Libro de notas

Edición LdN
Butaca no numerada por Alberto Haj-Saleh

Sentado en una vieja Butaca no numerada de terciopelo rojo, el autor se lanza a una reflexión impúdica todos los miércoles sobre cualquier cosa que se atreva a moverse por las pantallas, sean éstas de cine o no. Alberto Haj-Saleh es editor de LdN y autor de la columna Teatro Abandonado.

Me and Mr. Alda

Yo de pequeño quería ser Alan Alda. Supongo que apenas comprendía lo que salía en la pantalla, pero recuerdo perfectamente cómo adoraba el momento en el que varios helicópteros militares sobrevolaban Corea y empezaban a sonar las notas de un tema llamado Suicide is painless. De pronto, unas letras amarillas se superponían a las imágenes, unas letras que decían: M*A*S*H. Aún me da un pequeño repelús recordarlo, es una de esas imágenes que por la razón que sea me devuelven a sensaciones de mi infancia, de muy pequeño.

Y yo quería ser Alan Alda. Me parecía el tío más divertido del mundo, siempre de buen humor, siempre haciendo chistes, siempre gastando bromas, alto, guapete y un médico de primera. Además era el tipo más íntegro que te podías echar a la cara, uno de esos a los que le confiarías tu vida sin pensarlo. Sí, en cierto modo se puede decir que Alan Alda fue mi primer héroe.

Desde entonces, siempre que lo veo apareciendo aquí o allá, ya sea interpretando al viejo doctor Lawrence en un par de capítulos de Urgencias, ya sea bordando al maravilloso solterón Ted, siempre detrás de una no menos maravillosa Diane Keaton en Misterioso asesinato en Manhattan (Manhattan murder mistery, Woody Allen, 1993), siempre me llevo una alegría y me parece que está tan en forma como siempre, tan divertido y tan caradura y pienso: “qué coño, yo quiero cumplir años como Alan Alda”.

Lo traigo a colación porque el otro día volví a ver una película estupenda de Robert Mulligan llamada El próximo año, a la misma hora (Same time, next year, 1977) en la que comparte todo el metraje con Ellen Burstyn. Basada en una obra de teatro de Bernard Slade, la película cuenta la historia de América desde 1951 hasta 1977 a través de la relación adúltera de un contable y una ama de casa que viven un primer encuentro casual en un hotel de California y que luego siguen repitiendo ese encuentro una vez al año, siempre en el mismo fin de semana y siempre en el mismo hotel.

La película es un regalo para un admirador incondicional como yo, porque podemos ver a Alda en esencia, dando lo mejor de sí. Son dos horas de duelo interpretativo entre dos actores en estado de gracia que epilogan todo un modo de entender el diálogo en la comedia clásica, esa en la que la réplica y la contrarréplica es ágil y fresca, incisiva y sarcástica, rápida y que deja sin resuello. También es una manera magnífica de ver que, sea porque el personaje era como él, sea porque él es como todos sus personajes, al terminar el film Alan Alda nunca ha dejado de lado la imagen que hemos construido de él, a pesar de la amargura y el dolor de uno de los episodios, a pesar de la cobardía y el patetismo de otro de ellos. Al final, Robert el contable, Alda el actor, es ese granuja encantador irresistible que siempre hemos creído que es, una suma de defectos irritantes que componen al héroe de la pantalla que siempre he querido ser.

Alberto Haj-Saleh | 02 de septiembre de 2009

Comentarios

  1. raffles
    2009-09-02 17:08

    Comparto contigo el fanatismo con Alan Alda… recuerdo haber seguido la serie MASH completa en los 80 y me cabrea que todavía no esté disponible completa en España.

  2. Jaute
    2009-09-02 20:53

    He recordado esa película desde que la vi, hace años, incapaz de recordar el título, aunque sí buena parte de las escenas y diálogos sobre los que no comentaré para quienes no hayan tenido oportunidad de verla. Estoy encantada por este reencuentro. Gracias y saludos.

  3. An.onim.o
    2009-09-09 21:23

    Me encantó esa película y me encanta Alan Alda. Gracias por el post y por traerme de nuevo ese recuerdo


Textos anteriores

-
El final [20/12/13]
-
También en 2013... [11/12/13]
-
Así que el 2013... [04/12/13]
-
Resumiendo más [19/12/12]
-
Resumiendo [12/12/12]
-
Puro goce [05/12/12]
-
-
Las películas [07/11/12]
-
Granito de Arena [24/10/12]
-
Como desees [10/10/12]
-
Sí que entienden [26/09/12]

Ver todos


LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal