Libro de notas

Edición LdN
Butaca no numerada por Alberto Haj-Saleh

Sentado en una vieja Butaca no numerada de terciopelo rojo, el autor se lanza a una reflexión impúdica todos los miércoles sobre cualquier cosa que se atreva a moverse por las pantallas, sean éstas de cine o no. Alberto Haj-Saleh es editor de LdN y autor de la columna Teatro Abandonado.

Notas de un cine de verano casero (III)

  • El orden de la estantería de DVD es, como tantas otras cosas que ordenamos en nuestra vida, absolutamente particular e intransferible en cada casa, pareja, individuo o habitación. El orden tiene que ser comprendido por el dueño y nada más, da igual si el criterio final son los colores, los directores o las épocas.
  • En casa tenemos básicamente dos tipos de DVD: los de cine clásico (entendiendo por clásico el anterior a 1970) y los de cine de autor (entendiendo por cine de autor aquel que acaba viéndose en un festival de cine y reseñado por la Cahiers du cinema). Así que tenemos una balda dedicada a una cosa y una balda dedicada a la otra. En la de abajo está todo aquello que no son películas: conciertos, recitales de Les Luthiers o la final de Wimbledon de 2008 entre Nadal y Federer.
  • Finalmente están los DVD sueltos, los que no sabemos donde ubicar. Los del cine del Hollywood más reciente, que son regalos normalmente; las películas que no terminas de saber cómo llegaron ahí, como alguna de Chuck Norris; y los packs, ese invento de kiosco en el que se juntan tres películas sin aparente relación bajo epígrafes como “Cine de Aventuras”, “Grandes Historias” o “Mitos de la gran pantalla”.
  • Entre los de cine de Hollywood nos paramos a ver Iron Man (John Favreau, 2008), que disfruto como un enano, sin más peros ni más porqués. Apunta ella: “es curioso cómo al cine de Hollywood le perdonas muchas más cosas que al cine de autor. Supongo que tiene que ver con la pura capacidad de disfrute”.
  • Pero la marcianada viene de dentro de uno de los packs. Junto a un western con Alan Ladd y una de las primeras películas de Peckinpah aparece un film de 1969 protagonizado por Robert De Niro llamado Cambalache. Cuando lo ponemos, el horror, el horror.
  • La película es un petardazo inaguantable sin pies ni cabeza. La copia en DVD es infame, apenas se ve y apenas se oye. Los subtítulos están hechos, como mínimo, con el traductor de Google. No tiene títulos de créditos al final, termina de forma abrupta. La trama es idiota: un tipo sale de la cárcel después de diez años y jura vengar la muerte de su hermano, asesinado años atrás. Investigando (je), averigua que su hermano era director de películas porno y que posiblemente chantajeaba a algún político bien situado. Los sucesos de su último día de vida aparecen narrados por los testigos en flash-back, donde vemos que De Niro es ese hermano asesinado. Desafortunadamente los flashbacks no tienen sentido, ni coherencia, ni tratan de nada. Toda la película es ridícula hasta no poder evitar estallar en carcajadas.
  • Al terminar de verla, me abalanzo a por Internet para saber más cosas del engendro que acabo de ver. Entonces es cuando se me cae la mandíbula: las imágenes de De Niro están sacadas de una película llamada Sam’s song, un drama al estilo francés de 1969 donde se narra el fin de semana de un joven sensible en casa de un matrimonio amigo que pasa por un mal momento en su relación. La película no llegó a estrenarse.
  • Diez años más tarde, la imposible productora Cannon tenía los derechos de aquel film no estrenado, y por aquel entonces De Niro ya era una gran estrella. ¿Qué hicieron? Rodaron unas secuencias extra para transformar la historia en un relato de venganza y al sensible De Niro en un chantajista director de porno. Con la ayuda del montaje y contratando de nuevo a los mismos actores (Menos a De Niro y a Jennifer Warren, cuyo personaje hace otra actriz completamente diferente diez años después) construyeron la bazofia que acababa de ver. El remate: se quedaron sin presupuesto así que ni siquiera pudieron terminar la película.
  • No sé si para bien o para mal, pero Internet ha matado toda posibilidad de que una historia como esta pueda volver a repetirse. Ahora no picaría nadie. Aunque nosotros gastamos un euro en ese Pack, así que quien sabe…
Alberto Haj-Saleh | 12 de agosto de 2009

Comentarios

  1. Merche
    2009-08-13 19:37

    Lo de “Cambalache” es muy fuerte. ¡Pero que muy fuerte…!

    A mí lo que me despierta curiosidad es saber cómo hubiese sido “Sam´s song”. La verdad es que la película en cuestión, despedazada por los injertos de la Cannon, es un poco difícil de apreciar, pero… sospecho que también sería de “agárrate que hay curva”.

  2. Guillermo Zapata
    2009-08-18 19:57

    Pero, pero… ¡Es fantástico! La película será una basura, pero la historia es MA-RA-VI-LLO-SA. Ya le digo yo que va a hablar más de ella de lo que se cree. La película terminará por gustarle más solo por la anécdota.

    Yo me la guardo para contarla como si me hubiera pasado a mi, que es como hay que contar las cosas. :P

    Chaus.


Textos anteriores

-
El final [20/12/13]
-
También en 2013... [11/12/13]
-
Así que el 2013... [04/12/13]
-
Resumiendo más [19/12/12]
-
Resumiendo [12/12/12]
-
Puro goce [05/12/12]
-
-
Las películas [07/11/12]
-
Granito de Arena [24/10/12]
-
Como desees [10/10/12]
-
Sí que entienden [26/09/12]

Ver todos


LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal