Libro de notas

Edición LdN
Butaca no numerada por Alberto Haj-Saleh

Sentado en una vieja Butaca no numerada de terciopelo rojo, el autor se lanza a una reflexión impúdica todos los miércoles sobre cualquier cosa que se atreva a moverse por las pantallas, sean éstas de cine o no. Alberto Haj-Saleh es editor de LdN y autor de la columna Teatro Abandonado.

Las cinco finales

A estas horas del último día del año (sí, a veces casi casi que leéis esta columna en “tiempo real”) sólo me queda cumplir la promesa más tópica de la lista más tópica: contaros mis cinco películas del año. Después de valorar muchos criterios más o menos cuantificables y de contemplar muchos aspectos críticos, he llegado a la conclusión de que sólo puedo hacer una lista completamente sincera: la que habla de mis cinco mejores sensaciones térmicas al salir del cine. Si arranqué esta columna con ellas (con las sensaciones térmicas) por algo sería.

5. Wall-E, Andrew Stanton

Ese robot con aire de enfadado de la foto responde al nombre de M.O. y es una unidad de limpieza moderna. También es el mejor actor secundario del año (pegándose con Brad Pitt y Robert Downey Jr. en dura lucha) pero por la razón que sea los festivales y academias no se deciden a premiar nunca a actores de dos dimensiones. Ya entrarán en razón. M.O. es la versión avanzada en centenares de años de Wall-E, protagonista absoluto de una de las primeras mitades del cine más hermoso que se ha filmado desde los años veinte. La segunda mitad de esta comedia amarga del futuro es completamente convencional, mucho más infantil (leñe, es una película para niños) y bastante divertida igualmente, pero en nada empaña la mejor película de animación de siempre y una de las mejores películas (en general) del año. Dijo Zifra que será necesario revisar una y otra vez el DVD para detectar cada detalle de la película y no puedo estar más de acuerdo.


4. Gomorra, Matteo Garrone
Poco más se puede añadir a uno de los fenómenos literarios, cinematográficos y sociales del año. Gomorra es una película amarga y desagradable que te mete un miedo irracional y perverso en el cuerpo a medida que se va acercando a su final. Lo que hace excepcional a Gomorra es que te obliga a ver lo que no quieres ver y a saber lo que preferías no saber. Todo lo demás es secundario en un filme que probablemente pasará a la historia. Ojo, imprescindible verla en versión original napolitana: las voces y el habla de sus personajes son la mitad de la película.


3. JCVD, Mabrouk El Mechri
Ya dije mucho sobre ella en otra columna. Pero por si acaso permitidme que insista: la secuencia en la que Jean-Claude Van Damme se evade del infierno que está viviendo para mirar a la cámara y explicar que las cosas han dejado de irle bien es mi momento cinematográfico del año.






2. Entre les murs (La clase), Laurent Cantet
No tengo más remedio que hacer trampas e incluir una película que se estrenará el próximo nueve de enero, pero el impacto que me ha producido este filme de Laurent Cantet, Palma de Oro de Cannes en este 2008, me obliga a no dejarlo correr. Monsieur Marin, profesor de la clase que da título a la película, no es heroico, no transforma la vida de sus alumnos, no les saca de su miseria. No tiene una moral irreductible, no tiene una ética intachable, no tortura a sus alumnos, no les amarga, no es el enemigo. A veces se equivoca, otras veces da de lleno en lo que ellos necesitas y muchas veces se aburre los lunes por la mañana. Monsieur Marin hace, simplemente, lo que puede cada día, como la mayoría de nosotros. Sus alumnos no son excepcionales, ni genios en potencia, ni “sólo necesitan que alguien desarrolle su potencialidad”. No son particularmente malos ni el peor curso posible, no llevan (en general) armas a clase y no van a matar a ocho compañeros y un profesor. Los alumnos, simplemente, van a la escuela porque tienen que hacerlo y lo sobrellevan como pueden. Cualquiera que haya sido profesor alguna vez o quiera serlo sentirá al ver Entre les murs que lo que está viendo no es la representación de un aula: es la clase en sí misma, secuestrada para ponerla en las pantallas de cine. Una obra maestra.


1. Il Divo, Paolo Sorrentino

Cuando más de un mes después de ver una película sigues pensando cada día en ella, repasando tal o cual secuencia o revisando con detalle determinado movimiento de cámara; cuando te pones la banda sonora continuamente no porque te guste escucharla (que también) sino tratando de revivir partes del filme; cuando, en fin, le cuentas a quien quiera oírte que tiene que ir a ver esa película como sea, aunque ese “como sea” el ministerio de cultura lo convierta en “si no eres legal, no eres legal”… cuando quieres hacer una lista de mejores películas sólo para poder incluir ésa dentro de ella, está claro que ya sabes cuál ha sido tu película del año.

Alberto Haj-Saleh | 31 de diciembre de 2008

Comentarios

  1. gatavagabunda
    2009-01-01 02:04

    Ah, pues tenemos un 40% de coincidencias, mire qué saludable…

    Teniendo en cuenta su particular historia de amor con Italia, señor Haj-Saleh, no sorprende que haya dos películas en su lista tan directamente relacionadas con la realidad de ese país.

    Por cierto, a mí también me encanta M.O. :-)

  2. Marcos
    2009-01-01 02:20

    Veamos: la segunda parte de Wall-E es tan rematadamente mala que la inhabilita para aparecer en lista alguna, en mi modesta opinión. Del resto no he visto nada (ya ven), pero es sospechoso tanto italiano en la lista.

    Saludos

  3. Alberto
    2009-01-01 03:51

    Bah, si no tienes criterio alguno, tú que vas a decir.

    Estás despedido.

  4. javi
    2009-01-08 18:08

    buena lista, pero corta no? queremos saber más….
    un saludo desde la otra butaca.

    por cierto…¿no te pareció los cronocrímenes un corto alargado? je je es broma.

  5. María José
    2009-01-22 03:59

    Yo en esto del cine voy con mucho retraso, así que de momento sólo he visto “Entre les murs” (que no sé por qué lo han traducido por “La clase”, mucho menos sugerente) y coincido plenamente contigo. Me parece increíble todo, como nada resulta artificioso, ni los diálogos de los alumnos, ni los de los profesores, con lo difícil que es retratar la normalidad de un día de clase. Totalmente alejada de los tópicos.


Textos anteriores

-
El final [20/12/13]
-
También en 2013... [11/12/13]
-
Así que el 2013... [04/12/13]
-
Resumiendo más [19/12/12]
-
Resumiendo [12/12/12]
-
Puro goce [05/12/12]
-
-
Las películas [07/11/12]
-
Granito de Arena [24/10/12]
-
Como desees [10/10/12]
-
Sí que entienden [26/09/12]

Ver todos


LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal