Libro de notas

Edición LdN
Ciencias y letras por Salvador Ruíz Fargueta

Ciencias y letras, trata de acercar las dos culturas , favorecer su mestizaje. En realidad, sólo es una cultura que nos puede acercar más a nosotros mismos, a las complejas relaciones humanas, al mundo y a sus interrogantes. El autor, ingeniero y físico, es editor de La bella teoría. Publica los días 1 de cada mes.

Nota al margen: ¿Todo de cuerda?

La teoría de cuerdas es una preciosa teoría, pero en los últimos treinta años esta teoría tan prometedora se ha llevado la mayoría de los recursos humanos que se dedican a investigar las teorías físicas sin obtener resultados concluyentes. Peor todavía, en el mundillo de la investigación en teoría de cuerdas existe una actitud gregaria y alejada de la crítica difícilmente compatible con la que se le supone a los científicos. Aún así, no deja de ser casi poético pensar que las diferentes partículas subatómicas que forman todo nuestro mundo son pequeñísimas cuerdas vibrando en diferentes frecuencias .

Puede que todo esté hecho de cuerda, incluso el espacio y el tiempo podrían emerger de las relaciones, más o menos complejas, entre cuerdas vibrantes. La materia-materia, que tocamos y nos parece tan sólida y compacta, ya sabíamos que está casi vacía, pero no imaginábamos que era tan sutil como una cuerda de energía vibrando. Los átomos, las galaxias, los agujeros negros, todo son marañas de cuerdas y supercuerdas vibrando en diez u once dimensiones espaciotemporales.

La cuerda es cuántica y gravitatoria, de sus entrañas surge, como por arte de magia, la partícula mensajera de la fuerza de gravedad: el gravitón. Funde de forma natural las dos teorías físicas más poderosas de que disponemos, la mecánica cuántica y la relatividad general, y cuando se convierte en supercuerda (con mayores grados de libertad) es capaz de describir bosones y fermiones, partículas de fuerza y de materia. La simple vibración de una cuerda infinitesimal podría unificar todas la fuerzas y partículas fundamentales.

De la misma forma que el éter fue desterrado por los experimentos y la genialidad de Einstein, como sustrato necesario para la transmisión de ondas electromagnéticas, parece que el espaciotiempo será también desterrado por las supercuerdas, como no necesario, como simple subproducto. Extraño mundo, cada vez más complicado y lejos del menos_común_de_los_sentidos. Ya nada es lo que parece, y sólo estamos empezando a descubrir de qué está hecho de verdad.

De “cuerda”, puede que esté hecha la monotonía, de “supercuerdas” la felicidad y de “minicuerdas” la desdicha. De cuerdas está formado nuestro cerebro y nuestro corazón, pero ¿qué tipo de cuerda hace vibrar nuestras ilusiones o nuestros sentimientos?. Puede que la realidad sea todavía más sutil y que las cuerdas estén lejos de representarla completamente. Al final, puede que la Teoría del Todo “definitiva” se parezca a un precioso poema, bello, elegante y conciso. Unos cuantos versos que todos entenderemos y al leerlos nos harán felices.

Lecturas recomendadas:

Teoría holográfica y gravitación

Supercuerdas, ¿lo podrán explicar todo?

Visión crítica de la teoría de cuerdas

FELIZ Y ESPERANZADO 2013, AMIGOS!!!

Salvador Ruiz Fargueta | 01 de enero de 2013

Comentarios

  1. Jose
    2013-09-28 07:38

    Para unificar la teoría cuántica y la de la relatividad,no es preciso artefactos matematicos con absurdas hipótesis de 11 dimensiones ,la mayoria indetectables al arrugarse mas alla del mundo de Plant,del mismo que era absurda la complejidad del sistema tolemaico para hacer concordar el movimiento de los astros con la teoría geocéntrica El error estaba en la teoría, y todo se hizo mas sencillo con poner al sol en el centro.Hay algo erróneo o incompleto en la consideración del tiempo por la relatividad.y Quizas también en la teoría cuántica,al describir solo parcialmente la materia

  2. Salvador
    2013-09-30 03:32

    Sobre la teoría de cuerdas cada vez existe una mayor sensación de frustración, porque en este caso resulta muy difícil realizar experimentos para confirmarla. Se han puesto una gran cantidad de medios humanos y se ha estudiado en todo el mundo con resultados prácticos muy pobres. La gravedad cuántica de bucles, en cambio, con muchísimos menos medios ha conseguido resultados muy interesantes.

  3. jose
    2013-09-30 20:52

    La teoría de las cuerdas es,en mi opinión, pura matemática metafísica, producto del mero voluntarismo de conseguir una teoria del todo,dando por supuesto que el todo es el actual conocimiento de la naturaleza,abocando a una “solución” imposible de comprobar y sin utilidad alguna.Creo por ello que la idea de la gravedad cuántica de bucles va en la dirección correcta,pues no inventa dimensiones físicas y soslaya singularidades,infinitos intratables-aunque ya algunos quieren “unificarla” con las dichosas cuerdas-De todas formas si creo que el ploblema de la unificación exige ir mas allá de nuestra percepción tridimensional.Es lógico pensar en una cuarta dimensión de cierre,y por tanto en un universo cuatridimensional como objeto de la física,y la teoria de la relatividad admite en realidad tres y media(3+1)pues el tiempo no se puede cerrar porque es unidireccional-del pasado al futuro,pero no al reves-al contrario que las otras dimensiones-espaciales-Por cierto mi felicitación por la divulgación tan amena que hace de la enrevesada física actual.



LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal