Libro de notas

Edición LdN
Butaca no numerada por Alberto Haj-Saleh

Sentado en una vieja Butaca no numerada de terciopelo rojo, el autor se lanza a una reflexión impúdica todos los miércoles sobre cualquier cosa que se atreva a moverse por las pantallas, sean éstas de cine o no. Alberto Haj-Saleh es editor de LdN y autor de la columna Teatro Abandonado.

La era del vacío

Sofía Coppola es una directora demasiado marcada por ser quién es, en todos los sentidos. Por ser la hija de Francis Ford Coppola, por ser mujer, por ser la ex pareja de Quentin Tarantino, por ser rica, por ser mona (más o menos)… eso implica que la distancia crítica hacia su trabajo se convierte en algo complicado, demasiado dependiente de filias y, sobre todo, de fobias que van más allá de su obra. No en vano, cuando se trata de criticar sus películas, los calificativos casi siempre inciden en lo personal, desde “niña de papá” a “pija consentida”.

El éxito inmenso e internacional que tuvo su segunda película, Lost in traslation (2003), cogió desprevenido a todo el mundo. La película fue candidata a cuatro Oscars, uno a la mejor dirección, coleccionó premios en todo el mundo y convirtió a Scarlett Johansson en la megaestrella de Hollywood que es hoy, aparte de darle a Bill Murray el papel más laureado de su carrera (el más recordado no: ese es el de Peter Venkman en Los Cazafantasmas, por si hay dudas).

Desde entonces el público y la crítica se polarizó en dos corrientes muy definidas: los que —como yo mismo— pensamos que Sofía Coppola es una maestra filmando las emociones humanas en el estado más desnudo y puro; y los que acusan a la directora de limitarse a rodar grandes y pedantes globos completamente vacíos.

Somewhere es su última película y viene de llevarse el premio gordo en el Festival de Venecia. Por supuesto han llegado los comentarios que señalaba en el primer párrafo, más si tenemos en cuenta que el presidente del jurado del festival era el propio Tarantino. En la película Stephen Dorff interpreta a Johnny Marco, un actor taquillero de Hollywood divorciado que se encuentra de pronto con que tiene que cuidar durante un par de semanas a su hija de once años, una preciosa Elle Fanning.

Como si quisiera responder a esas acusaciones de vacío, Sofía Coppola utiliza poco más de hora y media de película para, en un guión de poquísimas palabras dichas en voz altas, enseñarnos con detalle los entresijos de la nada emocional que gobierna la vida de lujo de Johnny, ligeramente coloreada de brillantez con la presencia de su hija en su vida, pero rápidamente devuelta a su gris inocuo existencial de cada día. La directora no se conforma con mostrar cuatro elementos que nos hagan pensar “oh, qué sólo está este hombre”, la clásica habitación semivacía, sin fotos y sin recuerdos; no, lo lleva mucho más allá y juega a mostrar cada momento inane de cada jornada, en un mundo en el que nunca sabemos exactamente dónde se encuentra Johnny, si eso es su casa o un hotel, si es Los Angeles, Milán o es otra ciudad, si esas personas que le rodean son sus amigos, si la voz al teléfono que le organiza la agenda existe de verdad, si alguno de los que se le acerca carece de una segunda intención en su gesto. Al final le quedan su hija, su hermano y tal vez ese viejo camarero que le canta con una guitarra cascada, de los pocos seres humanos que intentan darle y no quitarle algo. Johnny vive en el más absoluto de los vacíos, y Sofía Coppola logra que ese vacío salga contigo del cine. Eso no es nada fácil.

Alberto Haj-Saleh | 22 de septiembre de 2010

Textos anteriores

-
El final [20/12/13]
-
También en 2013... [11/12/13]
-
Así que el 2013... [04/12/13]
-
Resumiendo más [19/12/12]
-
Resumiendo [12/12/12]
-
Puro goce [05/12/12]
-
-
Las películas [07/11/12]
-
Granito de Arena [24/10/12]
-
Como desees [10/10/12]
-
Sí que entienden [26/09/12]

Ver todos


LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal