicio Final para los que son como usted, y Yo ya tengo bastante trabajo con las Canonizaciones, y la propaganda electoral de Semana Santa… una agenda muy muy estresante, no doy abasto a estar en todos sitios. Entiéndame.
Usted acusa a los míos de que se molestan porque “los hombres se amen”, y… joder, lo dice usted usando mis Sagradas Palabras fuera de contexto, y eso significa que está usted faltanto a un Mandamiento, y los Mandamientos son la ley, así que usted está pecando. He leído en alguna parte que esto no es “libertad de expresión”, sino “libertinaje de expresión”, ah, y eso es otra cosa. El Diccionario tiene muchas palabras: no escoja usted las mías, que ya tienen copyright. Ni tampoco elija usted las que no son gratas a mi pura moral impuesta: no escriba pene, y no escriba culo, ni escriba ano, ni Vatic-ano, porque los creyentes míos tienen “trasero”, y pene mejor no recordarles que alguna vez lo tuvieron o que lo tuvieron muy cerca de un ano amigo… Estas cosas hieren a los sanísimos de mente que me adoran como fans encarnizados.

Sr. Pérez Cobo, respeto: los procesos mentales de la Iglesia son lentos, pero avanzan microscópicamente hacia alguna parte muy cercana a la inmoralidad; con un poco de paciencia, verá usted cómo palabras sucias de las que usted escribe serán el discurso parroquial dentro de algunos milenios, y mis curitas liberados serán capaces de articularlas sin ruborizarse delante de sus fieles, de sus esposas, de sus esposos.

Ya verá, no sea impaciente. Le dije lo mismo a Galileo Galilei y el buen hombre tomó la sana decisión de retractarse a tiempo…”.

Raúl Pérez Cobo | 24 de febrero de 2005

Textos anteriores

-
-
Meta volante [24/03/06]
-
-
Nieve en Colorado [03/03/06]
-
Campos de soledad [24/02/06]
-
Viajes [10/02/06]
-
Sex Poem Poetry [02/02/06]
-
Acentos [26/01/06]
-
La Ventaja [12/01/06]
-
Reprimenda de Dios [24/02/05]

Ver todos


LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal