Libro de notas

Edición LdN
Butaca no numerada por Alberto Haj-Saleh

Sentado en una vieja Butaca no numerada de terciopelo rojo, el autor se lanza a una reflexión impúdica todos los miércoles sobre cualquier cosa que se atreva a moverse por las pantallas, sean éstas de cine o no. Alberto Haj-Saleh es editor de LdN y autor de la columna Teatro Abandonado.

Así se habla

Hoy seré breve, que la semana me ha atropellado bastante y no tengo cabeza para grandes reflexiones. Sólo una pequeña idea que me ha surgido después de ver La voz dormida, esa película de Benito Zambrano que me ha provocado la doble sensación de que es un melodrama profundamente equivocado en su planteamiento y ejecución, y de que el director lebrijano tiene un talento inmenso para enganchar al espectador desde el primer minuto, sea cual sea la milonga que le esté contando. Cuando ese talento se cruza con un guión espléndido, sale Solas. Cuando el guión es entre mediocre y malo, aparece La voz dormida.

Pero de lo que quería hablar era del acento de Inma Cuesta y María León, ese acento andaluz consustancial a los personajes, no exactamente cordobés, como exigiría el origen de ambas hermanas en la ficción, pero andaluz estrecho en cualquier caso. Me quedé pensando en esa discusión que de vez en cuando oigo, tengo o leo por ahí acerca de la necesidad de que los actores y actrices modifiquen su modo de hablar para llegar a una suerte de “español neutro”, ese español de presentador de informativo que erróneamente tantas veces se identifica con “el acento de Madrid” (son cosas que decimos nosotros, los de provincias), un castellano desprovisto de inflexiones regionales o de localizadores espaciales. Cuando el acento se nota, es porque es parte importante en la caracterización del personaje, como este andaluz de Cuesta y León, o el gallego de Manuel Manquiña en Airbag. O quizás porque se trate de una producción local, donde el acento es parte obligatoria de la caracterización, pero en muy pocos casos los personajes tienen acento de alguna parte “porque sí”, porque simplemente son de un lugar concreto y no de un punto indeterminado del centro de la península. Actores que tienen su acento regional muy marcado en su vida cotidiana, como Antonio Banderas, Luis Tosar o Félix Gómez, hacen desaparecer ese modo de hablar natural en la mayoría de las películas y series que protagonizan.

¿Qué me dicen ustedes? ¿Creen que en una película donde la localización no sea algo decisivo, los actores deberían tener variedad de acentos, tal y como sucede en la realidad? ¿O prefieren actores de escuela, vocalización, claridad y acento neutro? ¿Es el acento un problema en la interpretación?

Alberto Haj-Saleh | 23 de noviembre de 2011

Comentarios

  1. Pin
    2011-11-23 20:34

    El caso es que si escuchas a un personaje de una película española hablar con acento, lo identificas, y eso le añade determinados matices a la percepción que tenemos de él. Creo que es así.

  2. José
    2011-11-24 00:31

    Yo he llegado a la conclusión de que algo llamado “acento neutro” es una ficción. En el caso de España, es, como dices, el acento castellano sin localismos de ninguna región en concreto. Pero eso no significa que sea “neutro”. También los Caraqueños piesan que su español es “neutro” o no tienen acento, al igual que los habitantes de Lima, o de México DF, aunque estos acentos entre sí no se parezcan. Es interesante otra cosa que dices, porque no recuerdo ninguna película española donde aparezca un personaje con un acento andaluz/catalán/gallego/canario/murciano/etc, simplemente porque sí, como sucede en la realidad, y no porque estén en una determinada región.

  3. Miguel A. Román
    2011-11-24 04:54

    Hombre, eso me recuerda a la escena de El discurso del rey donde al bueno de Geoffrey Rush no le contratan para una obra de Shakespeare por su acento australiano.

    Sinceramente creo que distrae, o corre el riesgo de distraer al espectador que reconoce un marcado acento en el personaje. Creo que lo que dice Pin se acerca a la verdad y que el espectador medio, e incluso el culto, no puede retraerse a añadir la procedencia al personaje, aunque ese factor sea intrascendente en la trama.

    Algunas veces puede plantear un problema: si tienes un padre y un hijo no es normal que uno tenga acento gallego y el otro mallorquín.

    Supongo que, en general, y para evitar vaivenes, los actores se acostumbran ellos solos a mantener un registro permanente y aceptablemente neutro, salvo cuando el director le imponga otra cosa. De otra forma corres el riesgo de que te encasillen en papeles de andaluz o catalán que, por otro lado, suelen ser arquetipos manidos y desagradables.

    Sin embargo, estoy de acuerdo en que el actor puede perder algo de su expresividad, y pongo como ejemplo el monótono registro de Viggo Mortensen en Alatriste, donde, claro, no era de recibo su acento porteño.

    Banderas, por cierto, se explaya a gusto en su personaje del Gato con Botas de Schrek y secuelas. Como curiosidad

    Pero bueno, siempre nos quedará Paco Martínez Soria y su intenso deje maño.

  4. Alberto
    2011-11-24 05:01

    Si el acento es muy marcado supongo que sí, que es imposible que no se quede uno pendiente de él, como parte de la caracterización del personaje, parte importante, se entiende. Pero cuando los acentos son menos marcados… ya tengo mis dudas. Por ejemplo, el andaluz de Carlos Herrera es un acento evidente pero no fuerte. ¿Una película con Carlos Herrera hablando normalmente dentro haría que la gente se distrajese pensando en su acento?

    José, hay una cosa muy graciosa que sucede cuando un actor latinoamericano interpreta a un español en pantalla, como por ejemplo Leonardo Sbaraglia en En la ciudad sin límites. Lo hace bastante bien, suena completamente español, pero si le preguntas a cualquiera la mayoría no te dirá que pone acento español, sino que “quita su propio acento”, :D


Textos anteriores

-
El final [20/12/13]
-
También en 2013... [11/12/13]
-
Así que el 2013... [04/12/13]
-
Resumiendo más [19/12/12]
-
Resumiendo [12/12/12]
-
Puro goce [05/12/12]
-
-
Las películas [07/11/12]
-
Granito de Arena [24/10/12]
-
Como desees [10/10/12]
-
Sí que entienden [26/09/12]

Ver todos


LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal