Libro de notas

Recomendaciones LdN

Portero automático

A través de un pequeño detalle, la desconexión de los porteros automáticos en los bloques de edificios por una cuestión de seguridad, Roger Colom reflexiona sobre la desconfianza endémica de la sociedad de Buenos Aires y sobre la dificultad de pertenecer a una red social física en estos tiempos. Portero automático.

«En Buenos Aires los porteros automáticos fueron desconectados hace años. Siguen funcionando el timbre y el interfono, pero ahora ya no se puede abrir la puerta de la calle desde el propio departamento; hay que bajar con la llave.
Dicen que es por seguridad, para evitar que cualquiera pueda entrar en el edificio y atracar a sus habitantes. Y no dudo que sea verdad. También es costumbre, cuando uno sale a la calle y se encuentra en el portal con un desconocido que ha llamado a uno de los departamentos y está esperando a que bajen a abrirle, no dejarlo pasar. Tiene que esperar a que le abran la puerta los que lo conocen.»

Alberto Haj-Saleh | 02/09/2008 | Artículos | Crítica social


LdN en Twiter

Publicidad

Publicidad

Libro de Notas no se responsabiliza de las opiniones vertidas por sus colaboradores.
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons
Desarrollado con TextPattern | Suscripción XML: RSS - Atom | ISSN: 1699-8766
Diseño: Óscar Villán || Programación: Juanjo Navarro
Otros proyectos de LdN: Pequeño LdN || Artes poéticas || Retórica || Librería
Aviso legal