Libro de notas

Edición LdN
Butaca no numerada por Alberto Haj-Saleh

Sentado en una vieja Butaca no numerada de terciopelo rojo, el autor se lanza a una reflexión impúdica todos los miércoles sobre cualquier cosa que se atreva a moverse por las pantallas, sean éstas de cine o no. Alberto Haj-Saleh es editor de LdN y autor de la columna Teatro Abandonado.

Señor profesor

Están las calles que arden —y más que deberían arder— por la huelga en el sector educativo, por un ministro imbécil y bocazas y por el desprecio hacia el único sector realmente imprescindible de la sociedad (Bélgica funcionó estupendamente sin poder político, por ejemplo). Ya he dicho por aquí que si me pones una película con profesores, aunque sea una basura protagonizada por Michelle Pfeiffer, tienes la mitad del trabajo hecho conmigo. No puedo evitarlo: los veo como los últimos héroes, los últimos románticos, los últimos vocacionales. Ver una película de profesores es reconfortante, tanto como ver una de superhéroes; supongo que en realidad son prácticamente el mismo género.

Por eso, por mis filias hacia el tema, tiendo casi sin querer a ser más puñetero en la crítica hacia estas películas, como cuando uno juzga más duramente el trabajo de un amigo “para que nadie piense”. Salí conmovido, como cualquiera que esté vivo, de ver Profesor Lazhar el otro día, esa película québécois que se vuelve tan actual ante el estado de guerra en el que se encuentra el sector educativo en esa parte de Canadá. Pero también salí viéndole las costuras, pensando que la mayor parte de la historia ya me la sabía —aunque esté contada magníficamente—, que los personajes eran arquetípicos, que los conflictos sobrevuelan sobre todo el metraje con demasiada levedad. Que se mete en jardines de incoherencia en cosas pequeñas que acaban distrayendo de la historia que importa. Son gruñidos de viejo, en realidad, porque la emoción se mantenía.

Tal vez lo más interesante de la película sea precisamente esa levedad, esas pequeñas cosas sorprendentes que pasan alrededor de la historia central. Por ejemplo ese profesor de gimnasia recio y con cara estúpida que se descubre como una víctima de un sistema hiperprotector que no comprende. O esa distancia crítica ante los métodos de enseñanza, donde uno puede ver en la misma secuencia cómo los métodos algo vetustos de Lazhar pueden funcionar tan bien como las técnicas modernas pedagógicas de sus compañeras.

O a lo mejor lo que sucede es que su actor principal, que responde al hermoso nombre de Fellag, llena de sentido y de belleza toda la película, siendo maestro de nacimiento y corazón y no de estudios y formación, negando, en fin, aquello que le exigen los padres de una niña, que le dicen “usted enséñela, no la eduque”. Pero por lo que parece el buen Profesor Lazhar sólo es capaz de educar.

Alberto Haj-Saleh | 23 de mayo de 2012

Comentarios

  1. Roberto Amaba
    2012-05-23 22:10

    Hola qué tal Alberto,

    La peli es más bien blandita a pesar de meter por medio la muerte, la inmigración, etc. Lo que más me interesó lo mencionas por ahí con un “hiperprotector” que comparto y que se extiende al resto de profesores. Ese claustro donde todos se lavan las manos no vaya a ser que…

    De cómo un par de generaciones de adultos presuntamente modernos y antitotalitarios (más o menos progres o libegggales), tanto en la familia como en el sistema educativo, se han dedicado a criar pequeños monstruos hitlerianos.

    Un saludo.

    PS. Y donde esté una buena peli de caballos (War Horse no cuenta) que se quiten las de profesores.

  2. Alberto
    2012-05-23 23:12

    Si fuesen caballos que dan clase…


Textos anteriores

-
El final [20/12/13]
-
También en 2013... [11/12/13]
-
Así que el 2013... [04/12/13]
-
Resumiendo más [19/12/12]
-
Resumiendo [12/12/12]
-
Puro goce [05/12/12]
-
-
Las películas [07/11/12]
-
Granito de Arena [24/10/12]
-
Como desees [10/10/12]
-
Sí que entienden [26/09/12]

Ver todos


LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal