Libro de notas

Edición LdN
Ciencias y letras por Salvador Ruíz Fargueta

Ciencias y letras, trata de acercar las dos culturas , favorecer su mestizaje. En realidad, sólo es una cultura que nos puede acercar más a nosotros mismos, a las complejas relaciones humanas, al mundo y a sus interrogantes. El autor, ingeniero y físico, es editor de La bella teoría. Publica los días 1 de cada mes.

Efecto Doppler: de la expansión del Universo a la ecografía

El pasado mes de agosto pasé unos días en Praga con la familia. Mientras callejeábamos, cerca del barrio judío, mi mujer se fijó en una placa que indicaba que en la casa en cuestión había vivido Christian Andreas Doppler . Ella es más de letras que de ciencias , pero reconoció el apellido al recordar que así se llamaba la ecografía que le hicieron durante el embarazo de nuestra última hija.

En 1842 Doppler descubrió el efecto que lleva su nombre. Este efecto es el responsable de que oigamos una señal de diferente frecuencia cuando se acerca y cuando se aleja de nosotros la sirena de una ambulancia: la frecuencia aparente de las ondas de cualquier tipo que se nos acercan aumenta, y la frecuencia de las que se nos alejan disminuye. El mismo efecto aplicado a la luz permitió a Hubble darse cuenta de que el Universo está en expansión, pues las estrellas que se alejan de nosotros presentan un corrimiento al rojo en su espectro (se vuelven más rojas, aparentemente, para nosotros) y las que se acercan presentan, por el contrario, un corrimiento al azul. Hubble descubrió, después de años de observación, ese corrimiento al rojo que le indicaba la expansión del Universo.

Conforme ha pasado el tiempo el Universo se ha ido expandiendo más y más, por lo que era lógico pensar que en una época remota su tamaño debía ser muchísimo más pequeño, incluso podía haber surgido de una Gran Explosión, tal como preconizó el físico soviético George Gamow , que llegó a calcular la hipotética temperatura de la radiación que quedaría, por todo el Universo, como un vestigio de aquella explosión. En 1965, cuando se estaba analizando una especie de ruido molesto en la señal de un radioscopio, Arno Penzias y Robert Wilson la descubrieron y se confirmó la teoría de la Gran Explosión o Big Bang.

Por otra parte, y muy lejos de la investigación sobre el Cosmos, el efecto Doppler se aplica a la ecografía de ultrasonidos para conseguir monitorizar los flujos de sangre a través de los vasos sanguíneos. Introduciendo una señal acústica que viaja a través del flujo sanguíneo se puede averiguar la velocidad del mismo en cualquier parte del organismo. Se aplica para detectar cualquier anomalía del sistema circulatorio tanto en personas adultas como en fetos. Esta era el tipo de ecografía por el que mi mujer conocía el nombre del Sr. Doppler.

Después de más de 150 años de que el profesor Doppler descubriera el efecto que lleva su nombre, su descubrimiento nos ha ayudado a entender mucho mejor nuestro Universo y a construir dispositivos que nos permiten conocer, de forma no invasiva, el funcionamiento de nuestro organismo ayudándonos a prevenir males mayores. Poco podía imaginarse este humilde profesor la importancia que iba a tener su descubrimiento para las generaciones futuras.

El conocimiento, por insignificante que nos parezca, puede encerrar una infinidad de nuevos recursos y futuras aplicaciones que somos incapaces de prever. La historia nos lo ha demostrado en infinidad de ocasiones. Como habría dicho el querido profesor Miravitlles en su programa de Visado para el futuro: “Saber es útil, soñar es necesario, imaginar es imprescindible”.

Salvador Ruiz Fargueta | 01 de septiembre de 2012

Comentarios

  1. Pau Pascual
    2013-02-11 21:20

    Salvador,
    No soy experto en la materia pero tengo una duda sobre lo que dices:

    El mismo efecto aplicado a la luz permitió a Hubble darse cuenta de que el Universo está en expansión, pues las estrellas que se alejan de nosotros presentan un corrimiento al rojo en su espectro (se vuelven más rojas, aparentemente, para nosotros) y las que se acercan presentan, por el contrario, un corrimiento al azul. Hubble descubrió, después de años de observación, ese corrimiento al rojo que le indicaba la expansión del Universo.

    Según tengo entendido, los desplazamientos al rojo de lo que se deduce la expansión del universo, no se refieren a las estrellas, sinó a las galaxias o cúmulos de galaxias. La gran mayoría se estan alejando de nosotros. Cuando más lejos están, más rápido se alejan. Ello puede significar dos cosas: O nosotros somos el centro del universo, o todo el universo se expande: Todas las galaxias se alejan de todas las galaxias. Y cuando rebobinamos en el tiempo, toda esta materia visible termina en una singularidad, un micropunto extraordinariamente inestable que dió origen a nuestro universo que sigue expandiéndose, cada vez más lentamente.

    Sin embargo, la dirección del movimiento de las estrellas dentro de una galaxia responde a una trayectoria elíptica. Cuando vemos estrellas desde nuestra estrella hay tantas estrellas que se alejan como estrellas que se acercan.

    Lo que si se aleja, es nuestra galaxia de las demás galaxias.
    Esto era lo que yo tenía entendido, puede que me equivoque.

  2. Salvador
    2013-02-12 04:44

    Muy buena puntualización. Aunque lo que quería decir al hablar de estrellas que se alejan es, realmente, fuentes de luz en general. Hubble se fijó en el corrimiento al rojo de galaxias y nebulosas distantes.

    Gracias Pau, y enhorabuena por tu magnífica columna sobre el ajedrez. Tengo un buen amigo, ajedrecista de toda la vida, que se ha convertido en un gran seguidor tuyo.



LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal