Libro de notas

Edición LdN
Butaca no numerada por Alberto Haj-Saleh

Sentado en una vieja Butaca no numerada de terciopelo rojo, el autor se lanza a una reflexión impúdica todos los miércoles sobre cualquier cosa que se atreva a moverse por las pantallas, sean éstas de cine o no. Alberto Haj-Saleh es editor de LdN y autor de la columna Teatro Abandonado.

Tres o cuatro cosas sobre los Oscar

  • Por la razón que sea, la ceremonia de los Oscar de este año se ha hecho larga, pesada y aburrida, sin ningún tipo de ritmo. Falló todo: los presentadores no estuvieron a la altura, mejor Steve Martin pero realmente flojo (y nervioso) Alec Baldwin. Los entrega-premios pasaron sin pena ni gloria, menos Ben Stiller que estuvo muy divertido disfrazado de Na’avi, a pesar de la cara de palo de James Cameron mientras oía sus chistes. El número musical de las bandas sonoras ya lo he olvidado; y no es comprensible que adviertan duramente sobre la duración de los discursos de agradecimiento o corten de forma extremadamente maleducada al ganador del corto de ficción antes de que pueda hablar mientras que echan diez minutos en presentar a cada cada candidato a los premios de interpretación. El año pasado ya fue mala idea y este año ha sido peor.
  • Así, no es de extrañar que Tom Hanks llegase a dar el premio a la mejor película y tardase veinte segundos en saludar, abrir el sobre y decir The hurt locker.
  • Las diez candidatas en lugar de cinco: otra idea absurda. Las cinco candidatas reales fueron The hurt locker, Avatar, Inglorious basterds, Precious y Up in the air.
  • Tampoco hubo emoción en la entrega de premios, más allá de saber si sería la de Bigelow o la de Cameron la vencedora: desde el principio de la noche quedó claro que todo sería un mano a mano entre ellas dos y que sólo Precious (que salió muy bien parada con dos premios de interpretación y el de guión adaptado) podría llegar a dar una campanada. Pero no.
  • El premio al guión original de The hurt locker fue el mejor indicador de que esa iba a ser su noche: raro es que una película se lleve el premio gordo sin haber ganado antes el guión. Pero de todas formas lo más significativo fueron los dos premios de sonido para la película sobre Irak. Tiene sentido: una película sobre artificieros tiene que trabajar especialmente el sonido. Por eso no estoy de acuerdo con eso que leo por todas partes de Avatar se llevó los premios técnicos: estos dos se fueron para la otra.
  • El único momento en el que exclamé un taco (inmortalizado en nuestra cuenta de Twitter) por la sorpresa fue con el Oscar a El secreto de sus ojos. Mi hermano me apuntó como clave lo consolidado que está Juan José Campanella como director de series de TV en los Estados Unidos. Es una buena pista, pero sobre todo es para alegrarse de que haya ganado una película tan buena.
  • Hablando de la escasez de sorpresas: ¿cuándo fue la última vez que hubo sorpresas en los premios de interpretación? Para las categorías principales hay que remontarse a Roberto Benigni en los Oscar de 1998 ganando por la mano a los dos favoritos, Nick Nolte y Ian McKellen; en las actrices principales, aunque Marion Cotillard era algo menos favorita que Julie Christie en 2007 y quizás la Hillary Swank de Boys don’t cry cotizaba un poquito menos en las apuestas que la muy embarazada Annette Bening en 1999, para una sorpresa de verdad grande hay que irse a 1991 y ver como la Clarice Starling interpretada por Jodie Foster dejaba mudas a las dos favoritas, Geena Davis y Susan Sarandon, Thelma & Louise. Más de diez años en ambos casos.
  • Con respecto a las actrices: no he visto The blind side, no sé cómo estará Sandra Bullock (me cae bien esa muchacha, así que la veré con buenos ojos) ni el empaque de la película. Pero hace dos años me preguntaba en esta misma columna ¿Dónde están las actrices norteamericanas? y con algún detalle cambiado, podría volver a publicar prácticamente el mismo artículo esta misma semana.
  • En conclusión, ¿estoy contento con los premiados? Sí, en líneas generales sí, mucho más digno el resultado final que el año pasado. The hurt locker es muy buena película, con una moraleja final mal presentada y demasiado subrayada que joroba un poco pero no estropea el conjunto del film. Por cierto, las consideraciones políticas que estoy leyendo a día de hoy son grandes onanismos mentales, ganas de dar una lectura en clave política de los premios y nada más. Memeces. Todas ellas.
  • También me quedé contento con la estupenda canción ganadora, de Crazy Heart. La película en cambio es de lo más flojo de entre todas las candidatas a algo: obvia, tópica y horriblemente escrita. Menos mal que Jeff Bridges es de los que llena la pantalla él sólo y logra que la película no se hunda con el puro poder de su presencia, su mirada y su voz. Pero la banda sonora es maravillosa, aunque no te guste demasiado el country.

  • Termino dejando una pregunta que hice en Twitter durante la noche. The hurt locker me ha parecido una buena película y una ganadora más que decente. Pero no la llamaría “gran película”, en el sentido de la sensación de trascendencia, de que pasará a la historia, de que he visto una obra de las que engrandecen el cine. La pregunta es: ¿cuáles creen que fue la última “gran película” que se llevó el Oscar a la mejor película?
Alberto Haj-Saleh | 10 de marzo de 2010

Comentarios

  1. c.
    2010-03-10 18:11

    Hum… Buena pregunta. No sé, en mi opinión, creo que tenemos algunas muy buenas películas de los últimos veinte años que podrán llamarse ‘clásicos’ en los próximos cincuenta. Por ejemplo, Million Dollar Baby, Sin Perdón, El silencio de los corderos o American Beauty.

    De todas formas, para mí la única ganadora del Oscar a la mejor película verdaderamente apabullante de los últimos veinte años es La lista de Schindler.

  2. Marcos
    2010-03-10 21:42

    Para mí The Hurt Locker es mucho mejor película que Avatar; sin embargo, respondiendo a tu pregunta, es más que posible que para la historia del cine suene mucho más en el futuro Avatar.

    Así que te cae bien Sandra Bullock. Pensé que te conocía.

    Saludos

  3. Alberto
    2010-03-10 21:59

    Es más, he visto Las fuerzas de la naturaleza… ¡en el cine! Y Prácticamente magia… ¡también!

  4. Pianista
    2010-03-10 23:21

    Eres increíblemente gruñón. Que lo sepas.

  5. Alberto
    2010-03-10 23:27

    Serás jodío :D

  6. Julia
    2010-03-10 23:40

    Me vienen a la memoria unas cuantas, Sin perdón, American beauty, Crash o No es pais para viejos, pero seguramente no pasaran a la historia del cine, o si, ¡vaya usted a saber! Por cierto, ¿Practicamente magia…? tks.

  7. Marcos
    2010-03-10 23:41

    ¡¡¡¡Y se sabe títulos de su filmografía!!!! ¡¡¡¡¡¡¡Y pagó por ellos!!!!!!!!!!

    Tómate un descanso, viaja, estás demasiado implicado en este caso.

    Saludos

  8. Jaime
    2010-03-11 03:10

    Rocky, sin duda.


Textos anteriores

-
El final [20/12/13]
-
También en 2013... [11/12/13]
-
Así que el 2013... [04/12/13]
-
Resumiendo más [19/12/12]
-
Resumiendo [12/12/12]
-
Puro goce [05/12/12]
-
-
Las películas [07/11/12]
-
Granito de Arena [24/10/12]
-
Como desees [10/10/12]
-
Sí que entienden [26/09/12]

Ver todos


LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal