Libro de notas

Edición LdN
Butaca no numerada por Alberto Haj-Saleh

Sentado en una vieja Butaca no numerada de terciopelo rojo, el autor se lanza a una reflexión impúdica todos los miércoles sobre cualquier cosa que se atreva a moverse por las pantallas, sean éstas de cine o no. Alberto Haj-Saleh es editor de LdN y autor de la columna Teatro Abandonado.

Cómo narrar una gran historia épica norteamericana (y Parte III)

Capítulo 6: En el momento cumbre, coloca al protagonista en lo más alto

Se acabó, pues, la espera. Después de varias horas colocando las piezas del puzzle el protagonista tiene que enfrentarse con su destino, con aquello por lo que ha pasado a la historia, con aquello que da sentido y razón de ser a toda esta gran narración épica que estamos contando.

Y tiene que salir airoso SIEMPRE.

¿Qué es salir airoso? No salir “vencedor” de la situación que sea, ni ser un gran héroe o derrotar al ejército rival. Lo que tiene que hacer es llevar a la máxima expresión su característica base, esa que hemos visto nacer en los primeros minutos de la historia y que aquí alcanza su cénit. Si es un valiente, que se enfrente a pecho descubierto al jefe rival; si es un general sanguinario, que cometa el más despiadado acto de crueldad; si, como John Adams, es ante todas las cosas un hombre íntegro, llevará su integridad hasta el final, aunque eso le cueste que su yerno abandone a su hija en busca de fortuna en el oeste, que su hijo muera alcoholizado y abominado por su padre, que su mejor amigo le retire la palabra y, sobre todo, que deje de ser el presidente de los Estados Unidos. Y lo deja siendo el hombre más íntegro sobre la tierra.

Capítulo 7: Despídete en condiciones

Sí, lo sé, los epílogos casi siempre son mala idea, pero si has gastado unas cuantas horas (y no unos noventa o cien minutejos nada más) en contar una gran historia… pues hombre, no escatimes al espectador un final atado y bien atado. Lleva mucho tiempo acompañando al protagonista y necesita saber qué pasa después, qué ocurre al final. Si es reverenciado como un héroe, despreciado como un traidor u olvidado como un soldado anónimo. Si John Adams llegó a perdonar a su hijo, qué fue de sus otros vástagos, incluido ese John Quincy tan prometedor, si Abigail estuvo con él hasta el final, si es recordado por los americanos, si su viejo amigo Thomas Jefferson y él hicieron las paces. Deja al espectador que sepa, porque se lo ha ganado.

El toque final

No escatiméis en técnica, las grandes historias también tienen grandes envoltorios, gran fotografía, grandes efectos especiales, grandes truenos y ruidos de sables.

Los secundarios tienen que estar al nivel de los protagonistas, por poco que salgan. El trabajo de casting tiene que ser impecable, porque un mal secundario marca tales diferencias con los buenos principales que dejan en evidencia toda la historia. Tom Hollander sale menos de diez minutos haciendo de Rey Jorge recibiendo en audiencia a John Adams. Dice tan solo una frase. Pero vive dios que aquel era el auténtico Rey de Inglaterra.

Y recuerda siempre que un buen principio predispone el ánimo para ver una gran historia épica norteamericana. Haz una buena presentación, pon una sintonía que te den ganas de levantarte puño en alto a marchar hacia la victoria y luego empieza tu gran historia.

Cuenta si son catorce y está hecho.

Alberto Haj-Saleh | 10 de agosto de 2011

Comentarios

  1. gatavagabunda
    2011-08-11 06:39

    Mi momento favorito de toda la serie es, precisamente, el encuentro de Adams con el Rey: no sólo el protagonista siente en sus carnes el efecto de la puesta en escena de “la grandeza de la monarquía”, sino que el propio espectador no puede evitar tragar la saliva. Y bueno, Adams aparte, lo de Jefferson es un flechazo irremediable. ¡Qué personaje, señores!

    (La música es un peligro. Te puedes pasar un mes canturreándola).


Textos anteriores

-
El final [20/12/13]
-
También en 2013... [11/12/13]
-
Así que el 2013... [04/12/13]
-
Resumiendo más [19/12/12]
-
Resumiendo [12/12/12]
-
Puro goce [05/12/12]
-
-
Las películas [07/11/12]
-
Granito de Arena [24/10/12]
-
Como desees [10/10/12]
-
Sí que entienden [26/09/12]

Ver todos


LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal