Libro de notas

Edición LdN
Butaca no numerada por Alberto Haj-Saleh

Sentado en una vieja Butaca no numerada de terciopelo rojo, el autor se lanza a una reflexión impúdica todos los miércoles sobre cualquier cosa que se atreva a moverse por las pantallas, sean éstas de cine o no. Alberto Haj-Saleh es editor de LdN y autor de la columna Teatro Abandonado.

Lo que pasa es que eres tonto

- Pues yo creo que La naranja mecánica ha envejecido mal.

- ¿Qué quiere decir eso? ¿Cómo puede verse vieja una película que tiene cuarenta años? Tiene el aspecto que tenía cuando se estrenó, somos nosotros los que estamos cuarenta años después.

- Ya, pero muchas películas trascienden a su estética y cuando las vemos años después lo que vemos es una ambientación de una época sin más, mientras que en otras tenemos la sensación de que se usan códigos estéticos y narrativos que han quedado obsoletos.

- Eso es aplicable a casi cualquier cosa. Aceptas la estética de una peli de los cincuenta porque has aprendido a aceptarla, pero cuando alguien como Kubrick apuesta por una estética no fiel a su tiempo entonces el esfuerzo para aceptar eso es mayor. Eso no quiere decir que se haya quedado vieja.

- Bueno, a lo mejor tiene que ver con que no me gusta casi nada Kubrick.

- No jodas.

- No te digo más que Eyes wide shut es la que me parece más potable suya.

- Joder, tío, pero cosas como Barry Lyndon

- Barry Lindon es un coñazo mayúsculo.

- La madre que te parió.

- No, pero si yo no discuto de Kubrick, ¿eh? Entiendo que debe ser problema mío, porque todo el mundo lo reconoce como maestro, pero yo no entro en su forma de contar las cosas. Vamos, como me pasa con Tarantino.

- ¿¿¿Con Tarantino???

- Sí, a ver. El personaje me cae bien, así que no es cuestión de manía personal ni nada. Pero quitando Malditos bastardos, que me pareció la película del año, no consigo entrar en sus películas. Pulp Fiction y Reservoir dogs me dieron igual; Jackie Brown va, bien; Kill Bill no me gustó y ABORREZCO Kill Bill 2, la odio con todas mis fuerzas.

- Bueno, pero entonces lo que pasa es que eres tonto.

- ¡Jajajajaja!

- Y Death Proof te parecerá otra mierda.

- Death Proof no la he visto.

- Pues vamos a verla.

- ¿Ahora?

- Sí. Y cállate la puta boca.

Alberto Haj-Saleh | 11 de julio de 2012

Comentarios

  1. gatavagabunda
    2012-07-11 18:39

    La verdad es que Eyes Wide Shut está francamente bien.

  2. Marcos
    2012-07-11 21:26

    Exijo el nombre, apellidos y domicilio del dialogante que dice que no le gusta casi nada Kubrick. Y lo exijo ya.

    Saludos

  3. Alberto
    2012-07-11 21:27

    El que recibe los insultos soy yo, Marcos. Que parece que no llevemos siete años casados.

  4. Miguel A. Román
    2012-07-11 22:19

    Barry Lyndon es un coñazo por muy temprano que se levante, la haya dirigido Kubrik o su porquero.

    El Resplandor suele ser la preferida de la gente, pero para mí es demasiado simple cinematográficamente hablando.

    De Eyes Wide Shut no debería hablar porque tanta teta me nubla la imparcialidad. No me gusta demasiado, pero no está del todo mal (en realidad, creo que Cruise no fue la mejor elección)

    La Naranja Mecánica y 2001 Odisea en el espacio son dos obras maestras, de la estética al menos; la narrativa tal vez haya quedado obsoleta en ambas películas, pero eso es normal.

    La Naranja, por ejemplo, yo la vi de estreno, y en aquel momento era un escándalo (reconozco que por entonces mis hormonas no me dejaron ver mucho más allá de lo evidente).

    También vi en cine de estreno 2001 Odisea, y también fue muy polémica y se hablaba sobre todo de lo impactante de las escenas en lo visual.

    Hoy La Naranja no escandaliza ni a un niño de teta y los efectos especiales de 2001 Odisea parecen infantiles.

    Tal vez Kubrik se ciñe demasiado a un momento cultural preciso y no universaliza. Sin embargo me sorprendería que Senderos de gloria, Espartaco o Teléfono Rojo te dejaran igual de indiferente.

    Tarantino me gusta, pero no me parece la hostia, lo tengo por un imitador de Peckinpah, que me parece mucho más bueno.

    Pero no creo que uno sea tonto ni insensible porque no le guste una obra, sea película, literatura o pintura. Es más, creo que es rematadamente tonto quien no es capaz de reconocerlo y finge que le gusta algo que ni entiende ni le dice nada.

  5. Marcos
    2012-07-12 01:57

    Yo entiendo que cualquier director no sea del agrado o no guste su estética o lo que sea… pero Kubrick, técnicamente hablando, innovó con casi cada una de sus películas, y en algunas, también con el contenido. Toda la primera parte de Senderos de gloria, especialmente la secuencia en las trincheras, es un portento de narrativa cinematográfica, copiada hasta la saciedad desde entonces y emulada por Spielberg en la toma de la playa de Salvar…. Lo mismo para 2001, La naranja mecánica o El resplandor: recordad los paseos por el pasillo en el triciclo. Ah, y la iluminación de Barry Lindon. Por ejemplo.

    Saludos

  6. Vigalounge
    2012-07-12 02:16

    Entre el post y los comments creo que llegamos a las 200 animaladas.

    Vamos a ver, QUÉ coño tienen que ver TARANTINO y PECKINPAH.

    Y advierto que como alguien conteste que “los dos muestran violencia” ROMPO INTERNET.

  7. Miguel A. Román
    2012-07-12 04:08

    - ¿Qué hay en México?

    - Mexicanos.

    El diálogo, tal cual, aparece en dos películas: Grupo Salvaje y Abierto hasta el amanecer.

    Es público que “Reservoir Dogs” es un título mezcla de “Au revoir les enfants” (Malle) y “Straw Dogs”.

    El patito utilizado en Death Proof en el vehículo es idéntico al que lleva el protagonista de Convoy en el morro del camión.

    Pero vaya, no es que lo diga yo, es que lo dice Tarantino

    Mas, al margen de esas consideraciones, habituales “homenajes” entre colegas, hay más detalles.

    Hay otros directores violentos, como Penn o Scorsesse; pero entre Sam y Quentin hay más elementos comunes: su personajes usan la violencia porque viven en un mundo violento. Pese a ello no la usan solo como simple defensa sino que forman parte de ese mundo. No se arrepienten de su violencia pero tampoco se enorgullecen de ella, es que las cosas son así.

    Por eso los dos recurren persistentemente a la estética del western, el cine bélico o el mundillo de los asesinos profesionales, espacios donde esa brutalidad forma parte del decorado.

    Pero hay más paralelismos, porque sus protagonistas son héroes malditos, que no pueden redimirse porque no saben hacer otra cosa, y expresan esa fatalidad en todos los diálogos.

    Por supuesto, hay muchas más cosas que los diferencian que las que los asemejan, faltaría más. Entre otras cosas la fotografía es completamente distinta, con mucho mayor contraste en las de Tarantino, por no hablar de la música o el plano larguísimo y tenso que Peckinpah repugna.

    Pero vaya, que tampoco es para romper internet por decir que se parecen, porque se parecen.

  8. Jónatan S.
    2012-07-12 05:45

    Joder, que susto. Pensaba que ya estabas divulgando conversaciones privadas.

    Por otra parte, mi opinión sobre ambos directores es tan mala que parece mentira que toquen temas que apriorística y prejuiciosamente deberían interesarme.

    Aunque, eso sí, por motivos distintos. Que al final no es lo mismo acudir a una exposición de museo que ver un zapping nocturno.

  9. Frunk
    2012-07-12 05:55

    Pero… ¿entre “se parecen” y “lo tengo por un imitador” no hay mucha distancia?

    Y las similitudes no pasan de ser homenajes (que te guste mucho un autor no te convierte en su imitador) o meras constantes de género. Vamos, que no.

  10. Miguel A. Román
    2012-07-12 06:19

    Vale, me retracto: lo de “imitador” ha sido un falaz intento de injuria, menosprecio y pedorreta.

    Y ya he advertido que soy capaz de reconocer las diferencias de estilos entre ambos autores, pese a que insisto en que Tarantino se inspira mucho en Peckinpah no solo en la violencia sino en cómo contarla. Ningún desdoro hay en ello, el autor que no valore las influencias recibidas es un autor vacío.

    Ni quita para que me mantenga en que Peckinpah me gusta más, a mí, personal y subjetivamente.

  11. Vigalounge
    2012-07-12 06:19

    - ¿Qué hay en México? – Mexicanos.
    El diálogo, tal cual, aparece en dos películas: Grupo Salvaje y Abierto hasta el amanecer.
    Es público que “Reservoir Dogs” es un título mezcla de “Au revoir les enfants” (Malle) y “Straw Dogs”.
    El patito utilizado en Death Proof en el vehículo es idéntico al que lleva el protagonista de Convoy en el morro del camión.
    Pero vaya, no es que lo diga yo, es que lo dice Tarantino

    ——-¡Exacto! Esa es la primera diferencia absoluta entre el cine de Tarantino y el de Peckinpah. El primero hace guiños, es de una cinefilia manifiesta, exhibicionista, hasta el punto de que muchos consideran que su discurso se fundamente en la intertextualidad, la referencialidad postmoderna y el metalenguaje. El de Peckinpah no puede estar más alejado de esa corriente. Ni queriendo: la cinefilia de un hombre nacido en los años 20 es de una naturaleza completamente distinta a la de unos chavales como nosotros, que hemos visto de todo y no hemos sufrido ninguna guerra.
    Vamos, que Tarantino no se parece a Peckinpah, ni a Malle, ni a Kurosawa, ni a Fulci, ni a Hellman, por mucho que los cite. De hecho, se distancia de ellos. Y lo sabe.

    Hay otros directores violentos, como Penn o Scorsesse; pero entre Sam y Quentin hay más elementos comunes: su personajes usan la violencia porque viven en un mundo violento. Pese a ello no la usan solo como simple defensa sino que forman parte de ese mundo. No se arrepienten de su violencia pero tampoco se enorgullecen de ella, es que las cosas son así.

    ——-Entiendo esta descripción, el problema es que se puede aplicar a toda la ficción criminal, en cualquier lenguaje. Si te fijas, a partir de esa definición podemos meter en un mismo saco a Los siete samuráis y a Superdetective en Hollywood.

    ——-Por otro lado, en películas de Peckinpah como Cable Hodge, Perros de Paja o Convoy la violencia no es un telón de fondo asumido para los personajes. Tampoco es el caso de Jackie Brown.

    Pero hay más paralelismos, porque sus protagonistas son héroes malditos, que no pueden redimirse porque no saben hacer otra cosa, y expresan esa fatalidad en todos los diálogos.

    ——-Los personajes menos malditos de Tarantino son, paradójicamente, los Malditos Bastardos, ya que son “hombres en una misión”. Y luego están los personajes definidos por su ansia y posibilidad de redención, como es el caso de La Novia, Jackie Brown, la pareja de gangsters de Pulp Fiction… En el cine de Peckinpah hay personajes condenados, estando el de “quiero la cabeza de Alfredo García” en ¡CABEZA!, pero su cine también ha ofrecido un catálogo mucho más variado.

    Por supuesto, hay muchas más cosas que los diferencian que las que los asemejan, faltaría más. Entre otras cosas la fotografía es completamente distinta, con mucho mayor contraste en las de Tarantino, por no hablar de la música o el plano larguísimo y tenso que Peckinpah repugna.

    ——-Esto es lo que más me interesa. Puedo aceptar que los dos directores puedan señalarse entre sí en cuestiones superficiales, pero en lo que importa, es decir, en las propiedades y usos del lenguaje de cada uno están… ¡en las antípodas! Es la fotografía, pero también cómo componen el plano, cómo mueven la cámara, cómo prolongan y cortan la toma, cómo escogen y dirigen actores, cómo los mueven en pantalla… Para no liarnos, si Peckinpah es los Rolling Stones y Tarantino es Bob Dylan, estás diciendo que Bob Dylan es como los Rolling Stones porque cantó “Like a Rolling Stone”. No tiene nada que ver.

    Pero vaya, que tampoco es para romper internet por decir que se parecen, porque se parecen.

    ——-¡Corro a romper el cable central de Internet con un hacha de plata!

  12. Alberto
    2012-07-12 17:20

    Quería hacer una aclaración importante: mi amigo me ha pedido que rectifique el diálogo para que se ajuste más a la realidad y ponga que realmente lo que me llamó fue “tonto del culo”. Por matizar.

    Bueno, más en serio: yo no pretendía generar un debate —aunque me encanta que haya sucedido— y nadie me llamó tonto en serio. Pretendía contar un momento divertido en el que en mitad de una discusión sesuda sobre cine un amigo dice a otro “tú es que eres tonto. Te voy a poner una peli para que te des cuenta, capullo”. Que al final es la mejor conclusión posible: poner una película para terminar con las dudas.

    Seguid, seguid.

  13. Jónatan S.
    2012-07-12 19:06

    ¿Y sirvió de algo?

    Porque a mí Death Proof me parece con diferencia la peor película de Tarantino y, precisamente, la que más problemas tiene con lo antes mencionado. A poco que sepas a quién está saqueando se cae el alma a los pies de ver que no ha sido capaz de añadir o mejorar los originales.

    Ah, Frunk, el problema entre un “homenaje” y una “imitación” viene porque por poca distancia que tengas de los primeros puede salirte un “Aterriza como puedas” mientras que del segundo va un “Epic Movie”, cuando se centran en algo concreto —que es el problema de la escena de “Fiebre de Sábado noche” de la primera, p.ej. — son mucho menos efectivos que cuando lo hacen a una globalidad. Y a Tarantino le pasa lo mismo. O, al menos, EMHO.

  14. Alberto
    2012-07-12 19:09

    Pero a ver, Sark, ¿tú no tenías una orden de alejamiento de Internet?

    La peli está muy bien, sí.

  15. Miguel A. Román
    2012-07-12 20:57

    Bueno, pues ya que el autor de la columna me lo permite…

    Yo acepto de que el concepto “imitador” es una exageración, pero no que el cine de SP. y QT. sean antípoda. Veo claro que el primero recibe leche materna del segundo, como Ford de Griffith o Wilder de Lubitch, lo que no implica que en ninguno de los tres casos haya un intento de plagio o copia-y-pega. Pero tampoco hablo de simple homenaje o cita.

    Un creador no puede, ni realmente debe, anular la impronta de quienes le precedieron. Por supuesto que, con la lección aprendida, debe ir más allá o dedicarse a otra cosa. Pero son espiras de la misma curva. Habría que preguntarse cuántos se regodearían en tiros y sangre en slowmotion si Peckinpah no hubiera abierto el camino.

    Los bastardos del pelotón no tienen una misión impuesta, la han elegido ellos y realmente no están en la guerra, no saben de banderas ni uniformes y de haberles tocado estar en una trinchera se habrían pegado un tiro de puro aburrimiento. Hacen lo que hacen por simple, humano y visceral odio; su pretendida misión es personal no patriótica ni honorable, son la mamba negra con botas militares.

    No todo el género habla de igual forma. En el cine hay personajes del tipo “yo soy violento porque el mundo me hizo así” y otros de “me están inflando a hostias y yo lo que quiero es volver a mi call center y mis clases de pilates”, e igualmente hay buenos-buenos contra malos-malos y malos-buenos contra buenos-malos.

    En SP. como en QT. los protagonistas son moralmente impresentables, pero lo que hay en el otro bando es todavía mucho peor, y eso no es lo que cuenta Kurosawa, Coppola o los Cohen, donde todavía hay un canon de buenos/malos determinado por la moral burguesa.

    Luego, por supuesto, QT. hace más cosas porque no es un segundón. Sería la hostia que repitiera los mismos pasos que SP, y no tomarlo donde el otro lo dejó y llegar hasta donde no llegó. Que no me entusiasme su cine no significa que no le reconozca méritos.

    Y yo lo dejo aquí, que no soy hablador de cine, prefiero verlo, y luego a unos les gusta Kubrik y a otros no. Todo vale.


Textos anteriores

-
El final [20/12/13]
-
También en 2013... [11/12/13]
-
Así que el 2013... [04/12/13]
-
Resumiendo más [19/12/12]
-
Resumiendo [12/12/12]
-
Puro goce [05/12/12]
-
-
Las películas [07/11/12]
-
Granito de Arena [24/10/12]
-
Como desees [10/10/12]
-
Sí que entienden [26/09/12]

Ver todos


LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal