Libro de notas

Edición LdN
Causas justas por Camilo de Ory

Camilo de Ory necesita dinero. Cada lunes, en la sección Causas justas de Libro de Notas, lanza al aire una serie de pensamientos tan erráticos como su visión del mundo y tan breves como su jornada de trabajo. Animamos a los lectores a entrar al trapo y crear a pie de página un bullicioso foro de debate en el que cualquier conducta antisocial tendrá, que nadie lo dude, su justa recompensa.

Por un Madagascar moral (X)

91

Sólo en el minuto que antecede al éxtasis (pretenciosa palabra en lo vital y en lo religioso) es el hombre consciente de la grandeza de la carne, sólo en el minuto que le sigue es consciente de cuánto ridículo encierra el sexo.

92

¿Amar contra natura? ¿Por qué no, si hemos definido la civilización como un combate con la misma Naturaleza?

93

Al tocar el primer fuego supo Pedro Picapiedra de los inconvenientes de la civilización.

94

Da igual si eres viejo como el mundo o joven como el día recién amanecido: saborea esta palabra: todavía.

95

Los signos de exclamación, la muleta de aquel cuya voz natural no puede levantarse y andar sobre el papel.

96

Si el músico es malo, y hoy se llama músico a todo aquel con recursos para comprar un instrumento y porte para lucirlo, abrir el negro estuche de una guitarra es un acto tan nefasto como levantar la tapa del féretro de un cadáver reciente.

97

Un pájaro se instala en el hueco de mi persiana; a pesar de que su piar resulta muy molesto, soy incapaz de desbaratar su nido, lo cual prueba que no estamos hechos para pelear con enemigos pequeños y que nuestro destino es bailar con la muerte o con su hermana pequeña la gloria.

98

La observación del mundo natural nos revela que eso de la igualdad entre los individuos es un burdo artificio, necesario en todo caso para asegurar la paz.

99

Fingimos asumir esa igualdad no por benevolencia, sino por miedo a que aquellos a los que la Verdad determine superiores reclamen sus privilegios y nos aniquilen.

100

Al jugar, el niño crea con éxito mundos que le son propicios y confortables. El hombre adulto, con más recursos, rara vez es capaz de forjar un universo inmediato que le sea siquiera tolerable.

Camilo de Ory | 07 de septiembre de 2009

Comentarios

  1. Cástor Olcoz
    2009-09-12 23:26

    Da igual si eres viejo como el mundo o joven como el día recién amanecido: saborea esta palabra: todavía…

    ¡Bravo, Camilo!



LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal