Libro de notas

Recomendaciones LdN

Yo me marcharé, pero mi música quedará

Apasionante este texto de Wade Matthews sobre la posibilidad de que existan también “ruinas” en la música. Yo me marcharé pero mi música quedará. Vía ./mediateletipos))).

«La música, en cambio, estructura el tiempo y no el espacio, aunque sí nos dice algo de éste. Una cantata de Bach arropada por la resonancia de una catedral es la música hablando del espacio. Así, si tuviera una relación recíproca con la arquitectura, sus ruinas tendrían que manifestarse en el espacio, al igual que las de la arquitectura se manifiestan en el tiempo. Pero, ¿hay ruinas musicales? ¿Podemos hablar, realmente, de la música desestructurada por el espacio? Y si la arquitectura aspira a permanecer en el tiempo, ¿Qué verbo ocuparía la posición de «permanecer» para definir las aspiraciones de la música para con el espacio? No sabríamos responder, pero sí podemos observar que, si entabla algún tipo de relación con el espacio, lo hará a través del sonido, y eso, que parece tan obvio, puede no serlo a la hora de aclararnos sobre lo que es, no es, o también es música. Porque, ¿es sonido la música? O, ¿es la idea musical, expresada de una u otra manera, y no necesariamente sonora?»

Alberto Haj-Saleh | 09/07/2013 | Artículos | Música


LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal