Libro de notas

Edición LdN
Cartas desde México por V.V.A.A.

Cartas desde… es un intento por recuperar el espíritu de las corresponsalías epistolares de la prensa decimonónica, más subjetiva, más literaria, y que muestre una visión distinta y alternativa a la oficial de Agencias.

El peor enemigo de sí mismo

Alfredo Herrera Patiño

Izquierdas y derechas intentan asustarnos: No dejemos que el candidato de la ultraderecha llegue al poder. El candidato de la izquierda es un peligro para México. No despertemos al México bronco. Fraude, manipulación…

Las elecciones siguen un guión bastante estricto. Se han terminado de sumar los resultados del recuento de votos (voto por voto, como dicen ahora) hechos el domingo y plasmados en las actas de cada una de las casillas, cuyo original se encuentra en los paquete electorales y cuyas muchas copias llegan a las manos del IFE, de los comités de cada distrito, trescientos en todo el país, y de todos los partidos políticos por medio de sus representantes. 0.57% de los votos es la diferencia entre uno y otro. Poco más de doscientos mil votos. Era del todo previsible el desacuerdo y la impugnación. La ley lo contempla. Ahora, después del recuento, se mandará todo al Tribunal Electoral de la Federación, quien califica y declara presidente electo al ganador, después de resolver las impugnaciones. Ya se votó, ya se sumó, falta solventar las impugnaciones y declarar ganador.

Pedir el recuento de cada uno de los votos en este segundo paso no sólo es ilegal, llevaría a la anulación de las elecciones si el IFE hubiera pedido a los comités de cada distrito que lo hiciera, como sucedió ya en Tabasco en el 2000. Sólo pueden abrirse los paquetes por causas señaladas en la ley, 43 causas. En el Tribunal hay 11 causas. De no tipificarse ninguna de ellas, no pueden abrirse los paquetes, vale la suma realizada. Hay tantos candados, precisamente, para evitar manipulaciones y fraudes.

¿Fraude? No lo alcanzo a ver. Hay, desde luego, irregularidades, torpezas, errores, pero no son generalizados. Señalar que hay irregularidades en 50 000 casillas es temerario. Con muchos menos debería declararse nula la elección y convocar a nuevas elecciones. Y me sorprende la queja por la prisa, cuando antes el problema, precisamente, era la lentitud que permitía la manipulación de los números.

¿Será Felipe Calderón Hinojosa el nuevo presidente? Es probable, pero todavía no es seguro. Falta la calificación del Tribunal.

No deja de ser curioso, de confirmarme el triunfo del PAN, que repiten todos los gobernadores y el presidente. El PAN ganó los tres gobiernos estatales que ya gobernaba, el PRD ganó la Ciudad de México, que ya gobernaba. La presidencia, parece, repite. Crece la izquierda, y mucho, con esta elección, también lo hace la derecha.

33.70% para el PAN, 27.66% para el PRI y 29.01% para el PRD en las elecciones para diputados y muy parecido para senadores. El congreso queda prácticamente dividido en tres y nadie tendrá mayoría para aprobar nada, ni siquiera con el concurso de los partidos pequeños (bonsai, en el argot político mexicano).

Queda, entonces, claro: el país está dividido y polarizado, debemos aprender a dialogar y a negociar, a llegar lograr acuerdos, a hacer política, así de sencillo. Al parecer, el PRD puede desaprovechar la oportunidad cantando y peleando por un fraude que, a mi entender, es inexistente. PAN y PRI tendrían el 61.36% del congreso si se alían, y todo indica que lo harán y, probablemente, pronto…

Termino con esta carta mis reflexiones de los últimos días. Me ronda este pensamiento: a Ernesto Zedillo el miedo lo llevó al poder, a Fox lo llevó el hartazgo, Andrés Manuel López Obrador demostró ser su peor enemigo y haberse derrotado a sí mismo…

Alfredo Herrera Patiño | 07 de julio de 2006

Comentarios

  1. Marcos
    2006-07-07 15:01

    Por aquí, España, los medios, sobre todo los de “izquierdas”, hablan veladamente de fraude electoral, más como algo que se deja caer que con pruebas concretas.

    Y en La Insignia: « Ahora el PAN, con la bendición de Washington, busca imponer una agenda conservadora más “profesional”. Y para esto, qué mejor inicio que una victoria electoral rápida, contundente. Pero, cómo?

    El viejo sistema de fraude electoral creado por el PRI también ha sido superado. Un sistema que enriqueció el folclore popular con denominaciones familiares para cualquier mexicano, como “casilla madrugadora”, “ratón loco”, “carrousel”, “operación tamal”, “urna embarazada”, “tacos”, “palomeo”, “mapache”, etc. La modernidad exige métodos diferentes (también aquí la escuela estadounidense tiene mucho que aportar). El fraude, hoy cibernético, sólo se debe usar cuando la manipulación ya no funciona. El 2 de julio, la television empezó pronto a divulgar resultados parciales que favorecían a Calderón. El PAN, con el apoyo del PRI, exigió se reconociera “de inmediato” su triunfo. Sin embargo, el PRD denunció la desaparición de 2,5 millones de votos. El IFE, entonces, reconoció su “error”. Pero a López Obrador no le alcanzaron para revertir su derrota electoral por un margen menor al uno por ciento, y aunque amenaza con impugnar los resultados, los especialistas no creen que esta actitud prospere.».

    Saludos.

  2. Alfredo Herrera Patiño
    2006-07-08 08:31

    Marcos, así es. Bien dices veladamente. No hay pruebas de ningún fraude. Alguien publicó el supuesto algoritmo maquillador de cifras y daba pena ajena la ignorancia. El PREP es obra de la UNAM y comienzan a indignarse por los calificativos. Además, el PREP no da resultados globales nada más, donde podrían maquillarse cifras, sino da resultados casilla por casilla. Han presentado, de más de 130 000 actas, cuatro, sí, cuatro actas con discrepancias, actas en cuyas casillas, seguro, vistas las discrepancias, se abrieron de nuevo los paquetes electorales y se contaron los votos. Una en donde el acta exterior pegada a la casilla mostraba 181 y el PREP 81, parece error de captura.

    En realidad, a mi entender, les parece injusto haber perdido… Quizás lo sea, pero es otro asunto.

    Y están perdiendo de vista lo valioso. Ganaron con más votos, con unos pocos votos de más, al PRI en la cámara de diputados y la de senadores. Ganaron casi todo en el DF. Es motivo de festejo y todo ese avance lo están empeñando en demostrar lo indemostrable.

    Recordé al grande Homero J. Simpson: para mentir se necesitan dos, uno que mienta y otro que se lo crea…

    Dirían mis amados Les Luthiers: están razonando fuera del recipiente…

    Saludos y parabienes

  3. Alex Pérez Cano
    2006-07-17 08:15

    Aclaro, el Programa de Resultados Preeliminares fue diseñado por la UNAM;pero esto no implica que la UNAM lo haya operado.

    Y vuelo a insistir, en 1998, en una eleción local, se máquino un fraude electoral contra, sorprendanse, el Candidato a Gobernador del PRI, intrumentado desde la Presidencia de la República, que en ese entonces ostentaba Ernesto Zedillo.

    Y digo, Fraude porque en esa fecha de noviembre de 1998 se cayó el sistema, precisamente cuando Joaquín Cisneros Fernández iba ganando por amplio margen, más tarde el triunfo sería de Alfonso Sánchez Anaya.

    Los Priistas exigieron la apertura de Urnas y claro nunca se logró porque nunca se esperaba una derrota y legalmente no había elementos para impugnar la elección, aunque materialmente había muchisimas evidencias del fraude.

    Ya en el poder, el PRD y su alianza, a los pocos meses mandó a quemar la paqueteria electoral y en las elecciones siguientes, las federales, el PRI triunfo en los tres distritos electorales, reafirmandose así el apoyo de la cúpula para que el PRD, antiguos priistas, gobernarán Tlaxcala.

    ¡Esa es la democracia!



LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal