Libro de notas

Libro de notas ha dejado de publicar nuevos contenidos.
En portada se mostrarán, en orden aleatorio, 40 artículos de su archivo.
Edición LdN

Te voy a hacer tus calzones...

Elia Martínez-Rodarte - Porque me quité del vicio

Apoyo la idea sobre una nueva legión de hombres nuestros que se pongan calzones que los hagan ver cachondos, o accesorios que los hagan sentir más sensuales. El sexo se trata en un 90 por ciento de estimulación, cinco de preocupación y otro cinco de coito.

[artículo completo]
2010 | Sociedad | Comentarios [3]

Hasta dónde deben ser bonitas…

Elia Martínez-Rodarte - Porque me quité del vicio

Comprendo perfectamente el ansia de la belleza y de la perfección, pero no es para morir por ello. Desde que somos unas criaturas nos han determinado para un rol de ser nenas y saberlo ser. Pero me enloquece presenciar casos como éste, en donde las madres empujan a las hijas a ser flacas. Los fines de esta búsqueda estética son los más asquerosos: las mismas madres orillan a sus criaturas a llenar un perfil estético para que consigan un buen marido, un esposo con dinero y un compañero que les asegure el futuro a sus nenas.

[artículo completo]
2011 | Sociedad | Comentarios [1]

Mentirosos, mentirosos compulsivos y maestros orientales

Alber Vázquez - El mundo gira sobre un eje podrido
2007 | Ciencia | Comentarios [38]

[Fauna] Homo translucidus

Marcos Taracido - Teratología

Voló durante siete pisos y se abrazó al asfalto. Ahora se mueve lentamente, como si cada hueso buscase su sitio a cada paso. Aun vestido, es confusión todo el cuerpo, y no se adivina fácilmente cuál es el frente y cuál es el revés. El rostro es un equívoco, y los ojos bailan en las cuencas sin asentarse nunca, y todas las facciones parecen movidas y borrosas, como un puzzle mal encajado. Su mirada busca con desesperación la de los otros, pero jamás encuentra.

2007 | Literatura | Comentarios [7]

La sociedad unidireccional

Francisco Serradilla - Computacion creativa y otros sueños

Vivimos en una sociedad unidireccional. En la mayor parte de las relaciones humanas el conocimiento fluye prioritariamente en una dirección: del maestro al estudiante, del experto al aficionado, del líder al seguidor, del autor al lector…

[artículo completo]
2011 | Internet | Comentarios [4]

Paranoia

Elia Martínez-Rodarte - Porque me quité del vicio

La verdad me dio miedo: en esta ciudad de balaceras, levantones, asaltos y ataques con granada a la menor provocación, el miedo vive dentro de nosotros: tumor maligno, mas asimilado, asumido con resignación de pobre sociedad civil.
Pensé de inmediato “donde vengan a levantar a este individuo, con cabecitas blancas que le acompañan, y tres guaruras claramente indetificables, a todos nos van a dar piso. Estamos bien cerca.”

[artículo completo]
2010 | Sociedad | Comentarios [1]

Apunte sobre el bolso

Elia Martínez-Rodarte - Porque me quité del vicio

Es benévolo que carguen medicinas o pañuelos desechables, curitas, alkaseltzers, pastillas antiácidas, condones, lubricante y toda la serie de aditivos que meten o untan al cuerpo; pero he visto locas que llevan platos de comida descubierta en sus dentros, y a través de la humanidad los bolsos han sido el sitio a donde se va a guardar lo que un@ se roba.

[artículo completo]
2010 | Sociedad | Comentarios [2]

Papá sigue en el ático

Elia Martínez-Rodarte - Porque me quité del vicio

Mamá como siempre no quiso darse por enterada. Fui a su cuarto y le pregunté que si le ayudaba a papá en el acomodo de lo que había traído a casa. Mamá estaba estrellada en medio de su cama matrimonial ocupando todo el espacio. Parecería como si papá jamás fuera a volver a dormir con ella. Sentenció: ya métete a tu cama, y me dio la espalda.

[artículo completo]
2008 | Sociedad | Comentarios [4]

Cinco joyas-hombres

Elia Martínez-Rodarte - Porque me quité del vicio

Sólo he aprendido dos cosas en los últimos años: una es que realmente no sabemos nada de nada. Y dos, que en cuestión de hombres una jamás deja de aprender: desde el primero, hasta el último.

Pero si existen cinco especímenes atesorables y los encontramos en la vida, aunque sea nada más conociéndolos de refilón, ya nos damos por vencedoras.

El primer atesorable es el que te hace el mejor sexo oral. Esos hombres adelantan su lengua como carta de presentación y entonces entiendes todos esos lugares comunes de la gente cuando... [artículo completo]

2009 | Sociedad | Comentarios [2]

Coja recto y siga…

Elia Martínez-Rodarte - Porque me quité del vicio

«Cuando ya nos han detallado con morbosidad marcopoliana cada punto por el que atravesaremos hasta arribar a nuestro destino anuncian triunfales: pero está a un lado del Carl´s Junior de Garza Sada así que no hay pierde. O: ¿para qué quieres saber si ya vamos por ti?. O: es donde antes vivía equis…»

[artículo completo]
2008 | Sociedad | Comentarios

La ciencia ficción carnavalesca

Alfonso Merelo Solá - Cuadernos de Ciencia Ficción

Los simios
Y, puesto que hace pocos días que el Carnaval ha acabado, qué mejor que contarles lo que éste ha usado, o aportado, a la CF española. Carnavales hay muchos, pero carnavales que usen la poesía, y la literatura, como vehículo de comunicación con el público sólo hay unos pocos en el sur. De todos ellos el carnaval de Cádiz es el que más se ha significado por tener a sus agrupaciones de carnaval como fedatarios públicos de lo que ocurre en la ciudad, en el país o en el mundo. Por eso, y porque lo conozco medianamente bien, voy a escribir este mes acerca de las agrupaciones que han usado la temática de ciencia ficción para construir sus agrupaciones en disfraces y letras.

[artículo completo]
2013 | Sociedad | Comentarios [2]

Los tocones

Elia Martínez-Rodarte - Porque me quité del vicio

Los tocones son quienes irrumpen en el espacio vital de otros. Llámese a esto palmotear, enfatizar la charla cuando estamos conversando, golpear o acariciar a otro sin que se les haya permitido el acercamiento.

[artículo completo]
2011 | Sociedad | Comentarios

Retablo cubano: soy, somos, seguiremos siendo

Rafael Remón - Opinión & Divulgación

Soy la Jinetera cubana. A nosotras antes nos decían putas, pero como la revolución cambió toda la nomenclatura en la Isla-Paraíso ahora nos llaman por ese nombre ecuestre que es más fino y nos sienta mucho mejor. Yo soy Cecilio. Le vendí mi número de Medicare a un tal Yotuél y éste lo utilizaba para cobrarle al Medicare por unas medicinas intravenosas que usan los sidosos. Yo soy el santero del exilio. Sacrifico animales, hago trabajos y tengo montado tremendo business. Yo soy José Pérez. Vivo en Hialeah. Acabo de recibir una llamada de Cuba. A mi hijo Enrique me lo mataron ayer en el Calixto García. El médico graduado con honores por la revolución se confundió y picó donde no tenía que haber picado

[artículo completo]
2010 | Sociedad | Comentarios [13]

Religiosos del mundo: hay que comer de todo

Alber Vázquez - El mundo gira sobre un eje podrido

Resulta que en una guardería de Badalona se ha montado un buen pollo con el asunto del cerdo. A saber, una criatura que acudía a una guardería de la ciudad, dejó de hacerlo porque en el menú ponían cerdo y la criatura, que era musulmana de confesión, tenía prohibido su consumo por motivos religiosos.Al principio, parece ser, los responsables de la guardería aceptaron la solicitud. “Total, qué nos cuesta a nosotros darle un quesito en lugar de jamón york”. Pero después, se echaron atrás.

[artículo completo]
2007 | Sociedad | Comentarios [41]

La brigadista

Hilario Barrero - Opinión & Divulgación

Martes, 20.- Ya no podrá ir a ninguna manifestación y desear que la policía la detenga y algún fotógrafo, al verla tan aparentemente delgada y frágil, le haga una fotografía que The New York Times publicará al día siguiente. Ya no podrá sentirse una heroína de la revolución frustrada.

[artículo completo]
2009 | Sociedad | Comentarios [5]

El poder de un buen paquete

Elia Martínez-Rodarte - Porque me quité del vicio

Soy de esa generación mutante que adoró al grupo Menudo. Yo era una niña como todas las de mi edad en ese entonces: transitaba luengos tramos babeando y pensando en vacuidades…Hasta que llegaron los puertorriqueños Menudo y nos confirmaron de una vez por todas, en dónde estaba el pene y lo mejor, que estaba puesto y bien ubicado entre las piernas de adorables nenes que meneaban el culo como nadie (según nosotras).

Miguel, René, Ricky, Xavier y Johnny aparecieron en la escena musical mexicana justo cuando mi generación ya... [artículo completo]

2007 | Sociedad | Comentarios [8]

Parirás sin dolor...

Elia Martínez-Rodarte - Porque me quité del vicio

Hace poco invertí algunas horas/mujer en explicarle a un amigo la razón por la cual a mí me parecía que la cesárea era un método de alumbramiento más cómodo y fácil que el natural. Yo pasé por una y me fue de maravilla, mi embarazo fue de manual y la experiencia fue muy gratificante, de la forma en que dar a luz a una criatura pueda serlo.

[artículo completo]
2008 | Sociedad | Comentarios [13]

El teléfono

Elia Martínez-Rodarte - Porque me quité del vicio

Cuando uno quiere empezar un texto con la frase “las personas de mi generación” me queda claro que en algo está atorándose en el accionar de nuestro entorno. Hemos extraviado las relaciones sociales ubicándolas en ámbitos de trato cercano, pero impersonal, sustituyendo con todas las herramientas de internet, el contacto que antes consistía básicamente en vernos en bulto, reunirnos e incluso hablar por teléfono.

[artículo completo]
2010 | Sociedad | Comentarios

Alegato a favor de las corridas de toros

Alber Vázquez - El mundo gira sobre un eje podrido

No me andaré por las ramas: considero que la tortura hasta la muerte de un toro bravo es un trance bello y que la belleza de la lidia es difícil de alcanzar de otra forma. ¿Soy un sádico? Bien, no voy a decir que no. Pero sí voy a afirmar que no soy partidario de la tortura a animales y, menos aún, a personas. No soy una persona violenta y no creo haberme pegado con nadie ni siquiera cuando era niño. Creo que soy más sensible al sufrimiento humano que la media de las gentes que forman la sociedad en la que vivo (creo: tampoco pondría la mano en el fuego por ello) y me repugna, como a todo el mundo, la violencia ejercida sobre aquellas personas que son especialmente débiles.

[artículo completo]
2008 | Sociedad | Comentarios [46]

400 penes

Elia Martínez-Rodarte - Porque me quité del vicio

Nos ponemos tête à tête con el órgano masculino o parte de varón que más sensaciones encontradas nos va a ocasionar en la vida, y la primera vez, ni lo sabemos. Sólo vemos a ese pedazo de carne en forma de salchicha polaca que nos mira con su pequeño ojo oriental lagrimeante y sabemos que desde ese momento ya estamos adquiriendo una nueva adicción.

[artículo completo]
2008 | Sociedad | Comentarios [5]

Ser grinch es navideño también...

Elia Martínez-Rodarte - Porque me quité del vicio

A medida que las navidades pasan -y arrasan – por mi vida me doy cuenta de que quienes la combaten y la odian se han convertido en unos patéticos personajes en busca de atención, cariño y ponche navideño. Son como los némesis de los súper héroes: nada más existen para joder al prójimo, si se oponen a algo lo hacen a base de quejas inútiles, no cuentan con un plan de ataque racional (incendiar algunos trajes de Santa Claus, revelar en cadena nacional que no existen los santos reyes ni... [artículo completo]

2007 | Sociedad | Comentarios [5]

Por negro, por sudaca, por mujer, porque si...

Elia Martínez-Rodarte - Porque me quité del vicio

El racismo y la exclusión lo ejercemos todos los días al llamarle gatas a las trabajadoras domésticas, sudacas a los sudamericanos, gachupas a los españoles, gringos a los ídem, así como se refleja en los miles de detalles de nuestro lenguaje y de nuestro accionar cotidiano.
El hoyo no está más debajo…está ahí a la vista de todos en nuestro lenguaje, actitudes, incluso hasta en la forma en cómo leemos y nos conducimos por el mundo.

[artículo completo]
2007 | Sociedad | Comentarios [29]

No fumar

Elia Martínez-Rodarte - Porque me quité del vicio

No sé ni cómo llegué hasta aquí, pero tengo tres años sin fumar.
Ahora presumir un vicio en cualquier sociedad equivale a pertenecer a una cofradía: juntas nuestras adicciones se vuelven amigas y nos hermanan con quienes coincidimos en la misma dependencia.

Desde que dejé el tabaco siempre he dicho que lo estoy dejando más bien. Quiero darle un margen de debilidad a mi voluntad que hasta ahora se ha mantenido, sobre todo al ver ciertos resultados en la piel y en mi resistencia física.

El asunto es que abandonar el fumo... [artículo completo]

2007 | Sociedad | Comentarios [6]

El incendio

Elia Martínez-Rodarte - Porque me quité del vicio

Subí rápido las escaleras y encontré más cosas quemadas en el camino: un trozo de mi traje de baño negro, una pequeña frazada, una chaqueta: no estaban completamente quemadas, pero ya estaban inservibles. Sin querer ver qué encontraría en el segundo piso, bajé de nuevo las escaleras rumbo a la cocina por una bolsa de plástico: ese instante de evasión me prepararía para lo peor.

[artículo completo]
2012 | Sociedad | Comentarios

Un padre despistado

Arístides Segarra - Estilo familiar

Irene sabe que su padre es despistado. Y, aunque a veces me irrite, le hace gracia. Que confunda sistemáticamente las comidas, y la llame para cenar a mediodía y para comer por la noche no sucede nunca sin que ella haga un comentario que transmite a un tiempo el que ella sí está atenta, y la pequeña vanidad de corregir al padre. Que se me olviden las promesas ya es más grave, y en ese caso suele predominar el llanto sobre la risa, pero la naturalidad con que me enmienda... [artículo completo]

2004 | Sociedad | Comentarios

Toreando suegros

Arístides Segarra - Estilo familiar

Para mi joven amigo Pep, que anda metido en labores de lidia

Mi aludido en la dedicatoria, que recién llegó a los cuarenta, anda estos días, bastantes, ocupado a su pesar en la lidia de un toro más brabucón que bravo y con querencia no ya al toril, sino al útero de su madre. Creo que mi dilecto amigo preferiría que la metáfora no lo fuese, y tener que meterse con calzador y vaselina en un traje de luces de grana y oro luciendo figura de torero de raza. ¿Recuerda el... [artículo completo]

2005 | Educación | Comentarios

Patán

Elia Martínez-Rodarte - Porque me quité del vicio

Me cuesta mucho empezar este texto sin recordar la ocasión en que le pedí por favor a un hombre que no fuera patán conmigo. Su respuesta, labrada con fuego en mis atarantadas neuronas fue: no lo seré, a menos que me lo pidas. Sé que en la oscuridad de los tiempos se ha borrado el nombre, la identidad y la fecha de caducidad de ese hombre, pero como en todo y para todo, lo único que prevalece son las amadas palabras que nos determinan y a la vez también labran... [artículo completo]

2006 | Sociedad | Comentarios [4]

La mirada del monstruo

Marcos Taracido - Textos del cuervo

El monstruo como un error que mancha la perfección del mundo, como una mota que afea y es barrida o un engendro cuya deformidad confirma y halaga nuestra corrección en los miembros y en los órganos. La monstruosidad como el antídoto para sentirse humanos; la aberración del orden, el desvío, la violación de la virtud generadora de fetos comidos por la putrefacción del vicio, las dos cabezas, las culebras emergentes de vaginas, los cuerpos cosidos por los genes maculados, los contrahechos, las aleaciones de espantos y bestias, las criaturas... [artículo completo]

2007 | Sociedad | Comentarios [11]

Educando al animal

Elia Martínez-Rodarte - Porque me quité del vicio

En What Shamu taught me about life, love and marriage Amy Shuterland narra las experiencias que viven los domadores de animales exóticos. Cómo deben de adaptarse al animal que domarán en pos de lograr una relación armónica. Cómo hacer que hienas ejecuten piruetas, o enseñar a zorrillos a andar en patineta. Más menos.
Pese a que todo esto es material para una fábrica de bostezos, el artículo de la Shuterland se pone interesante, cuando confiesa que ella imitaba las técnicas de los domadores aplicándolas con y en su marido.

[artículo completo]
2009 | Sociedad | Comentarios

Miedo y asco en El Gran Bilbao

Alber Vázquez - El mundo gira sobre un eje podrido
2007 | Sociedad | Comentarios [8]

Toda la vida igual

Purranki Sandongui - Transtornos del sueño

En todas las cosas falta el equilibrio y el orden. De la misma forma que podemos distinguir la forma de una huella como la ausencia de un pie, en la naturaleza y en nosotros mismos distinguimos la presencia del equilibrio precisamente porque su escandalosa ausencia lo hace protagonista.

Por ejemplo. Asclepio Valladares, marinero de aguas bravas, no sueña, como quisiera, con el bellotar que le vio nacer, no se agosta su onírica garganta con las polvaseras que se levantan allende los caminos. El muy imbécil sueña con los mismos atunes que... [artículo completo]

2005 | Sociedad | Comentarios [1]

Calor y desorden

Xoán Carlos Lagares - Cartas desde Brasil

Pero yo quería hablar del dichoso “choque de orden”. El alcalde de Río empezó su mandato con dos propósitos fundamentales, iniciar un “choque de gestión”, que optimizase los recursos públicos para ofrecer mejores servicios a la ciudadanía, e implantar un “choque de orden”, que acabase con la bandalha, el quilombo y el caos que impera entre los cariocas en su relación con la ciudad: los coches aparcados encima de las aceras, el suelo lleno de envoltorios de helados, colillas, botellas, papeles, cajetillas de tabaco; la absoluta falta de respeto a las normas de tráfico.

[artículo completo]
2010 | Sociedad | Comentarios [2]

Porque soy tu jefa

Elia Martínez-Rodarte - Porque me quité del vicio

Odio ser la jefa de alguien. Es como cuando te piden cuidar a los hij@s de otras personas si no te has ofrecido: es una tarea delicadísima, que requiere toda tu atención y destrezas, y en la cual caerás en la rotunda desgracia si lo haces mal.

Para mi mala fortuna he sido jefa algunas veces con resultados nefandos para mi, en especial por mi poquísima paciencia, tolerancia y disposición a ignorar y dejar de lado la ineludible imbecilidad de muchas personas, a quienes no sólo es difícil tratarlas como subordinados,... [artículo completo]

2007 | Sociedad | Comentarios [1]

Pedirle ciruelas al melonar

Purranki Sandongui - Transtornos del sueño

Precisamente porque también mentimos acerca de los sueños se puede afirmar que los sueños son una forma más de la ficción social que nos vamos tejiendo.

En efecto, de alguna forma creemos que lo que soñamos nos define. Y por eso nos vemos obligados a mentir. Para ser aquellos que creemos ser también a ojos de los demás.

El problema es que los sueños no se pueden elegir como las faldas. A Gadafi le hubiera gustado realmente soñar con el profeta. Pero a mí me da que tuvo uno de esos... [artículo completo]

2005 | Sociedad | Comentarios

Otra caída

Elia Martínez-Rodarte - Porque me quité del vicio

Hace dos domingos me volví a caer. Joe y yo íbamos hacia un servicio religioso rumbo a Harlem. Traía puestas las mismas botas del día del concierto de Sabina. Se nos hacía tarde. El tobillo se me volvió a torcer y sentí la vieja y conocida sensación de cuando ésta truena, se desacomoda, se rearma y se hincha.

[artículo completo]
2008 | Sociedad | Comentarios [4]

Proceso mental a 2 bits por segundo

Purranki Sandongui - Transtornos del sueño

No creo que los sueños tengan necesariamente que ver con aquello de acercarnos más a lo que aspiramos. Es otra más de las zurraspas románticas con las que convivimos a diario. Supongo que habrá alguien sabijondo que pueda desmentirme, pero a mí me da que no hay otra corriente artístico ideológica que haya dejado un frenazo mayor en el calzoncillo colectivo de la psique humana. Qué sería de las ideas de pais, arte y meritocracia sin ese guineo permanente en los lóbulos reptilianos de nuestros cerebros? Guano.

Que me voy. Lo... [artículo completo]

2005 | Sociedad | Comentarios [3]

Almohada cervical

Purranki Sandongui - Transtornos del sueño

1.- El día primero de año, seguramente borracho, casi todo el mundo se ha estremecido de cursilería al pronunciar la frase “ojalá que todos tus sueños se hagan realidad”. Hay que decirla poniendo unos ojos muy bonitos, así tipo bambi. Esperar un poco, suspirar, fin.

2.- Es curioso cómo los sueños mantienen una relación paradójica con la realidad. Los sueños se desenvuelven en un territorio que es a la vez parecido al mundo real y opuesto a él en esencia. Y sin embargo, qué es lo que los hace deseables? Por... [artículo completo]

2005 | Sociedad | Comentarios

La otra Bolonia

Alberto Haj-Saleh - Cartas desde Italia

Alberto Haj-Saleh

Esta ciudad, le había dicho Matera, no es como las otras ciudades. Porque no es sólo grande, es también complicada. Y contradictoria. Si la miras sin más, caminando por su interior, Bologna parece toda hecha de pórticos y plazas, pero si la sobrevuelas desde un helicóptero es verde como un bosque, por los patios interiores de las casas, que no se ven desde fuera. Y si vas por debajo con una barca está tan llena de agua y canales que parece Venecia. Frío polar en invierno y calor tropical...

[artículo completo]

2006 | Sociedad | Comentarios [1]

Días de Epidemia: mañana libre

Elia Martínez-Rodarte - Porque me quité del vicio

La epidemia omnipresente. Las quietas calles, poca circulación de coches. La gente, —cabeza agachada—, tapabocas y pañuelos, ¡cuidado con las vías respiratorias!
La actividad comercial, de servicios y restaurantera: detenida; los sitios transaccionales, dependencias federales y privadas: cerrados.

[artículo completo]
2009 | Sociedad | Comentarios

Mi reino por un trago

Elia Martínez-Rodarte - Porque me quité del vicio

¿Qué haríamos sin los tragos? Más aún ¿qué haríamos sin las cantinas de donde emanan los tragos? Puede una embotellarse en el trago solitario de casa, el que se acompaña con la botana de uno mismo desdoblado en espejos infinitos pero, y luego ¿a quién podemos compadecer por estar más borrachos que nosotros?, ¿y la música de una rocola que nosotros no escogimos?

[artículo completo]
2008 | Sociedad | Comentarios
Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal
Publicidad: