Libro de notas

Edición LdN
Butaca no numerada por Alberto Haj-Saleh

Sentado en una vieja Butaca no numerada de terciopelo rojo, el autor se lanza a una reflexión impúdica todos los miércoles sobre cualquier cosa que se atreva a moverse por las pantallas, sean éstas de cine o no. Alberto Haj-Saleh es editor de LdN y autor de la columna Teatro Abandonado.

Le Tour de France

Si contamos con la excepción del boxeo en general y con algún otro caso particular, podríamos asegurar que el cine y el deporte nunca se han llevado demasiado bien. Es extraño, porque siempre he pensado que pocas cosas se prestan más a la épica y a las connotaciones literarias y a veces míticas como las competiciones deportivas, tanto las de alto nivel como los logros en la escala más básica. Esa dimensión épica adquiere su punto álgido con el ciclismo, en los últimos años arrinconado de su faceta puramente deportiva en beneficio del sensacionalismo mediático del doping y las drogas de nueva generación. Sin embargo en pocos deportes el heroismo se adivina tanto o más en el que llega el último como el que gana.

Champion – Ampliar
Bienvenidos a Belleville (Les triplettes de Belleville, Sylvain Chomet, 2003) es un maravilloso filme de animación tradicional donde el Tour de Francia aparece como protagonista al fondo. Champion es un niño huérfano que queda al cuidado de su abuela, Madame Souza, consagrada a la felicidad de su pequeño nieto. Esa felicidad aparece inesperadamente en un triciclo: Champion sueña con correr algún día el Tour de Francia y años después ese sueño se cumplirá. Pero una oscura mafia le secuestra en plena carrera para llevarlo a Belleville —trasunto exagerado y enloquecido de Nueva York—, donde junto con otros ciclistas será utilizado en un oscuro juego de apuestas ilegales. Su abuela, acompañada del obeso perro Bruno, irá a rescatarlo y contará con la ayuda de las trillizas de Belleville, tres hermanas cantantes de jazz que una vez fueron las artistas más grandes de la ciudad.

En una película prácticamente muda de diálogos (que no de sonidos y músicas, todas imprescindibles), Chomet dirige un precioso canto a un tiempo fronterizo entre la locura de los años veinte y treinta y la modernidad más acelerada. Esos míticos años cincuenta donde las estrellas “bigger than life” dejan de brillar en el firmamento del Music Hall para vivir entre recuerdos de grandeza y de una época donde había más luz en cualquier sala nocturna de jazz que en el mismo cielo. La abuela es un personaje inmenso, un ejemplo de voluntad y amor incondicional, una heroína imposible que se abre paso en esa sociedad que se apretuja en torno a sí misma para liberar a su nieto de las garras de unos gángsters de caricatura, aburridos de su propio poder.

Y de fondo la “grande boucle, la carrera más importante del mundo, paisaje que puebla la película donde su director tiene la delicadeza de detenerse un rato, de saborearla, de mostrar a las familias apostadas con su mesa de cámping y su mantel a cuadros en los márgenes de las carreteras, en aquellos tiempos donde el paso del Tour era un auténtico día de fiesta y un motivo para el picnic y la excursión. De todo ese entorno multicolor sobresale, por encima de un aclamado Anquetil al que fotografían sonriente con su maillot amarillo en el pódium, el otrora pequeño Champion, ahora un esforzado corredor mediocre de mirada melancólica y ojos arrasados que continua pedaleando sin descanso, aunque sea el último, aunque nadie quede para aplaudirle, aunque detrás de él sólo quede el coche escoba: Champion pedalea al ritmo de los silbatazos de su abuela porque, aunque se deje la vida en ello, él está cumpliendo su sueño de correr el Tour de Francia.

Alberto Haj-Saleh | 06 de agosto de 2008

Comentarios

  1. J. Addams
    2008-08-07 04:49

    sí, me encanta esa película, siempre que la veo se me escapan dos o tres lagrimillas (además de que es estéticamente preciosa y tiene una música fantástica), y sí, el ciclismo es Épica!
    saludos

  2. Pamela
    2008-08-07 12:52

    Es una de mis favoritas. El Acordeón de Rivette, la vitrina de la carnicería, el fado al piano de Mme Souza, los masajes con la cortadora de pasto, las ranas… Disfruto mucho al verla con mi hijo.

  3. Marcos
    2008-08-07 18:48

    Hombre, no comparto tu afirmación inicial de que deporte y cine nunca se han llevado bien… esa afirmación es extensible a cualquier otra temática: las buenas películas siempre son excepciones, sea cual sea la temática. Es más, me atrevo a asegurar que porcentualmente el deporte ha dado buenos resultados como tema cinematográfico. Como bien apuntas, hay varias películas sobre el boxeo magistrales, pero también las hay buenas de ajedrez (En busca de Boby Fisher), de Beisbol, de fútbol americano y hasta de fútbol europeo; no cito títulos porque soy patético recordándolos, y perezoso para buscarlos.

    Saludos

  4. CARLOS HERNANDEZ
    2009-12-24 05:02

    EL OTRO DIA VI, NO SE SI PELICULA O CORTOMETRAJE DE DIBUJOS ANIMADOS SOBRE UNAS AL PARECER TRIO DE HERMANAS GEMELAS Y OTRA SEÑORA CHAPARRITA QUE POR CIERTO TIENE UNA PIERNA MAS GRANDE QUE OTRA, POR LO QUE SE VE OBLIGADA A USAR UNA PLATAFORMA EN LA PIERNA DERECHA. COMO YA ESTABA MUY EMPEZADO EL PROGRAMA, SOLO VI QUE AL FINAL PELEAN UTILIZANDO TODA SU INTELIGENCIA CONTRA UN CAPO Y SU PLEYADE DE PISTOLEROS. ALGUIEN SABE COMO SE LLAMAN ESOS PERSONAJES ???

  5. Alberto
    2009-12-24 05:04

    Pues… sí, si te lees esta columna donde estás comentando verás que hablo exactamente de ESA película, Bienvenidos a Belleville

    O_O


Textos anteriores

-
El final [20/12/13]
-
También en 2013... [11/12/13]
-
Así que el 2013... [04/12/13]
-
Resumiendo más [19/12/12]
-
Resumiendo [12/12/12]
-
Puro goce [05/12/12]
-
-
Las películas [07/11/12]
-
Granito de Arena [24/10/12]
-
Como desees [10/10/12]
-
Sí que entienden [26/09/12]

Ver todos


LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal